A las puertas de su segundo disco, “Santa Nalga” (Dress For Excess/Pias, 09), y asumiendo todavía la repercusión del primero, Meneo nos cuentan su visión acerca de algunas de las claves que les han convertido en una de las apuestas más bizarras, originales y divertidas de la escena.

Para sumergirnos en su
universo Rigo Tovar nos introduce en sus influencias: “cyberpunk,
software-art, dadaísmo, los gorilas enjaulados en los zoológicos, Super Mario
Bros”
, pero también en sus letras: “casi
todas se basan en conversaciones con amigos que luego quedan haciendo eco en mi
cabeza. ‘Licuadora’ era una tía que conocí cinco minutos en una rambla y me la
cantó tras decirle el nombre de nuestra banda”
. A eso, su compañero Raúl Seixas, le suma la fantástica conexión que
tienen encima del escenario. “Esto va de crear un estado mental. Es como el
free-jazz o un cuadro de Basquiat, ¿sabes?”
.
Han recorrido media Europa gracias a Myspace, consiguen que el público se lo
pase tan bien en sus directos que llegue incluso a desnudarse (junto con ellos
mismos) y han devuelto los 8-bits al panorama musical. (Seixas) “Pensamos
que cuando te fuerzas a expresarte con lo mínimo te es más fácil llegar a la
esencia de lo que quieres transmitir”
.
(Tovar) “A mí lo que me alucina es que haces música con un puto chip de hace
veinticinco años y suena más trasgresor y actual que cualquier pijada que te
venden por miles de euros ahora mismo”
. “Bitnik”, su próximo disco, promete ser rompedor, incluso para ellos: cantarán
los dos, habrá temas en inglés y probarán con ritmos 4X4, todo ello, eso sí,
con mucho estilo. (Seixas) “El estilo lo es todo. Puedes recitar versos a lo
bertzolari con un orinal en la cabeza haciendo el pino, que si lo haces con
estilo será en definitiva más cool que Michael Knight”
.