Sin compromiso
Entrevistas /

Sin compromiso

Ignacio Pato — 04-05-2012
Fotógrafo — Zeitraster

El mítico grupo inglés regresa a nuestro país para hacer una extensa gira de ocho fechas, y esperemos que también para dejar claro que, pese a los más de treinta años transcurridos desde su creación, todavía se encuentran en muy buena forma.

A tenor de su vitalidad pocos dirían que The Toy Dolls llevan en la brecha tanto tiempo, aunque hoy sólo quede su líder, Michael “Olga” Algar, de aquel 1979. “Cada día al despertar pienso que es un sueño. ¡Sólo esperaba que la banda durase un par de años!”. Ahora vuelven a nuestro país para hacer una generosa gira que incluye ocho fechas. Un amor correspondido en el que, pese a la experiencia, “Olga” reconoce que está: “bastante nervioso realmente, aunque siempre lo estoy. Supongo que se pasará cuando llevemos unos cuantos conciertos. Estoy deseando rencontrarme con los fans españoles de nuevo, gente encantadora”. Con respecto a lo que podrá esperar la audiencia española, también está claro. “Muchos temas de nuestros treinta y tres años como banda, otros de nuestro último disco, nuevo escenario y vestuario”. The Toy Dolls simbolizan como pocos la unión entre punk y diversión, algo que los británicos asumen con la mayor de las naturalidades. “El punk es hacer exactamente lo que quieres, sin compromiso, y hacer algo en lo que crees: ¡y esto es divertido! Hay tiempo para ser serio en la vida. Todos tenemos nuestros pensamientos y opiniones sobre todo, pero también debe haber un elemento de diversión, entretenimiento y escapismo en la música para mantenernos cuerdos en este mundo. De todas maneras, yo no creo que haga letras divertidas, sino que simplemente miro al lado bueno de la vida. En realidad, comencé a escribir letras optimistas para restar importancia a situaciones deprimentes, como problemas con chicas”. Así pues, una buena oportunidad para disfrutar con la energía de Tommy, Duncan y la peculiar voz de “Olga”, y, en definitiva, de una de las bandas más legendarias de la historia del punk británico.
The Toy Dolls actúan en Barcelona (4 mayo), Barakaldo (5 mayo), Oviedo (6 mayo), Santiago de Compostela (7 mayo), Madrid (9 mayo), Granada (10 mayo), Villareal (11 mayo) y Girona (12 mayo).

Un comentario
  1. confirmado visto lo visto en razzmatazz estan en forma!!!!

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Sin compromiso
Entrevistas / Julieta Venegas

Sin compromiso

Beatriz G. Aranda — 26-06-2006
Fotógrafo — Archivo

Para escribir canciones sinceras, basta con escarbar en lo que observas cada día desde tu agujero. Pero para interpretar canciones sinceras, o has vivido intensamente lo que cuentas, o estás perdido. Julieta Venegas aplicó este principio vacilante en su exitoso “Sí” (Sony-BMG, 04). Ahora, en “Limón y sal”, lo exprime, quitando romanticismo y añadiendo ironía.

O eso se desprende de los temas de adelanto del nuevo disco que la compañía facilita previamente al encuentro con la mexicana en Madrid. “Uno cambia naturalmente de todas maneras, aunque no suceda nada alrededor. Hay muchas cosas que han cambiado en mí y no sé si son porque me fue bien con el anterior disco. ´Sí´ fue importante no tanto por el éxito, sino porque encontré, por fin, mi manera de componer y de cantar”. Así es, Julieta, en diez años de carrera, se ha dedicado a buscar (y encontrar) su lugar en el mundo de la música, en un privilegiado punto entre lo indie y lo comercial. “No sé, es que yo no pienso a la hora de sacar discos en si quien va a comprarlo conoce o no a Tom Waits. Me encantaría, claro, pero creo que cualquiera puede disfrutar de lo que hago”. El caso es que “Sí” fue el disco que le abrió tantas puertas en la medida en que alguien como ella, con un bagaje que ya le había proporcionado respeto entre la prensa especializada, podría desear.

“Yo no pienso a la hora de sacar discos en si quien va a comprarlo conoce o no a Tom Waits”

Y luego está la cancioncita de marras incluida en el disco en directo de Coti (co-autor y productor de tres de las canciones de “Limón y sal”, y de algunas de las más interesantes del anterior largo), “Nada de esto fue un error”, cantada a trío con el propio Coti y Paulina Rubio. “Llevo años viniendo aquí y no sé si ha cambiado mi contexto por algo así, es que no estuve acá durante el éxito de esa canción, me lo contaron simplemente”. Pero al margen de todo eso, o quizás todo lo contrario, con todo esto por detrás, lo importante es que Julieta Venegas publica su cuarto disco, “Limón y sal”. Trece canciones, la mayoría de la propia mexicana con colaboraciones como la del rapero Dante, quien participa en uno de los temas más chocantes y pegadizos, “Primer día”. Sin acordeones y con bases callejeras. “El hip hop me gusta desde hace años. Desde que escuché a Missy Elliot me dio una obsesión con este estilo. Yo soy compositora de canciones y disfruto trayendo cosas de todos los mundos que me gustan”. Exacto. Julieta escribe de la forma más libre posible, sin retorcer las palabras ni las frases: lo que siento es sencillo y lo expreso sencillo. La gente lo denomina naïf, lo-fi o, incluso, y sin maldad, barato. Lógico si piensas que “Bueninvento” (BMG, 00), su disco más ambicioso, fue grabado con músicos de la talla de Joe Gore (PJ Harvey, Tom Waits) o Fernando Saunders (Lou Reed). “La verdad es que aprendí la lección. Los dos primeros discos fueron así como caros, cierto, y al final fue con una obra como ´Sí´, mucho más lo-fi, con lo que llegué a más gente. El problema es que me gusta mucho la producción”. Y la evolución. Esta hija de fotógrafos busca de una forma creciente estructuras más pop y más aptas para ser cantadas y, sobre todo, interpretadas. En “Limón y sal”, co-producido por la propia Julieta y el pope Cachorro López), Julieta se desnuda como nunca, de la mejor forma que uno puede hacer algo así: sutilmente. Ya no hay la ingenuidad del enamoramiento, esa chispa adecuada que decía Bunbury. Aparece algo más sucio, más ironía. “Ahora no tengo pareja y precisamente éste es un disco muy de reflexión sobre una relación que puede ir de arriba hacia abajo, y volver a subir. En ´Sí´ era toda felicidad porque cuando lo empecé a escribir tenía ganas de coquetearle a alguien…”. Por cierto, en el último número de nuestra revista, los Calexico decían que los mariachis son ‘los únicos músicos de verdad con pelotas’. A eso, Venegas me responde entre risas: “Me gustan Calexico, la verdad. Yo siempre tomo elementos del mariachi, pero no me veo capaz de casarme con una ranchera. Yo como mexicana, me sacas un mariachi y se me pone la piel de gallina, y quiero llorar, incluso estando en México”. México lindo, México revolviéndose en el año 1994. ¡Qué viva Zapata! ¿Qué no? “Cuando surgió el movimiento zapatista fue lo máximo porque despertó a todos una conciencia política estando todos muy apáticos, algo que sigue sucediendo. Nos está costando darnos cuenta de que una democracia se tiene que ejercer también desde el lado de los ciudadanos”.

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.