ÉRASE UNA VEZ UNA BANDA LLAMADA LOS FLECHAZOS, UNA BANDA QUE CONSIGUIÓ QUE HABLAR DEL SONIDO SIXTIES EN ESTE PAÍS NO SONROJASE CONVIRTIÉNDOSE CASI EN LEYENDA (RECUERDEN QUE INCLUSO SE ACABA DE PUBLICAR UN TRIBUTO). BIEN, PUES ALEX DÍEZ, SU LÍDER, AHORA ES COOPER.

Alex Díez vivió la era pop con Los Flechazos durante once años. Ahora se ha transformado en Cooper, su nuevo proyecto, y ha grabado “Fonorama” (Elefant, 00), su primer álbum. Hablamos con él de pasado y presente. Pero como temíamos, éstos se (con)fundieron, y es que el uno sin el otro no sirve… “No ha pasado nada especial desde que Los Flechazos dimos nuestro último concierto en el Purple Weekend del 98. Las razones que nos llevaron a separarnos Los Flechazos deberían haberme convencido para no hacer nunca más algo nuevo. Pero debe ser algo más fuerte que yo y no me he podido aguantar. Pensaba que cerraba una etapa muy clara en mi vida.

 

Lo tenía clarísimo, pero estaba equivocado”. Esta es la razón que esgrime Díez por la que se ha embarcado en un nuevo proyecto musical. Un proyecto diferente, eso sí, sin tantas connotaciones modernistas. “Los Flechazos, aunque intentábamos evitarlo, éramos una especie de portavoces de un movimiento generacional y teníamos que estar a la altura de las circunstancias… Había una serie de cosas que Los Flechazos no podían hacer. El grupo nació así y así tenía que morir. Creo que fuimos la banda de la historia de la música contemporánea que más tiempo ha permanecido, once años, fiel a una idea mod desde el principio hasta el final. El proyecto de Cooper es una cosa totalmente personal. Busco que me guste a mí, me he desembarazado de la carga de tener que ser el grupo del que los chicos se sintieran orgullosos y a quien tener que representar. Los Flechazos nacimos para eso, para llenar el hueco en las fiestas mods los fines de semana en León y para que los mods tuvieran un grupo del que sentirse orgulloso”. Pero, ¿qué se encontrará la gente cuando escuche Cooper? “Pop clásico con sonoridad contemporánea o algo así… En la época de Los Flechazos ya escuchaba mucha música contemporánea y ahora sigo escuchando mucha música de los sesenta”. O sea, que los planteamientos no han cambiado tanto. ¿O sí? Se habrá soltado Díez el pelo. “No es que esté más suelto que antes. Antes tenía una dirección y unos objetivos, tenía que hacer canciones para expresar una serie de emociones colectivas. En estos momentos expreso emociones mucho más personales. No tuve con Los Flechazos la sensación de estar coartado, ni ahora tengo libertad absoluta para hacer cosas diferentes. El cambio no es tan radical. Creía tanto en Los Flechazos como creo ahora en Cooper. En Los Flechazos tenía que hacer música para mí, para Elena, para el batería, para el bajista, para los mods y para los fans del pop. En aquella época la música la hacía con mentalidad para que la gente se identificara, me preocupaba lo que la gente pensaba de mi música. Eso se ha terminado. Ahora hago mi música como necesidad vital y como vía de escape de una creatividad que sin saberlo tenía dentro. No me preocupa el público, no va dirigido a nadie en particular. No puedo vivir con la losa de si a los mods les gusta. Necesito libertad y no tener ataduras en la cabeza para hacer canciones. Ahora me siento un poco un artista y un creador. Antes no era así”. Pero uno no puede escapar de su pasado… “Creo que hay suficientes cosas en Cooper de Los Flechazos para que a la gente le guste: mi voz, mi guitarra, mi forma de componer, mi gusto por el pop. Aunque el sonido del Hammond me encanta, he preferido hacer un disco de guitarras. Sé que las canciones de este disco van a envejecer más que las de Los Flechazos, que eran más atemporales, pero me da igual porque es lo que quería hacer. Con Los Flechazos quería hacer canciones que perduraran en el tiempo, que dentro de treinta años los fans de la música de los sesenta las redescubran y flipen”. Un hombre de ideas claras, sí señor, aunque uno no acabe de saber si está entrevistando al Alex Flechazo o al Alex Cooper (en homenaje al protagonista de “Quadrophenia”). Eso sí, charlamos con el mod de siempre, de Art School, Elephant Band, La Ruta, Les Tres Bien Ensemble, Los Fresones Rebeldes, el Purple Weekend, el homenaje a Los Flechazos, y un largo etcétera. Y es que no es tan fácil cambiar.