Sueños digitales
Entrevistas / Cycle

Sueños digitales

María Baigorri — 03-07-2009
Fotógrafo — Archivo

Han pasado cuatro años del debut de Cycle y David Kano y Carlos Calderón se han vuelto a poner el traje de faena. Guerrilleros del sonido electro-rock están preparados para asaltar con “Sleepwalkers” (Pias) las listas y las pistas: las de baile y todas las que se les pongan por delante.

Con Cycle repite una China Patino vestida para la ocasión, más sensual y menos combativa que antaño, pero aún así dispuesta a no dar tregua a nuestros oídos, y entra un nuevo personaje compartiendo voces con ella.

“Cada álbum es un capítulo, un momento de nuestra vida y una historia diferente que contar”

”Somos los mismos que los que estábamos en el anterior disco excepto Luke, que abandonó el grupo y al que ha sustituido Matías. En directo también llevamos una guitarra más”. Formación renovada y, sobre todo, nueva voz al frente de Cycle, la de un tal Matías Freund que ha resultado ser el complemento ideal para las sugerentes proposiciones vocales del componente femenino de la banda. “A Matías le conocíamos de tocar juntos en festivales, así que no hemos hecho un casting al uso para dar con él. Estuvimos escuchando a varios cantantes y realmente no cuadró ninguno, algo que no nos animó a seguir adelante. Un día recibí un mail de Matías en el que me decía que quería ser cantante. Yo no se lo había propuesto directamente”, cuenta David Kano. “Le había preguntado que si conocía alguien en Alemania con una voz grave y masculina que estuviera dispuesto a pasar una temporada de rock´n´roll en España. Pasó el tiempo y a los meses recibí un mail escueto de Matías en el que me decía que él iba a ser el próximo cantante de Cycle”. Y es que la voz del germano encaja a la perfección con la de Silvia en todos y cada uno de los once temas que componen “Sleepwalkers”, de hecho es una de las bazas más potentes del disco. Los dos registros empastan a las mil maravillas y forman dúos de indudable pegada, surgiendo la química entre los dos de la manera más natural posible, como comenta el propio Matías: “Fue un proceso muy natural. Yo ya conocía la voz de Silvia y todo ha sido muy sencillo a la hora de grabar este disco”
Cambio en las voces y giro hacia paisajes más claustrofóbicos, más siniestros y góticos. Todo en “Sleepwalkers” es más pesado (en el buen sentido de la palabra) y más oscuro. En sus cincuenta y dos minutos reinan a placer las cadencias techno, con la presencia de muchas más guitarras que en el anterior trabajo, ya que es un disco menos pop, menos ligero. Explica David que “quizá el otro estaba más basado en el impulso y tenía un poco más pop, y este se ha quedado un poco más denso. Creo que es una continuación lógica para no caer en lo fácil, como podía haber sido hacer un ´Weak On The Rocks 2´. Hemos intentado cambiar todo, desde el concepto del álbum, el arte… que la gente, porque haya funcionado el primero, no piense que hemos seguido su estela. Cada álbum es un capítulo, un momento de nuestra vida y una historia diferente que contar”. Después de cuatro años tras el pelotazo que supuso “Weak On The Rocks”, de editar un tema tan poderoso como “Confusion” y todo lo que vino a continuación, el segundo trabajo de Cycle no se queda atrás en cuanto a cortes con pegada. Ahí están seguidos en el libreto temas como “You Talk To Much” (el single), “Imsomniak” (un auténtico trallazo) o “Let Me Down” (quizá el corte más agresivo) componiendo un desfile continuo de canciones para quemar pista y un despropósito para oídos en reposo. “Nuestro anterior disco ya dio con las claves de lo que podía ser la personalidad de Cycle; y vistos los rasgos de personalidad del grupo, ¿por qué no asentarlo?”, se pregunta David. “Hace unas semanas pinché ´You Talk To Much´ recién mezclado, ni siquiera lo tenía la discográfica, y por la respuesta de la gente vi que este tema la podía liar. Es un grito de guerra que la gente se había aprendido al segundo estribillo. Ya lo he pinchado muchas veces para cerrar mis sesiones y no falla; es garantía”. Pero lo que asusta de verdad, son las ganas con las que llegan los cuatro Cycle a la edición de “Sleepwalkers”. “Empezamos otra vez desde cero. Llevamos bastante tiempo sin tocar juntos, aunque en los primeros conciertos la respuesta ha sido espectacular con todo el mundo bailando ya que nos ha salido un disco muy pensado para clubes y para pasarlo bien. Es muy poco reflexivo, y se nota que la gente en directo se lo pasa de la ostia con él”

Un comentario
  1. These pieces really set a standard in the indystru.

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.