“En la música siempre se ha tendido a pensar que abusar de las mujeres es guay”
Entrevistas / U.s. Girls

“En la música siempre se ha tendido a pensar que abusar de las mujeres es guay”

Luis J. Menéndez — hace 2 años
Fotógrafo — Colin Medley

La entrevista con Megan Remy se produce con el 8-M, su huelga y multitudinarias manifestaciones en el horizonte. Todo encaja. In A Poem Unlimited (4AD / Popstock!, 2018), el nuevo disco de U.S. Girls, el primero en el que se apoya en una banda, es también epítome de una carrera que ha hablado largo y tendido desde diferentes ángulos sobre la causa feminista.


Hace un par de años y con motivo de la publicación de Half Free, un álbum que trata abiertamente de las complejas relaciones paternofiliales, ya había intentado entrevistar a Remy. ¡Vaya si lo había intentado! Por mail, por teléfono, y hasta a la salida de su concierto en la sala Boite de Madrid. Todo fue inútil. Lo recuerdo y al otro lado del teléfono suena una risilla sofocada. Ahora la promoción de In A Poem Unlimited nos da una segunda oportunidad, sin embargo el contexto es otro.

Días antes de la entrevista una banda de chicas se congratula de que quien lance las preguntas sea alguien de su mismo sexo. “¡Qué guay que nos entreviste una mujer!”. Algo está cambiando, sin duda. Arranco la entrevista con todo esto en la cabeza y la duda de si solamente las mujeres pueden ya aspirar a comprender a las mujeres. Me acuerdo de Chan Marshall, de Gata Cattana y también de mi pareja. Me siento un obstáculo, ¡un impostor! ¿Y si ésta fuera mi última oportunidad para alcanzar el entendimiento…?

¡Hola! ¿Cómo estás y desde dónde hablas?
Bien, bien. Estoy en Toronto ahora mismo.

Durante la promo de Half Free intenté sin éxito entrevistarte. Tengo curiosidad por saber cómo afrontas la promoción, si supone un engorro para ti y prefieres que la música hable por sí sola del proyecto o por el contrario crees que es una buena oportunidad para explicar al mundo tu propuesta.
Yo disfruto hablando con la gente, pero al mismo tiempo diría que la promo es un mal necesario (risas). En realidad no tengo mucha libertad al respecto, es algo que viene fijado por el sello: publicas disco y tienes que explicarlo. Pero también te digo que en ocasiones he llegado a tener conversaciones verdaderamente interesantes durante una entrevista. Nunca sabes. En cualquier caso soy consciente de que me encuentro en una situación privilegiada porque la gente se interesa por lo que hago y hasta quiere hablar conmigo.

In A Poem Unlimited es un disco que relata el enfrentamiento entre los géneros masculino y femenino. ¿Puedes contarme de dónde salen estas canciones? ¿Son la consecuencia de una crisis personal o simplemente una serie de observaciones y reflexiones sobre las relaciones entre hombres y mujeres?
Es una pregunta complicada… La idea general del disco surgió durante un periodo de crisis personal que experimenté mientras tenían lugar las elecciones a la Presidencia del Gobierno de los EEUU. Era algo que, como americana residente en Canadá, me afectó mucho. Fue un momento surrealista y de ruptura, de repente me sorprendía tirándome del pelo y gritando (risas). Tenía visiones de poblados ardiendo en Vietnam. Creo que era una forma de decirme a mí misma que la gente tenía que despertar del circo en el que se había convertido la política de Hillary Trump… ¡Oh, dios mío! Acabo de llamarle Hillary Trump. Pero tiene todo el sentido que haya tenido ese lapsus, porque en el fondo Hillary Clinton y Donald Trump son la misma persona para mí. Y fue algo que además viví con especial intensidad porque mi familia apoya a Trump. Yo, por supuesto, sabía que eran conservadores, pero no tenía ni idea de que pudieran llegar hasta ese punto con sus ideas. Y adquirir consciencia de que he nacido de personas con un punto de vista de la vida como ese es verdaderamente duro.

“Experimenté una crisis durante las elecciones de EEUU. De repente me sorprendía tirándome del pelo y gritando. Tenía visiones de poblados ardiendo en Vietnam”

¿De alguna forma les entiendes o resulta completamente incomprensible para ti que defiendan esas ideas?
Puedo entender… puedo entender que les han lavado el cerebro. Después de haber conocido a lo largo de mi vida a personas con mentalidades muy distintas creo que ellos tienen esa forma de pensar característica de la gente que ha crecido en ciudades pequeñas. No les culpo por ello. Fue una época muy dura para mí y las canciones vienen de ahí, de ese proceso de asimilar las atrocidades que se estaban cometiendo y que se iban a cometer por este hombre, por su única conveniencia.

Es curioso porque las letras del disco tienen un tono muy íntimo, de ruptura sentimental. Sin embargo cuando hablas del disco la visión que ofreces del mismo es prácticamente sociológica. No termino de entender del todo la conexión entre esos dos universos…
Bueno, es que a la hora de explicar el tipo de estructura social en la que nos encontramos lo mejor es hacerlo desde una perspectiva personal. Es complicado escribir una canción que hable de las dinámicas de poder de los hombres y cómo sus decisiones afectan a las mujeres.

Pero partiendo de la base de que tú misma reconoces que Hillary Clinton y Donald Trump representan las dos caras de la misma moneda, ¿cuál es la conexión entre las pasadas elecciones de los EEUU y las grietas en una relación heterosexual de las que hablas en el disco?
Bueno, Donald Trump fue elegido a la presidencia del Gobierno después de afirmar que si eres famoso puedes agarrar a las mujeres por el coño y hacer lo que quieras con ellas. Esa fue una expresión de violencia contra las mujeres, un hombre en posición de poder que habla de cómo agarrar a las mujeres, y después de eso todavía ha sido capaz de ser Presidente del Gobierno. No sé, tal vez no seas capaz de ver la conexión porque eres un hombre. Eso por no hablar de aquella escena a principios de los noventa cuando se le vio tirando del pelo de su mujer y tratándola fatal. Y muchas otras situaciones parecidas. Por ejemplo toda la mierda que Hillary Clinton tragó cuando su marido era el Presidente, con Bill Clinton utilizando su poder para tener sexo con una mujer que trabajaba para él. Todas estas dinámicas se reproducen luego a un nivel doméstico en las relaciones de pareja. Estos ejemplos que tienen lugar en las altas esferas son el espejo en el que nos miramos, y es un desastre.

Bueno, me gustaría dejarte claro que cuando te preguntaba por la conexión entre ese ámbito político y el doméstico lo que quería precisamente es que lo explicaras. Y creo que queda claro una vez que lo has hecho. Pero me parece injusto que pienses que lo pregunto porque al ser hombre soy incapaz de comprender lo infame de determinados comportamientos machistas. Si acaso te diré también que desde España le hemos prestado más atención a otras consecuencias de la victoria de Donald Trump como es su política de inmigración, sus políticas económicas o el boicot a las medidas contra el calentamiento global, que a sus episodios abiertamente machistas. Supongo que porque son aquellas que nos afectan directamente.
Pero es que todo está conectado. Su falta de respeto a las mujeres tiene una conexión directa con su falta de respeto por la gente de color o por los pobres. Si la gente no empieza a hacer este tipo de conexiones tenemos un problema.

Hace tiempo te escuché decir que no habías votado nunca en tu vida. Por lo que me cuentas entiendo que eso no ha cambiado en estas últimas elecciones…
No, no me van a hacer elegir entre dos demonios. No voy a participar de un proceso corrupto en sí mismo y que no nos representa.

¿Crees que en su descripción de los problemas de pareja In a Poem Unlimited tiene un punto de vista que es exclusivamente femenino, o en algún punto puede ser intercambiable con los sentimientos o las carencias emocionales de un varón?
Depende de las canciones. En algunas lo veo imposible, pero al mismo tiempo quiero pensar que los hombres y las mujeres no somos tan distintos como para que no podamos ver el mundo desde la perspectiva del otro. Creo que parte de la culpa de que las cosas vayan mal tiene que ver con eso. El género es algo fluido, no una división binaria.

Desde hace años en las entrevistas vienes hablando abiertamente de feminismo y sobre cómo las mujeres no estáis suficientemente representadas en el mundo de la música…
¿Te refieres al número de mujeres que hacemos música?

Del número, sí, pero también del poder.
Bueno, si miras a los Grammy la mayor parte de nominados son hombres, la mayor parte de los ganadores son hombres. Así es como son las cosas. No creo que no haya muchas mujeres haciendo música, sino que es complicado que se les preste atención. Así que sí, creo que las mujeres no están suficientemente representadas y que no se les valora lo suficiente en el mundo de la música.

¿Y crees que tiene sentido un movimiento como el #MeToo que está viviendo Hollywood, pero relativo a la música?
Bueno, creo que algo así podría ayudar. En cualquier caso el #MeToo no es un movimiento que reivindique la representatividad, es un movimiento que denuncia los abusos sexuales. Y también te digo que hay mucho de eso en el mundo de la música, siempre lo ha habido, aunque no tengo claro que vaya a producirse un movimiento de protesta de esas características. Por desgracia en el mundo de la música siempre ha existido la tendencia de idealizar a tíos que utilizan a las mujeres como objetos. El caso de Led Zeppelin o de Mötley Crüe, hay mucha literatura al respecto de cómo se aprovechaban de las groupies. En la música siempre ha habido una tendencia a pensar que abusar de las mujeres es algo guay. Espero que eso cambie algún día. Y sí, ojalá sugiera un movimiento de esas características en la música, pero…

“Hay mucho del #MeToo en el mundo de la música,  aunque no tengo claro que vaya a producirse un movimiento de protesta por ello”

Vamos a cambiar un poco de tercio. Lo primero que llama la atención al escuchar In A Poem Unlimited es el sonido orgánico del disco. ¿Por qué tomas la decisión de trabajar por vez primera con una banda?
Llevaba ocho años trabajando sola o con colaboraciones esporádicas de otra gente. Creo que había llegado a un punto en el que había hecho todo lo que había podido utilizando ese lenguaje y quería ampliarlo y ampliar también el alcance de mi música contando con más gente.

¿Puede llegar a ser demasiado agotador hacer música completamente solo, tomando todas las decisiones?
En realidad no creo que trabajar sola o con músicos es por sí solo especialmente agotador. Es, simplemente, diferente. Si haces música solo vas a hacerlo de una forma determinada y te va a llevar un tiempo concreto. Trabajar con otros músicos lo hace todo más imprevisible porque te abre muchas posibilidades. No podría decirte que una es mejor que la otra ni en cuál he tenido que poner más esfuerzo. Lo que sí es cierto es que en esta ocasión necesitaba que otra gente aportara ideas y trabajar con ellas.

¿Qué puedes decirme de la banda que te ha acompañado, The Cosmic Range?
Es un grupo instrumental de Toronto alucinante, con músicos igualmente alucinantes, grandes instrumentistas.

¿Cómo les conociste?
Bueno, es que mi marido toca en el grupo.

¡Ah! Sin duda es una gran conexión… ¿Y te los vas a llevar de gira?
Sí, vamos a estar tocando inicialmente hasta mayo. Hacemos Europa, aunque en esta ocasión no visitamos España.

¿Tenías más presupuesto en esta ocasión para grabar el disco después de lo bien que funcionó Half Free?
Pues la verdad es que no, no había más presupuesto. El disco ha necesitado más tiempo de estudio que los anteriores por una cuestión lógica: que en esta ocasión había más músicos tocando. Así que ahora mismo estoy en la ruina (risas). Es cierto lo que dices: después de Half Free yo también percibí más interés por el proyecto por parte de la gente, me salieron más conciertos,… pero eso no se tradujo en más dinero. Tal vez es que no he sabido pulsar las teclas correctas para que ese interés se transformara en una mejora de las condiciones económicas. La verdad es que tampoco pienso en esos términos, no ando buscando oportunidades de ese tipo. Soy feliz con las decisiones que he tomado.


Discografía

Introducing
(Siltbreeze, 08)

Poco o nada de lo que aquí encontramos podría hacernos imaginar el camino que tomaría la carrera de U.S. Girls: cacofonías, grabaciones que parecen haberse realizado al fondo de una cueva, versiones primarias e irreconocibles de temas de Springsteen o The Kinks,…


Go Grey
(Siltbreeze, 10)

La propuesta se hace aún más extrema. No es ya que la calidad de la grabación resulte cavernícola, es que la mayor parte de temas ahondan en una suerte de ruidosa psicodelia no wave. Sólo Red Ford Radio aporta pistas de hacia donde irán sus pasos.


Gem
(FatCat, 12)

Su paso por FatCat se traduce en un sonido más limpio. Aunque el método de trabajo sigue siendo el mismo (sampleos caseros de girl groups de los 50 y 60) lo industrial se convierte aquí en fantasmagórico, con su característico timbre vocal al frente de canciones que por vez primera pueden calificarse de tal.


Half Free
(4AD, 15)

Todo lo que prometía Gem se concreta en Half Free, un disco donde Meghan da un salto de gigante como intérprete. Es también su álbum más descarnado hasta la fecha, con referencias explícitas a la compleja relación con su padre.


In A Poem Unlimited
(4AD, 18)

De buenas a primeras sorprende escuchar a U.S. Girls acompañada por una banda, el colectivo avant-jazz de Toronto The Cosmic Range que aporta una nueva dimensión al proyecto. El disco arranca con un verso que da idea de lo crudo de su temática: “Has estado durmiendo con un ojo abierto porque él podría volver…”.

Un comentario

    Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

    Uso de cookies

    Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y su experiencia al usarlo. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido. Para obtener más información sobre las cookies que utilizamos y cómo eliminarlas, ver nuestra Política de cookies

    ACEPTAR
    Aviso de cookies