The Wax son uno de los secretos mejor guardados del post-hardcore catalán. Ahora publican su primer larga duración, “Don’t Belong” (Long Live/RSD, 17), para demostrarle al resto del mundo que tienen mucho que contarle.

En los dos últimos meses es muy probable que hayas descubierto a The Wax. Su nombre aparece en el cartel del Resurrection Fest y en el último recopilatorio Bipolar Sessions auspiciado por los amigos de Rockzone. Además, circulan por las redes sociales unas imágenes de su explosivo concierto en una abarrotada tienda de discos durante el Record Store Day presentando su primer largo, “Don’t Belong”. Este disco es el motivo para que charlemos con ellos durante un rato.

Todo comenzó en el 2011 cuando os pidieron que preparaseis unas versiones de Deftones para una fiesta de bandas tributos, pero no solo escucháis nu metal. De hecho, los cinco miembros escucháis cosas muy diferentes. ¿Hasta qué punto enriquece o complica el proceso de composición en una banda relativamente joven?
Las distintas inquietudes musicales que tenemos cada uno de nosotros son parte de nuestro sello, nos ayudan a aprender y a explorar terrenos desconocidos, pero es verdad que a veces esto también nos puede suponer algún que otro conflicto a la hora de componer (risas). Aun así, nos conocemos bien y sabemos cuál es el rol que cada uno tiene en la banda y al final todo fluye.

El directo es nuestro sello e intentamos transmitir toda la intensidad en este trabajo“.

Si tuvierais que escoger tres bandas que os gustaran a los cinco, ¿cuáles serían?
Por un lado, Deftones, por sus atmósferas y sus melodías, y por ser un poco el motivo de nuestra unión. Por otro, Refused y su “The Shape Of Punk To Come”, que es todo un clásico del género. Y como origen, Nirvana, porque todos hemos empezado de alguna manera por ahí.

Si echáis la vista atrás, ¿cómo recordáis vuestros dos primeros epés? En el segundo yo noté un salto, un crecimiento…
Pues creemos que siempre es bueno mirar para atrás y ver cómo has evolucionado, qué ha cambiado, qué ha seguido ahí desde el inicio y qué define un poco nuestra esencia. En el primer EP, “End Know Sense” (13) teníamos un sonido y unas formas que ya en el segundo, “We Are Failing” (14), se transforman y nos acercan ya un poco a lo que estábamos buscando.

Estáis viviendo un momento muy dulce ahora con vuestro largo debut, es vuestro momento, vuestro año… ¿Todavía os pellizcáis porque no os lo podéis creer?
La verdad es que no nos esperábamos que desde el primer momento todo fueran inputs positivos. Es alucinante ver cómo el público nos está acogiendo y, sobre todo, la confianza que han depositado en nosotros la gente del Record Store Day, que nos ha ayudado a lanzar “Don’t Belong”. Y luego ya, lo de actuar en el Ressurrection… Es que aún no nos lo creemos.

Hasta la fecha habéis tocado en vuestra zona, en Barcelona y Catalunya en general… Supongo que con el elepé ya estáis tramando recorrer la península.Habéis empezado a presentarlo y uno de los bolos más especiales ha sido en una tienda de discos barcelonesa.
Fue muy especial para nosotros, y les estamos inmensamente agradecidos a los organizadores del Record Store Day por brindarnos esta oportunidad. El día del lanzamiento fue memorable, primero tocando en Lleida y después en Barcelona, en una tienda emblemática como es Revólver Records en la que hemos pasado horas y horas.

Contadme algo sobre la composición del disco, sobre qué idea teníais para vuestro primer largo.
Lo que buscábamos con este nuevo trabajo es enriquecer la esencia con la que empezó The Wax, seguir en la misma línea pero añadirle nuevos matices y tesituras que nos permitieran evolucionar y creemos que lo hemos conseguido. Estamos muy orgullosos del resultado final y esperemos que eso se note también en los directos. Lo grabamos con el que, para nosotros, es el sexto miembro de The Wax, Gerard Cabot. Desde el principio nos hemos dejado asesorar por él en cuanto al sonido y esta vez tuvimos la suerte de poder grabarlo ya en su nuevo Red Factory Studio.

¿Hay alguna canción en este nuevo disco de la que os sintáis especialmente orgullosos?
Cada una de ellas tiene algo especial para nosotros pero creemos que “End Of Dance” es la que define mejor la idea con la que se grabó el disco.

Respecto a las letras, ¿hay algún hilo conductor o tema recurrente?
Casi siempre suelo recurrir a temas como el existencialismo. A veces vomito las letras en forma de tormenta de sentimientos y otras trato de explicar alguna historia con personajes imaginarios como la Juana de Arco futurista que es la protagonista de “Thousand Suns”. También, uso referencias cinematográficas como en “Lost Highway”, inspirada en David Lynch.

Por primera vez un disco vuestro hace honor a la fuerza e intensidad de vuestro directo. ¿Estáis de acuerdo?
El directo es nuestro sello e intentamos transmitir toda la intensidad en este trabajo. Para nosotros es genial poder transportarlo de alguna forma a “Don’t Belong” de manera que directo y disco se retroalimenten.

Con permiso del Download, el Resu es el festival con mayúsculas del género punk, hardcore y metal de nuestro país.
Es increíble poder tocar en el Resurrection, estamos muy contentos e ilusionados y es que prácticamente todavía no nos lo creemos. Es una experiencia que no vamos a olvidar y que además nos permite ver en directo bandazas como Mastodon, Red Fang, Deez Nuts, Ramstein y un largo etcétera.

Luis Benavides