"Siempre he defendido que en provincias es donde se hace la mejor música"
Entrevistas / The Gundown

"Siempre he defendido que en provincias es donde se hace la mejor música"

Luis Benavides — 21-12-2021
Fotógrafo — Eric Altimis

La portada del nuevo trabajo de los catalanes The Gundown, con esa luz al final de un callejón repleto de nichos, resume muy bien nuestra situación actual. “Dead End Alleyway” (HFMN Crew, 21) es un tercer largo rebosante de energía, posiblemente su disco más redondo hasta la fecha. Lo confirma su cantante y bajista, Sergi Bertrán.

Ahora mucha gente vibra con Serpent y sobre todo con Crim, pero no está de más recordar que The Gundown son –con permiso de Caza de Brujas– el principio de todo.
En realidad, hubo un escalón entre los grupos que comentas y The Gundown. Era un grupo de hardcore llamado Isolation en el que conocimos a Quim. Ahí fue donde nos influenciamos mutuamente las dos partes. Marc y yo veníamos del hardcore punk y de lo "yankee" y Quim (que estaba en Vondanikens) nos metió en el rock’n’roll y el punk más clásico. The Gundown fue Isolation volviendo como trío, con una voluntad de ser pocos y con ganas de hacer cosas, con un sonido más fiel a lo que queríamos hacer.

Vamos al nuevo disco. Han tenido que pasar seis años para poder escuchar un nuevo disco de The Gundown, pero ¿cuáles han sido los motivos principales más allá de la distancia geográfica, con miembros repartidos entre Barcelona y Tarragona?
Obviamente, hemos estado ocupados con los otros proyectos. Hasta que no nos propusimos hacer un disco nuevo The Gundown era algo que íbamos rescatando puntualmente, cuando alguien se acordaba de nosotros y nos cuadraba por calendario. Eso nos impedía conseguir el ritmo que queríamos y creo que no era satisfactorio para nadie. Por eso nos pusimos un objetivo.

Tengo entendido que durante la pandemia os enviabais ideas grabadas y así se fue dando forma a los temas…
Ya estaban todos los temas acabados. Lo que hicimos durante la pandemia fue grabar de manera casera las pistas cada uno para detectar cosas y detalles que con el “ruidaco” ensordecedor del ensayo siempre se te cuelan. Eso nos permitió ir al estudio ultra bien preparados, pero vamos, no cambiamos absolutamente nada estructural. Era un tema más de “este bombo más ahí”, “esta figura de bajo sobra” o “este solo tal…".

"No quiero pensar que haya una fórmula The Gundown. Por lo menos todos los temas que propongo por mi parte vienen de sitios muy distintos e intento meter algo reconocible en ellos. Otra cosa es lo que la gente aprecie, que siempre se ven muchos menos matices desde fuera"

Desde fuera, la fórmula de los Gundown es reconocible, y funciona de maravilla. Desde dentro, ¿ves muchas diferencias respecto a anteriores trabajos?
Bueno, no quiero pensar que haya una fórmula The Gundown. Por lo menos todos los temas que propongo por mi parte vienen de sitios muy distintos e intento meter algo reconocible en ellos. Otra cosa es lo que la gente aprecie, que siempre se ven muchos menos matices desde fuera. Tal y como lo veo para mí la diferencia es que, al tener otro proyecto musical totalmente diferente, me he podido permitir querer hacer un disco más clásico y más enfocado a las formas que al contenido. Hemos seguido buscando la sofisticación pero de una forma más clásica. Eso lo convierte, en mi opinión, en el disco más redondo y disfrutable.

¿Y en cuanto a la producción?
A nivel de producción también es un paso adelante. Tomamos una serie de decisiones al vuelo que creo que han sido más que acertadas y que acabarán definiendo el sonido del grupo de aquí en adelante.

Dime cuáles son vuestros dos o tres temas favoritos.
“I Don’t Need You To Carry On”, porque me lo paso teta tocándolo; “Minor Goals”, que me parece un tema reconocible, muy redondo y muy ALL, y “Fast Times”, por sus dinámicas, el toque mod revival y lo reivindicativo del mensaje.

¿Y esa versión final del disco? Tan integrada, tan a vuestro rollo, que quizá ha pasado desapercibida para muchos seguidores porque es una banda más bien clásica, Secret Affair.
La historia es que grabamos tres versiones en esa sesión. Cada uno propuso un tema y los hicimos. Con “One Day (In Your Life)”, al tener más instrumentos, nos flipamos metiendo voces y segundas pistas. Bueno, no, en realidad no tantas, pero como en el resto del disco hay cero extras, en esta se nota que hay más tela que cortar. Quedó tan monumental y tan de final de disco que decidimos meter esta.

¿Las otras dos?
La siguiente que saldrá estará en el recopilatorio de HFMN y será una versión de “January” de Mega City Four. Y para la otra que tenemos todavía queda para que salga así que nos guardamos el secreto.

Pues contadme algo de la grabación en Cal Pau con Santi Garcia, que fue en plena pandemia y con restricciones.
Tuvimos que cancelar las dos semanas que teníamos con Santi porque cayeron en el medio del confinamiento más duro y no nos podíamos desplazar. Así que nos lo montamos para hacerlo unos meses más tarde estirando un poco la sesión que tenían guardada Crim en el Can Pau. Grabamos el disco en cinco o seis días con todo ultra decidido y luego grabamos las voces en nuestro local en Tarragona.

Primera vez con Santi García como The Gundown, pero ya habíais trabajado antes con otros proyectos.
“Endless Loads Of Rage” lo grabamos en Ultramarinos también, aunque es verdad que, por motivos familiares, Santi no pudo estar mucho con nosotros en esa sesión y nos grabó mayoritariamente Víctor. Había ganas de currar con él y la verdad es que es un lujo como visualiza el disco por ti en cuanto a sonido y concepto. Y mola porque todas las referencias que te menciona mientras lo hace te flipan.

"Siempre he defendido que en provincias es donde se hace la mejor música. En Barcelona, por ejemplo, hay una corriente generalista de poca autenticidad donde la gente se junta por gustos similares y acaban haciendo grupos coñazo, refrito que solo aspiran a ser el telonero del grupo original"

¿Qué destacarías de su forma de trabajar?
Lo más grande de Santi a parte de su maestría grabando y mezclando es que a pesar de ser un productor top capaz de manejar grupos de altos vuelos, tiene ese background de lo subterráneo, de los grupos que cargan amplificadores tochos y tocan al diez. No es el típico técnico que solo escucha música que suene normativa, sino que siempre pone por delante la canción y el feeling.

Para acabar, la banda nace en Tarragona, como Crim. Y solo por eso ya deberíamos decir que es la capital del punk rock catalán. Bromas al margen, seguramente me estoy perdiendo muchas más bandas interesantes. ¿Alguna otra de la zona que me podáis recomendar?
Siempre he defendido que en provincias es donde se hace la mejor música. En Barcelona, por ejemplo, hay una corriente generalista de poca autenticidad donde la gente se junta por gustos similares y acaban haciendo grupos coñazo, refrito que solo aspiran a ser el telonero del grupo original. Es cierto que hay más posibilidades y colectivos haciendo cosas muy guays. Pero creo que ya que por volumen de población y al ser “la gran capital” debería ofrecer bastante más. Aquí en Tarragona nos hemos juntado los que éramos, con ganas, enseñándonos música nueva y compartiendo aprendizajes sobre cómo funciona el underground. Y con la edad cada vez somos cada uno más de su padre y de su madre, pero creo que usamos esas diferencias como algo enriquecedor. Y respecto a la etiqueta, a mí me sobra. Creo que es más positivo que surjan más “denominaciones de origen” en el resto del territorio y que no se establezcan patrones copiables. Hay muchas zonas que tienen su propia idiosincracia, pero para mí el epicentro creativo es el conjunto Plana de Vic, Sant Feliu, Montseny, Girona… Ahí no importan las tonterías, se mezcla todo y se lo pasan bien, básicamente.

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.