NUBES Y CLAROS
Entrevistas / Fangoria

NUBES Y CLAROS

Enrique Peñas — hace 18 años
Fotógrafo — Archivo

UNA ENTREVISTA CON FANGORIA ES UNA APUESTA CASI PERDIDA DE ANTEMANO POR CENTRAR LA CONVERSACIÓN EN UN TEMA CONCRETO (EN ESTE CASO, SU NUEVO DISCO PUBLICADO POR SUBTERFUGE, “NATURALEZA MUERTA”), PERO TAMBIÉN UNA INVITACIÓN A LA CRÓNICA ROSA DE LA MÚSICA POP, AL DESENFRENO VERBAL Y A LOS DIMES Y DIRETES DE UN MUNDO DEL QUE ALASKA Y NACHO CANUT SON HISTORIA VIVA (AUNQUE DISECADOS EN LA ESPLÉNDIDA PORTADA DE SU NUEVO ÁLBUM).

“¿Por qué estamos hablando de esto?”. Nacho Canut se sorprende a sí mismo en la prolongada respuesta al porqué del ritmo discotequero que predomina en “Naturaleza muerta”. Estaba diciendo que el punk de Offspring o Green Day “es una versión muy pobre, como el integrismo islámico, que coge la peor parte y sin mirar a otro lado”. Antes, Alaska explicaba que los ritmos de su nuevo álbum son algo así como “trance pop”. Nacho continúa: “Dentro de la electrónica es el equivalente a Los Ramones en el rock; coges la sustancia y haces cosas muy pop”. Tan fácil como que “en la música pop es todo artificio, como un decorado; y nos encanta que sea así” (Nacho). Alaska matiza la posibilidad de huir de ese decorado: “No somos dogmáticos, e igual que odiábamos a los fundamentalistas rockeros, también odiamos a los puristas; no estamos en contra de utilizar a músicos de verdad, pero cuando llamamos a alguien llamamos a Mastretta (aquí en dos temas). Yo no sé si toca bien o mal; supongo que lo hará bien, pero si tocara mal le llamaríamos igual porque queremos a Mastretta”.

“En la música pop es todo artificio, como un decorado; y nos encanta que sea así”

Un pequeño círculo de nombres que incluye a Carlos Jean (de nuevo el productor), Teresa Iturrioz e Ibon Errazkin (ex Le Mans), Esferobite (realizadores de los videos de Astrud), Carles Congost (autor de la portada), Bazoka Nut, Pablo Sycet, Javier Aramburu o L. Prosper. Un universo que se expande vía Spicnic (donde Nacho sigue con Intronautas); de hecho, “Un astronauta solo, flotando” la podría haber firmado Parade: “Además, en el último disco de Parade -“Consecuencias del mal uso de la electricidad”- sale una nube y tiene mucho que ver con el nuestro porque el tiempo (como fenómeno meteorológico) es uno de los temas del disco” (Nacho). “Y Jean nos decía que éramos así: Nacho una nube gris con un rayo, yo una nubecilla gris con gotas de lluvia, y Jean una nube con un gran sol” (Alaska). En cualquier caso, la decisión de que Carlos Jean fuera el productor no estuvo tan clara como pueda parecer una vez escuchado este disco. “Yo sí quería que fuese él, pero Nacho no. Había un momento en que pensábamos en Kadoc, Ibon Errazkin, Big Toxic y Jean” (Alaska). “Pero luego es verdad que Jean es perfecto como productor, lo que pasa es que era una época en que había producido a OBK, Miguel Bosé o La Unión, y eso tira un poco para atrás, creía que a lo mejor no estábamos ya en la misma onda musical. Pero es el productor ideal, y no sólo para nosotros, porque pienso que debería producir a Los Sencillos, a Ellos o a La Buena Vida; a Astrud no porque son muy suyos” (Nacho). Solventadas las dudas, el resultado es una continuación de “Una temporada en el infierno” (“me gusta, pero el nuevo es mi favorito con el “Fan Fatal”; y el “Salto mortal” era mucho más arriesgado, avanzado, más completo; no podría hacer esa música ahora” -Nacho-), aunque con unos temas mucho rápidos (al margen de “¿Por qué todo ha de ser de color de rosa” y “Ese hombre” -versión del tema de Manuel Alejandro popularizado por Rocío Jurado): “Es que nos hemos convertido en un grupo de festivales, donde el ochenta por ciento de la gente va a ver a otro grupo; es un público neutro, así que tocamos canciones rápidas y famosas” (Nacho). Su disco más comercial, dicen, y lo es el potencial de “No sé que me das”. Jean también les ha ayudado a alejarse de ciertos prejuicios. Prueba de ello, el ritmo de batucada en “Un astronauta solo, flotando”: “Nos viene un poco por Pet Shop Boys, por “Se a vida é”” (Alaska). “Reconocemos que no son nuestras raíces, lo hacemos como turistas de lo latino”. Y todo esto, en una época en la que no está muy claro si hemos superado los noventa. “Los noventa se acabaron con la muerte de Kurt Cobain en el 94, y ahí volvimos a los ochenta, a los grupos de estadio. En España tenemos a Alejandro Sanz, Rosana, Rosario o La Oreja de Van Gogh, que son los ochenta máximo” (Nacho). “Ahora espero que la crisis económica ayude a superarlo” (Alaska). “Pero la historia es la historia y hay media docena de grupos que están haciendo historia. En 2010 todo el mundo hablará de Astrud y La Buena Vida como si fueran la Velvet Underground, porque la Velvet no vendía en su momento, y eso es lo que me da rabia” (Nacho). “Son grupos que hacen que la gente haga grupos y eso es muy importante. Yo no he oído a nadie que diga que le ha influenciado Mecano y sí los Pegamoides” (Alaska). Veinte años en la brecha, aunque entonces, incluso antes (con Kaka de Luxe), ya se imaginaban aquí, con “Naturaleza muerta”: “Por supuesto. Lo que no imaginábamos es que Danza Invisible iban a seguir sacando discos” (Nacho). Y de aquí a tirar de la manta de la industria discográfica hay un paso, o menos. “El batería que echamos de Kaka de Luxe es el vicepresidente de la SGAE. ¿Pero como es posible que un señor que no servía para tocar la batería sea quien decide a quién le da el dinero para las giras. Yo comprendería que Javier Aramburu fuera el director de Warner, o El Zurdo o Carlos Berlanga, pero no que estén ahí los más serie Z” (Nacho). “La verdad es que no conozco otra industria como la discográfica, porque en la textil hay gente competente o los echan; allí los diseñadores diseñan, pero aquí no” (Alaska). Y todo esto, por si habían perdido el hilo, a cuento de que Fangoria han sacado nuevo disco, ¿o creías que hablábamos del tiempo?

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.