PROFETAS DE LA RABIA
Entrevistas / Asian Dub Foundation

PROFETAS DE LA RABIA

David Broc — 01-06-1998
Fotógrafo — Archivo

LA ÚNICA RESPUESTA POSIBLE ES LA AUTODEFENSA. ASÍ LO CREYÓ SATPAL RAM, UN INMIGRANTE ENCARCELADO POR REPELER UN ATAQUE RACISTA, Y ASÍ LO CREEN ASIAN DUB FOUNDATION. HAN HEREDADO LA TENSIÓN POLÍTICA DE PUBLIC ENEMY, LA VERSATILIDAD ESTILÍSTICA DE BEASTIE BOYS, URBAN DANCE SQUAD Y SENSER, LA FIEREZA RÍTMICA DE LA ESCENA JUNGLE Y LA REFLEXIÓN CALORÍFICA DE LOS CONTORNOS DUB. EL RESULTADO, “RAFI´S REVENGE”. A HOSTIAS Y SIN FLORES.

Welcome To The Terrordome

Huelen a grandeza. Cada gesto, cada palabra, cada reseña, cada consigna rezuma inmortalidad. Aquí no sirve lo de nuevas promesas:las promesas nunca habían respirado tanta convicción y firmeza. Se trata de una realidad; empiecen a tenerla en cuenta, por favor. La cita es en el bar de un hotel barcelonés. La banda se encuentra al completo; de la división realizada para cubrir todas las entrevistas, me ha tocado, a mi modo de ver, la más interesante. Enfrente, Dr. Das, guitarra y programador; a mi derecha, Pandit G, DJ; a mi izquierda, Master D, cantante. Han llegado de Madrid, del Festimad. “Aunque no pudimos hacer prueba de sonido y tuvimos algunos problemas con el equipo, la última parte de concierto estuvo muy bien. Creo que había muchísima gente”. La visita no es gratuita: “Rafi´s Revenge” es la segunda piedra que lanza el quinteto británico de origen indio a nivel mundial. Pero es un regreso con truco: este nuevo disco es una reconstrucción actualizada y retocada del seminal “Rafi”, Lp que algunos privilegiados tenemos en nuestra estantería. Los títulos son los mismos, las canciones son las mismas, las letras son las mismas. ¿La diferencia? El contexto. “Se trata de un tema histórico. El álbum salió en Francia y Virgin sólo lo distribuyó para Francia. Lo que ha pasado es que hemos estado tocando durante un año y la música ha evolucionado, sobre todo en nuestras actuaciones en vivo”, explica Das. Las diferencias entre ambas tomas son clarificadoras:madurez, seriedad, técnica, agresividad, calidad. Ahora habla Pandit G, el más afable de los tres. “A medida que vas tocando las canciones, los arreglos cambian, los textos se vuelven más específicos; en ningún momento hemos creído que el material estaba quemado. La producción está basada en la experiencia del directo, así que el disco es duro, directo… es lo que queríamos hacer”. Entre la combustión jungle del acompañamiento rítmico, fuerte, virulento, implacable, la presión lírica de unos textos aguerridos, malhumorados, y el agotamiento mental de las líneas dub, entre todo ello, insisto, nos queda la sensación de estar presenciando el oleaje sonoro de una banda que prefiere la orilla (la accesibilidad pop) a la profundidad (el enclaustramiento del rock mestizo). “Sí, tienes razón. Pero se trata de un proceso natural. Como te decía antes, la accesibilidad también aflora cuando tocas en directo: tú ves a la gente, sus reacciones, quieres atraer a esa gente. Lo que quieres es utilizar esa accesibilidad para lanzar tu mensaje. Se trata de combinar accesibilidad y experimentación”. En todo caso, el abajo firmante les ve más cerca de Primal Scream, Anoka, Beastie Boys o Public Enemyque de Rage Against The Machine, Senser, Red Hot Chili Peppers o Fishbone.Afortunadamente. Una de las causas, el añadido tecnológico que envuelve una propuesta fascinante. Pero no se confundan: nada de drum´n´bass. “Nosotros usamos bases jungle; no bases drum´n´bass. Drum´n´bass es como se le llama ahora. Nosotros usamos jungle, ragga, ragga-jungle;lo que ahora conocemos como drum´n´bass es un techno-beat, notiene los aspectos reggae, es aburrido”. Master D, el líder vocal que no alcanza la mayoría de edad, articula las primeras palabras desde hace unos minutos, cuando me promete que vestirá la camiseta del F.C. Barcelona en el concierto de Bikini (hombre de palabra, por cierto). No les gusta ser asociados a la escena drum´n´bass. El turno es de Pandit G: “Esa escena está muerta, se ha vendido. Se ha vuelto muy lineal porque de este modo es mucho más fácil de vender. Antes la gente agotaba horas y horas, incluso días, tratando de encontrar buenos loops. Todo eso se ha perdido. Cuando escuchábamos jungle hace un par de años, cada tune era una sorpresa; en ese momento, todo eran nuevas sorpresas y nuevas explosiones en la música. Ahora, todos sabemos exactamente cómo suena un ritmo de drum´n´bass”. Más o menos, eso es lo que sucedía en el hip-hop hasta la llegada de Wu-Tang Clan, el colectivo Solesides y el momento de esplendor de Premier. “Sí, exacto. Todo lo relacionado con el G-funk. Aunque antes tampoco veías una evolución en lo que se hacía, era algo mucho más inhibitorio; ahora simplemente toman un sample de batería y ya está hecho. Nosotros queremos ver un movimiento evolutivo en la música”. De ahí su single compartido con los fratricidas Atari Teenage Riot (compañeros de show en Barcelona) y el maxi publicado por el sello-laboratorio Sub Rosa. “Lo de Sub Rosa es una canción de homenaje a John Stevens, un tipo que ha hecho grandes cosas para la Comunity Music (lugar en el que se conocieron la mayoría de los miembros). El split-single con A.T.R surge de la posibilidad de llevar nuestra música a Alemania y la suya a Inglaterra”

Some Might Say

Con la política no se juega. El límite que separa lo comprometido de lo bochornoso roza la anorexia. Se puede llegar a la seriedad, el rigor, la documentación y la intimidación de Negu Gorriak, Public Enemy, Paris, Disposable Heroes Of Hiphoprisy, Fun-da-mental, Consolidated o Fugazi; y se puede caer en la previsibilidad, el sonrojo, el oportunismo y la estulticia de Chumbawamba, Soziedad Alkoholika, Ska-P, Rage Against The Machine o Biohazard. Asian Dub Foundation saben que pisan terreno peligroso. Las comparaciones no caben en el piso. “Yo creo que se trata de algo puramente periodístico; son periodistas que se quedan con lo superficial e inventan términos, palabras y etiquetas. En Inglaterra nos han comparado con The Clash, Public Enemy, Beastie Boys… y todas esas bandas llegaron en su momento y adquirieron su propia identidad; tú no puedes compararlas con otras bandas. Todo el mundo está influenciado por ellas, pero es mejor no hacer comparaciones directas”. Los paralelismos, en su gran mayoría, se escudan en el trasfondo político. De hecho, establecer analogías en el ámbito musical sería absurdo: Asian Dub Foundation han entregado un disco, “Rafi´s Revenge”, que sitúa el legado de R.A.T.M, Senser, Fun-da-mental y demás engendros rockero-mestizos a la altura del betún. El suyo es uno de los discos del 98. “Tú hablas de comparaciones a nivel político, pero ni tú mismo sabes definirme esa etiqueta. Nuestra definición sobre este tema es que simplemente hacemos comentarios sobre las cosas que nos pasan directamente a nosotros, a parientes o a hechos históricos; pero todas ellas unidas de forma concreta con campañas y sucesos que están pasando en este momento, como el caso de Satpal Ram”. Entendido: nada de paparruchadas hipócritas saca-dineros con coartada izquierdista. El cuento del Ché y Zack de la Rocha ya nos lo conocemos. Pandit G me da la razón: “Eso mismo. Es muy fácil adherirse a declaraciones generales tipo antiracista, pacifista, antinuclear, fight the power; todo el mundo se lo cree. Lo que uno tiene que hacer es ser específico, disponer de un programa con el que tu audiencia pueda sentirse involucrada y participar de él. Así es como se deben hacer las cosas. Si hablamos de trabajo concreto, nosotros hemos acabado una banda sonora para un CD-Rom educacional sobre la historia de la inmigración destinado a los niños en Inglaterra. Las consignas fáciles no me sirven para nada, y eso es lo que hacían bandas como The Clash”. Definitivamente, en Asian Dub Foundation acción y palabras hablan a un mismo nivel. Y éste apunta altísimo. Nos lo dice el olfato.

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.