"Al principio yo no tenía muy claro qué hacer, ni quién era verdaderamente"
Entrevistas / Oliver Sim

"Al principio yo no tenía muy claro qué hacer, ni quién era verdaderamente"

Álex Jerez — 15-09-2022
Fotógrafo — Archivo

La principal virtud de Oliver Sim con su música es hacer de lo diferente algo valioso. Demostrar que la perfección está sobrevalorada, que el éxito no es el único camino a seguir. Asumir todos nuestros miedos, defectos y debilidades para aprender de ellos. No sentirnos culpables por no cumplir con los requisitos impuestos por la sociedad actual.

“Hideous Bastard” surge como el primer LP en solitario del artista al margen de The XX (aunque cuente con la colaboración de Jamie en la producción del disco). Una pieza con la que nos invita a conocer mejor su propio mundo cargado de personajes icónicos del cine de terror, lucha, valor, sentido del humor, fortaleza y un punto sexy. Hablamos con Oliver por Zoom para que nos cuente mejor lo que supone esta especie de diario en el que ha agrupado todos los demonios que necesitaba soltar para dar un paso al frente. Y, como anécdota, hacemos la entrevista en una habitación en la que en una de las paredes contamos con un gran poster del “I See You”, álbum que supuso un gran paso para The XX, y en la otra un cuadro de Sigourney Weaver como Ellen Ripley en Alien 3. Así que más preparados para entrar en el nuevo universo de Oliver imposible.

Es un álbum construido a base de hacerte constantemente preguntas a ti mismo. Ahora que vas a compartir el disco con el resto del mundo. ¿Alguna pregunta que te quede pendiente?
Dios mío, muchísimas. Antes estaba muy preocupado por quién era y la verdad que no quiero presentarme como un producto terminado, sino más bien como alguien con muchas respuestas posibles a todas esas preguntas que me hago. Haciendo este disco he sentido mucho alivio porque después de un largo recorrido lleno de vergüenza y miedo por cómo era mi yo de hace cuatro años. Por fin, puedo decir que ahora me siento menos abrumado por ese tema. Aunque, aún estoy trabajando en ello, la verdad. Sigo en ese viaje y no paro de hacerme preguntas. Hacer canciones, por ejemplo, supone una conversación conmigo mismo sin tener que mirar a los ojos a la otra persona. Qué, además, puede servir de inspiración para otros.

"Estoy aprendiendo a buscar el equilibrio en las cosas y a entender que no todo es blanco o negro; bueno o malo"

Comentas que este disco no es nada oscuro. Pero, lo que no me puedes negar es que está lleno de toda la oscuridad que necesitabas atrapar de alguna forma para encontrar la luz. Hablas mucho de la importancia de la terapia. ¿Algún consejo?
Bueno, yo animaría a la gente a que simplemente hablara con alguien que les haga sentir seguros y que expulsen todas esas cosas por las que necesitan luchar. Creo que vivimos una etapa en la que muchos músicos se han convertido en verdaderos abanderados del tema y no paran de aconsejar a los demás en plan: “puedes hacerlo, eres el mejor”. Yo no soy eso, yo no soy terapeuta, y además creo que es importante de alguna forma mostrar a la gente todas esas cosas que te hacen sentir diferente, que te hacen estar mal. Así que eso, yo recomendaría a la gente sobre todo hablar sobre el tema. Evidentemente no les recomiendo que lo hagan de una forma pública como lo hago yo, pero sí con algún buen amigo.

¿No crees que nos exigimos demasiado?
Completamente, al 100% de acuerdo. ¿Has visto “El Cisne Negro” con Natalie Portman? Esa obsesión de que tienes que ser perfecta, pues esa es la parte que yo por ejemplo no siento en mí. Eso sí, estoy aprendiendo a buscar el equilibrio en las cosas y a entender que no todo es blanco o negro; bueno o malo. Puedes estar feliz, triste, un día caer más en la oscuridad y al otro ser luz. Así que sí, creo que nos exigimos demasiado completamente.

En tu música usas el cine de terror y tus propios monstruos como una forma de protegerte a ti mismo de la realidad. ¿Cuál dirías que es el mayor monstruo que está acabando con todo en el presente?
Yo diría claramente que el aislamiento, y no estoy hablando del COVID, sino de cómo la tecnología ha cambiado las cosas. En Londres he notado un cambio brutal en los últimos años, cada vez invertimos más tiempo en este tipo de cosas y menos en socializar de verdad. Han cerrado un montón de bares LGTBI+ en Londres y espacios en los que conocí a la mayoría de mis amigos. Todos esos clubs en los que tuve a mi primer novio y me sentía parte de una comunidad. Todo esto me pone bastante triste la verdad.

Revisando algunas de tus últimas entrevistas, me llamó la atención esa anécdota en la que comentabas tener que ver “Queer As Folk” completamente a escondidas y con el miedo de que te pudieran descubrir en cualquier momento. Siendo de la misma generación que tú, tengo que reconocer que me sentí muy identificado con esa situación (ja, ja, ja).
Con la mano en la puerta por si de repente aparecían papá o mamá (ja, ja, ja)

Totalmente, ¿cómo te sientes viendo a las nuevas generaciones luchando por cambiar las cosas y comparándolo con tu pasado?
La verdad es que veo muchas cosas que me hacen ser muy optimista con el tema. Mira por ejemplo “Heartstopper”, la serie de Netflix, creo que es precioso lo que significa para las generaciones más jóvenes. Si yo fuera un niño y la estuviera viendo sería alucinante. ¡Y está en Netflix! O, por ejemplo, ves a alguien como Lil Nas X al que de adulto aprecio tremendamente. Pero, que si ahora mismo fuera un niño significaría muchísimo para mí. Todo eso que transmite de no tener vergüenza, de mostrarse tal como es… Nosotros, por el contrario, tuvimos que encontrar estas representaciones en figuras como Jimmy Somerville o Elton John, que creció en los años 50. No teníamos nada en los medios de comunicación para nosotros, así que todo este avance me parece increíble.

“Si algún director quiere a alguien que haga de monstruo, yo soy su hombre”

Y hablando del mundo audiovisual, la verdad es que tengo que confesar que yo también soy muy fan de “Knife + Heart” de Yann González. ¿Qué tal la experiencia de trabajar con él?
Buenísima, le amo. Uno de mis principales objetivos para este disco era hacer nuevos amigos. Porque a ver, adoro a Romy y Jamie pero necesito hacer nuevos amigos la verdad (ja, ja, ja). Así que cuando me acerqué a Yann fue solo para hacernos amigos la verdad. Al principio no habíamos hablado de trabajar juntos, pero me di cuenta de que teníamos tantas cosas en común que no lo podíamos evitar. Me encanta cómo es capaz de hacer películas oscuras, que dan miedo, pero a la vez mantiene un enorme sentido del humor. Adoro lo fantástico, lo absurdo, cómo lo hace todo tan sexy. Y claro, eso es lo que quería hacer también con mi música. Él tiene la luz en la oscuridad que yo necesito, el equilibrio perfecto. Nos hicimos muy buenos amigos por email antes de trabajar juntos y consiguió crear un espacio queer en el que me sentí muy seguro sin ser yo verdaderamente actor. Así que pude matar a mucha gente y también besar a tíos guapísimos (ja, ja, ja). Es que, realmente es el mejor la verdad, y también creo que a través de mí reflejó muchas cosas con las que se siente identificado.

Otra de las grandes voces de este disco, que además mencionabas anteriormente, es Jimmy Somerville al que defines como tu ángel de la guarda. Entiendo que la conexión con él viene de la enorme lucha que emprendió a favor de la visibilidad del VIH.
Jimmy para mí es como un faro que guía a mucha gente queer. Pero no solo eso, yo creo que es mucho más. Creo que es una figura que mucha gente que necesitaba salir de un entorno determinado, sentirse libre y diferente; realmente admira. Quería conocerle, quería que cantara en “Hideous” porque es una de mis personas favoritas del mundo mundial, pero también por lo que representa que él aparezca en el tema. Es una persona que pensaba que era pura fortaleza, pero luego he descubierto que también ha pasado mucho miedo. Algo que, por otro lado, no le ha frenado en ningún momento. Así que la verdad, solo te puedo decir que tengo mucho amor, respeto, afecto y admiración por él.

Si hablamos del sonido de este álbum, ¿cómo sientes que encaja esta nueva etapa en todo el universo que tenías construido a través de The XX?
La verdad que al principio yo no tenía muy claro qué hacer, ni quién era verdaderamente. ¿Soy un tercio de The XX? ¿A qué sueno? Fue aterrador. Pero, entonces me di cuenta de que lo que me apetecía era probar a hacer cualquier cosa que me apeteciera hacer. Los primeros temas que salieron fueron terribles, pero de muchos “errores” que cometía terminaban saliendo cosas que me gustaban. Luego entró Jamie XX en el álbum y lo hizo de una manera muy respetuosa. No llegó con ningún tipo de ego, sino que más bien estaba dispuesto a entrar en mi mundo. Se sentó conmigo y se tragó todas mis películas, escuchó mis discos, y siendo hetero se metió de lleno el terreno queer. Es evidente que ha metido cosas de él en este disco, pero sobre todo se ha esforzado para entrar dentro de mí y comprender mi universo.

La verdad es que al escucharlo yo sentí que era un álbum muy personal y que claramente te pertenecía por completo. Es un disco estupendo, felicidades. Viendo al Oliver del presente. ¿Cambiarías algo de ese pasado que tanto te ha comido la cabeza?
La verdad es que es tentador, pero por otro lado estoy muy feliz con la persona que soy en este momento y no querría estropearlo la verdad. Así que, aunque había cosas que no estaban bien, me quedo con que gracias a eso he llegado a donde estoy ahora mismo. No cambiaría nada por lo tanto.

Y bueno, aunque estás de lleno con la presentación de tu carrera en solitario, ¿tienes algún otro proyecto en mente?
La verdad es que ya tengo la cabeza en el próximo disco de The XX. La banda es mi hogar, donde verdaderamente está mi corazón, y estoy muy emocionado con él. Además, tengo nuevas ideas y cosas que he aprendido con este disco y que quiero llevar a la banda. Por otro lado, quiero seguir creando, quiero hacer películas. Así que, si algún director quiere algo de música o quiere que alguien haga de monstruo, yo soy su hombre.

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.