Pronóstico despejado
Entrevistas / Maga

Pronóstico despejado

Arturo García — hace 10 años
Fotógrafo — Jopo

Los sevillanos salen a cielo abierto para firmar un cuarto trabajo que emite constantes destellos de vitalidad. Grabado en familia, para captar esa energía que produce la complicidad alcanzada en estos años, “A la hora del sol” ilumina la carrera de Maga con diez canciones de esas que exorcizan el alma.

“A la hora del sol” transmite una energía especial fruto de la
unión de sus protagonistas. Una producción conducida por Jordi Gil y el cuarto
Maga, Fabián Romero, que ha tratado de recoger el aire que circula entre el
micro y el altavoz, entre músico y músico. Ya son cuatro discos, y sólo basta
una mirada entre ellos, para corroborar que los sentimientos expresados en esta
grabación son compartidos.“El
propio disfrute que sentíamos al manejar el repertorio del disco hizo que
la comunicación entre nosotros fuera prácticamente telepática. Hacía mucho que
no experimentaba esta química en el estudio”
. Y no sólo entre
Miguel, sino también entre
compañeros de viaje como Germán Coppini, Manolo Solo o César Díaz y que figuran
entre la nómina de participantes en un álbum que, por otro lado, viene a
inaugurar una nueva etapa para la banda. Y esto se nota en un
disco que fluye directo y sincero, grabado, cocido a fuego lento. Nada está forzado,
puesto que había que captar ese órdago vitalista que planea en canciones como
“Sí, pero yo no” o “Hasta despertar”. “En el pasado habíamos hecho discos
con producciones muy elaboradas, con arreglos electrónicos y ambientes
complejos. Este disco refleja nuestra tendencia de ir más hacia la sencillez,
hacia el sonido crudo del grupo en vivo”
. Un sonido natural
para un disco cuya metafísica coquetea de nuevo con ese tratamiento místico de
la naturaleza y sus elementos: el aire, del sol y por supuesto del mar. Ese
“Último mar” que vuelve a unir a Maga con sus homólogos en la otra orilla del Atlántico, como ya lo hicieron en el
anterior trabajo con los colombianos Aterciopelados. La naturaleza, los elementos, siempre han
estado muy presentes en mis letras y tienen mucha carga simbólica para
mí. Es algo que está grabado a fuego desde la infancia y me
acompañará toda la vida. La letra de ‘Último mar’ es una adaptación
de un poema de María Eugenia Vaz Ferreira, una poetisa uruguaya. De una manera
u otra, siempre ha habido una conexión con la literatura hispanoamericana en
nuestros discos, y supongo que esto realimenta ese vínculo”
Su búsqueda de un lenguaje clarividente y
exultante, por supuesto sin abandonar ese agridulce “mundomaga” creado por Miguel Rivera, les impulsa a
firmar estribillos de energía aplastante como en “Silencio”, o secuencias
rítmicas emergentes como la que da entrada a la ya mencionada “Sí, pero yo no”.
Teníamos la
necesidad de trasmitir esta vitalidad renovada y de expresarla con unas formas más
inmediatas, con un lenguaje más cotidiano. Luz, mucha, pero también desencanto,
aunque esta vez, más que girar a su alrededor, aprendemos de él,
ironizamos sobre él y nos hacemos más fuertes”
. ” Y así es, en “Hoy” consiguen con una base electroacústica elevarse por
encima de sus cabezas para resucitar ese sentimiento seminal, para renacer,
para alimentarse de la adversidad y ser sentenciosos cuando se le pregunta si a
estas alturas se arrepienten de alguna decisión tomada en su carrera. “No,
de todo se aprende. Y lo que no te mata te hace más duro”
. Sin duda pasan por un buen momento emocional y
tenía que quedar registrado. “Queríamos que el resultado fuera lo más fiel
posible a ese espíritu de trabajo diario y vocacional”
. En este estado de
ánimo debe haber influido también su fichaje por el sello Mushroom Pillow, una
de las major de la escena independiente y por tanto un empuje a su carrera justo en
el momento en el que han decidido echar toda la carne en el asador. Y es que
como dice el tema “La balsa”: “si soy más fuerte que ayer hoy no prometo
disimularlo… mientras siga vivo no podréis conmigo…”
, no sólo en la
fuerza de sus estribillos se forja el empuje de las nuevas canciones de Maga
sino en la propia mentalidad de sus autores. “Estamos muy contentos
de poder volver a dedicar nuestras energías solamente a hacer canciones y
tocarlas para la gente”
. Está claro, el trío de Sevilla vuelve a soñar con
su música y “Hasta despertar”, corte con el que cierran el álbum, han
sincronizado sus propios relojes para iniciar una nueva cuenta atrás.

Un comentario
  1. tuvieron su momento, pero hay! el tren ya pasó…

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y su experiencia al usarlo. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido. Para obtener más información sobre las cookies que utilizamos y cómo eliminarlas, ver nuestra Política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies