“No tengo que fichar cada mañana”
Entrevistas / Interpol

“No tengo que fichar cada mañana”

Enrique Peñas — 19-09-2014
Fotógrafo — Archivo

Paul Banks, Daniel Kessler y Sam Fogarino rompen un silencio de cuatro años para publicar “El Pintor” (Pias, 14), un anagrama del propio nombre de la banda que viene a decir que, pese a los cambios, el rock de Interpol continúa vivo.

Hay dos cosas que han cambiado en el nuevo álbum de Interpol: una es que suena más enérgico que su homónimo predecesor, publicado hace cuatro años; y otra es que es el primer disco sin el bajista Carlos Dengler, que abandonó el grupo justo tras el lanzamiento de “Interpol” (2010). “No diría que es un nuevo comienzo, aunque en algunas cuestiones sí lo ha sido, pero desde luego sí es un nuevo capítulo. Tampoco es que me haya parado mucho a pensar en ello, porque las canciones surgieron rápido y después hemos trabajado juntos muy intensamente, con la certeza de que estábamos dando un paso adelante”.

Quien responde es Daniel Kessler (guitarra), mientras las cuerdas vocales de Paul Banks (voz, guitarra y ahora también bajo) descansan del trote promocional. “Nunca pensamos en parar, pero tampoco tengo la sensación de que seguir fuese una obligación para nosotros. Si tenemos buenas ideas y podemos plasmarlas en un disco, genial, pero no me lo planteo como si fuese un trabajo diario. No tengo que fichar cada mañana”, afirma Kessler, para después meterse de lleno en la renovada etapa de Interpol como trío. “Carlos Dengler era un gran bajista, con muchas ideas y que además fue uno de los fundadores del grupo. Todo eso hace que te enfrentes a las nuevas canciones con una cierta incertidumbre, pero pronto Paul dijo que él se encargaría del bajo. En realidad es lo mismo que ocurre en otras facetas de la vida: no se trata de estar más o menos cómodos, pero es innegable que tres voces son menos que cuatro, y eso a veces puede ayudar al funcionamiento de la banda”.

Superado (y más que asumido) el cambio, el resultado es “El Pintor”, un trabajo que vuelve sobre los pasos de la épica rock que tan bien ha manejado Interpol desde “Turn On The Bright Lights” (2002), con una intensidad que se muestra desde el primer momento, con “All The Rage Back Home” como carta de presentación. “Otras veces hemos utilizado para abrir un instrumental que pudiera marcar por dónde iba a ir el sonido del disco, pero esta vez queríamos algo más: que no fuera sólo una introducción, sino una declaración de intenciones. Es un tema con mucha fuerza de la batería, más directo, y eso es lo que queríamos transmitir”.



2 comentarios
  1. En directo Paul,Banks sigue tocando la guitarra asi que… no es que ahora vaya a ser el bajista de la,banda.

  2. Y en el disco? Porque parece que ha sido Paul banks el bajista, no? David Pajo, por ejemplo, ya fue bajista en algunos conciertos, pero luego a la hora de grabar el disco, ha sido Paul Banks el que se ha ocupado… Y desde que se fue Dengler han tenido tiempo para buscar a otro…

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.