A través de unos cáusticos tweets, el rapero asegura estar harto de todo.

Este fin de semana Lil Wayne, el rapero de Nueva Orleans, se ha sincerado con sus seguidores en Twitter a través de una serie de publicaciones en las que han expresado su abatimiento mental. Aunque no en vano lo ha hecho sin concretar el motivo es probable que sea consecuencia de una serie de eventos que ha vivido a lo largo de este año; desde las desavenencias con su sello discográfico Cash Money (y específicamente con su dueño Birdman) hasta su detención cuando iba camino de uno de sus conciertos en Nevada. Consecuentemente, también ha llegado a asegurar que lo “dejaría gustosamente”.

Sin embargo unas horas después, tras la confusión causada, el rapero añadía que estaba bien y pedía a los usuarios de la red que se había hecho eco de sus palabras que no “fliparán”. Por su parte su colega Chance The Rapper, con el que colabora en el reciente “Coloring Book” (16), ha entrado en la conversación para mandarle apoyo.

No sabemos en que quedará el tema, lo que sí sabemos es que por cuestiones contractuales “Tha Carter V”, el que debía ser su próximo álbum, sigue sin noticias de ver la luz pronto. En los últimos meses el rapero de Louisiana ha estado inmerso en el su libro “Til November”, que se publicará el 11 de Octubre, y que relata su estancia en la cárcel de Nueva York Riker Island en el año 2010.

Aquí, los tweets de la polémica