Entrevistamos a JazzWoman y estrenamos el videoclip de “Xe quin fàstic”
Noticias / Jazzwoman

Entrevistamos a JazzWoman y estrenamos el videoclip de “Xe quin fàstic”

Archivo — 04-12-2020
Fotógrafo — Frame del clip

Tenemos el placer de estrenar el videoclip –dirigido por Own Way– de la canción “Xe quin fàstic”, colaboración entre JazzWoman y Santa Salut, incluida en el disco “Maléfica” (Propaganda Pel Fet, 20) de la primera. Aprovechamos el momento para entrevistarla. Primero puedes leer la breve charla y, a continuación, ver el vídeo y empaparte del mensaje y la energía de estas dos empoderadas y combativas raperas.

Ha pasado ya un tiempo desde que “Xe quin fàstic” vio la luz, y que lanzaste “Maléfica”. ¿Estás contenta con la repercusión que han ido teniendo la canción y el disco conforme pasaba el tiempo?
La verdad es que estoy muy contenta con el resultado de “Maléfica”: esa combinación del concepto y la caracterización que usamos en fotografía y diseños con todo lo musical me apetecía mucho hacerla y fue un gustazo. Sobre “Xe quin fàstic” creo que ahora con la salida del videoclip la gente se va a poder hacer mucho más suya la canción y también el compromiso ante las injusticias que están cayendo en el mundo artístico y musical.

Supongo que es algo que te habrán dicho en diversas ocasiones. ¿Te consideras una suerte de precursora de la nueva generación de raperas de nuestro país?
En primer lugar creo que es una suerte y un regalo poder hacer lo que estoy haciendo y estar también en el punto en el que estoy. No lo siento tanto como ser precursora de nada en concreto: lo bonito del rap es la posibilidad que te da de contar lo que quieres y tienes dentro, sacarlo sin pelos en la lengua, ¡así lo vivo!

Al crear canciones como “Xe quin fàstic”, ¿cuál es el primer punto de partida: el mensaje que quieres transmitir, que encaje lo que quieres contar en la métrica del tema o lo que va a ser musicalmente el tema?
A nivel compositivo en general dejo siempre que todo fluya, lo bueno y lo malo. Este tema ha salido mucho de la rabia y el descontento ante ciertas frustraciones de querer hacer cosas y no poder. Por otro lado, en cierta manera y en un pasado no muy lejano, me he encontrado ante situaciones personales en las que mi palabra y mi opinión han valido poco. Parte de la rabia que hay en el tema viene también de ahí y se junta con toda una serie de situaciones injustas que al final hacen que explote la rabia.

En la canción hablas sobre una larga lista de sentimientos que te generan, ¿cuál te resulta más sencillo y más complicado transmitir en tus letras: la rabia, la pena, etcétera?
Sobrellevar sentimientos en general siempre es complicado, pero estar enfadada me resulta fácil de trasponer al ámbito artístico: expresar mi rabia contenida sale más fácil que escribir una buena canción de amor. Hacerme una canción más sentida, que salga del amor, me cuesta más y le tengo que dar mucha más caña a las palabras, las rimas, la métrica y el encaje de lo lírico en lo musical. Hablar desde el caos y la rabia, para mí es más fácil.

El tándem que haces con Santa Salut en la canción es súper efectivo. ¿Qué es lo que más te gusta de su propuesta y qué crees que suma a la canción?
Me encanta el flow que tiene la Santa y me encanta también que no tenga pelos en la lengua. Así que, para este tema, tenía pensada desde el principio que la colabo fuera con ella. Creo además que compartimos ciertas visiones de las cosas y artísticamente encajamos también muy bien juntas en rapeos cañeros y agresivos. Ha sido un gustazo marcarnos este tema juntas y poder currar con ella.

El apoyo que los artistas valencianos estáis dando a los equipos técnicos, etcétera, me parece muy loable. Parece que Valencia está trabajando muchísimo más por darle un sentido global a la escena y a lo que está ocurriendo que en otras partes del país. ¿Nos equivocamos o tienes una sensación parecida?
Creo que va más allá del ámbito territorial valenciano: creo que nos necesitamos unas a otros y tenemos que apoyarnos realmente entre nosotras. El sector musical sufre de una precariedad específica ya desde antes de la pandemia, y con toda la problemática derivada del COVID esa situación se ha agudizado y se ha empeorado si cabe aún más. Desde el sector hemos hecho muchas cosas desde el corazón y en algunos sentidos luego se nos ha ninguneado un poco y se nos ha dejado un poco abandonados y a nuestra suerte…

Te has creado –según tus propias palabras– una suerte de personaje para “Maléfica”, pero al mismo tiempo es evidente que eres tú la que está detrás de todas las denuncias que hay en tus canciones. ¿Dónde está la frontera entre Carmen, JazzWoman y Maléfica?
Sinceramente no veo ninguna frontera entre Carmen, JazzWoman y Maléfica: somos todas una. Y creo que de eso se trata, de poder aunar esas experiencias que han pasado diferentes mujeres e incorporarla a tu proceso vital de aprendizaje. Maléfica por ejemplo me ha dado ese poder, me ha ayudado a rebelarme y no callar delante de ciertas injusticias que si no les plantas cara y las acumulas en el saco, al final explotan. Estoy en el camino de expresarme, también desde el amor, el cariño y el respeto, pero el inconformismo y la rabia hay que poderlas sacar y que todo sume y nos ayude a sobreponernos a las adversidades que hemos tenido y tendremos en el camino.

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.