“Parece que no hemos aprendido nada”
Entrevistas / María José Llergo

“Parece que no hemos aprendido nada”

Redacción — 06-06-2020
Fotógrafo — Archivo

El próximo martes 9 de junio estrenaremos el primer episodio de la segunda temporada de “Valientes, Diario de una reconstrucción”. Una serie de podcast elaborados por el equipo de Mondo Sonoro que estarán disponibles en plataformas como Spotify, Apple Music, Ivoox, entre otras.

En nuestro primer episodio podrás encontrar declaraciones de artistas de la talla de Pucho (Vetusta Morla), Kiko Veneno, Albert Hammond Jr. (The Strokes), Laura Marling, David Ruiz (LA M.O.D.A.), Gringo (Derby Motoreta’s Burrito Kachimba), Sandra (Delaporte), Joan S Luna (Redactor Jefe de Mondo Sonoro), Angel Carmona (Radio 3), Travis Birds, Carlota Cossials (Hinds), Gera MX (Ciudad de México) o Perico (Guadalupe Plata y PeloMono). También contamos con las declaraciones de María José Llergo en una entrevista que, ahora te transcribimos en su totalidad, a modo de aperitivo de lo que podrás encontrar próximamente. Nuestra charla se publica al mismo tiempo que su proyecto de videopoemas “Cábalas”.


¿Cómo estás llevando la evolución de esta pandemia?
Estoy un poco cansada de estar aquí sola y encerrada, aunque me estoy adaptando muy bien, ya que, por suerte, el entorno que tengo me es muy familiar, es donde yo crecí. Así que estoy sana y salva. Estoy agradecida a la vida por todo lo que tengo. Estoy deseando poder cantarle a los demás en directo. Y estoy viendo también cómo el mundo se desmorona y me causa muchísima tristeza. Estoy viendo cómo mueren personas indiscriminadamente en países como Estados Unidos, que se supone que es la primera potencia mundial. Cómo nos peleamos, cómo en vez de estar unidos ante el virus, nos estamos fraccionando y peleando entre nosotros. Parece que no hemos aprendido nada. En ese aspecto, me desilusiona un poquito. Pero luego veo a la gente buena que me rodea y me calmo. Estoy en la fase 2, así que poco a poco vamos desescalando.


¿Alguna anécdota divertida o descubrimiento de tu vida confinada?
Pues yo estoy aquí en el campo y una gata que yo tenía aprovechó para parir, y a las dos semanas o así de parir, se fue y me dejó aquí con cinco hijos gatos que he criado con biberón. Pero los primeros días, cuando yo intentaba darles el biberón, vino otra gatita que acababa de parir, y al oírlos llorar se sentó en la cajita que tenía para ellos, una caja de patatas para ser más exactos, y empezó a darles de mamar. Empezó a amamantar a las crías, así que la naturaleza me está enseñando muchísimo en esta cuarentena. Estoy retomando la conexión con mis raíces. Ahora tengo a los cinco gatitos que dejó esta gata que ha desaparecido, que la echo de menos y a la que quiero mucho, y los dos gatitos que tenía la segunda gatita que vino. Así que estoy entretenida. Me siento como una Rolling Stone, es decir, me ven y se suben por mis piernas para arriba para que les de mimos y biberón. Son muy graciosos.

“Creo que hay un montón de gente que tiene muy buenas ideas y es cuestión de que sean escuchadas y que sean llevadas a cabo”.


¿Estáis trabajando en algún proyecto novedoso que se pueda contar? ¿Se os ocurre alguna idea para recuperar esa normalidad a la que estábamos acostumbrados?
Pues sí, estoy trabajando en varios proyectos nuevos. Uno de ellos, es uno que me hacía mucha ilusión porque empecé a principios del confinamiento a querer dar forma a los poemas que tenía escritos y decidí hacer una serie de videopoemas con una serie de artistas con los que tenía mucho anhelo de trabajar. Pero como estaba todo el rato de aquí para allá, me era imposible. Así que cuando el mundo se paró, aproveché y de alguna manera tiré de mensajes privados en plan: “Ay, que te admiro mucho. Por favor, si quieres podemos crear algo”. Y tengo la suerte de haber podido hacer cuatro videopoemas. Y con los artistas con los que he tenido la suerte de hacerlo es un proyecto colaborativo totalmente hecho con los recursos propios de una pandemia mundial. Es decir, con lo que cada uno tenía a mano hemos dado forma artística a lo que eran mis pensamientos verbalizados en forma de poesía. He trabajado con Ernesto Artillo, con Paloma Peñarrubia, con Califato 3/4, con Los Voluble, con A Flamenco Catharsis, con Sergi Palau, Bromo, María Sosa… En fin, muchos artistas que para mí son de lo más bonito que hay en este país, tanto en lo visual como en lo musical. Estoy contentísima con el resultado y estoy deseando que vea la luz. Casi que estoy impaciente. Y también he sacado un tema en honor a Lola Flores que se llama “Pena, penita, pena“. Lógicamente, es una versión del clásico que ella popularizó. Y lo hice con todo el amor del mundo para homenajear el 25 aniversario de su muerte. Así que, si queréis escucharlo, yo, pletórica. Y hay otra cosa: ya tengo masterizado el single nuevo. Estoy muy contenta con el resultado y estoy deseando que salga. A ver si todo se abre un poco, que pueda trabajar en el videoclip del tema. Ya está todo el planteamiento hecho y solamente falta hacerlo. O sea el concepto, el tratamiento… Casi todo está pensado. Solamente falta estar en el día, en el espacio-tiempo con el equipo trabajando en darle forma visual a este concepto que tú ves en tu cabeza cuando te imaginas el videoclip de un tema. Y tengo muchísimas ganas también de que salga. Estoy bastante creativa, pero primero estoy aprovechando para terminar todo lo que tenía empezado, que son bastantes cosas.

Por otro lado sí que se me ocurre una idea para poder retomar más o menos la actividad que teníamos antes. A mí me pasa que me veo limitada en recursos a la hora de hacer mi directo desde casa, porque claro, mi casa no es un estudio y la primera imagen que me viene es hacer nuestros conciertos en los teatros. Con un público reducido, lógicamente, para no poner en peligro a nadie. Pero a la misma vez, poder retransmitirlo en streaming de una forma remunerada y que de esa manera podamos acceder a un público grande y también se reactive la economía de la sala, del teatro, que el personal del teatro pueda cobrar dignamente, que los músicos podamos también subsistir, porque de lo contrario hasta 2021 no creo que podamos hacer conciertos como antes. Y claro, es también un poco frustrante tanto para el proceso creativo, porque se ve parado en seco, como también para el sector, porque hay muchísima gente que nos acompaña: técnicos de sonido, técnicos de luces, producción, mánager, road manager, bookers… En fin, una cadena enorme hasta que se produce un concierto y llega al espectador. Y no solamente nosotros, como figura artística, sino que hay muchas familias detrás que ahora mismo están totalmente paradas. Y esto repercute a todos los niveles porque, que una sociedad vea coartada su cultura, es una forma también de coartar sus propias sensaciones, sus sentimientos, sus pensamientos y también la impronta que va a dejar marcada en el tiempo. Cuando pase el tiempo, los que vengan detrás de nosotros nos mirarán por la huella que hemos dejado. Es decir, yo puedo conocer el siglo pasado porque hubo una serie de escritores, compositores, autores que retrataron el momento en el que vivieron y lo dejaron ahí. Entonces yo ahora accedo a esa fuente de saber, ya sea un saber académico o un saber artístico, que para mí tiene el mismo valor, y yo puedo hacerme una idea de cómo vivieron. Y a partir de esa vivencia, yo puedo establecer una serie de aprendizajes que me ayuden a afrontar mi realidad presente, mi día a día. Si esa fuente de conocimiento, de saber, es ocultada o se ve frustrada, yo tendré menos herramientas para enfrentarme a mi día a día como ciudadana o como persona. Así que es muy importante que cada sector busque su margen y su capacidad de sobreponerse a estas circunstancias. Creo que hay un montón de gente que tiene muy buenas ideas y es cuestión de que sean escuchadas y que sean llevadas a cabo. Y eso es lo que se me ocurre a bote pronto.

“Me da la impresión de que los dinosaurios todavía no se han extinguido. Y me da un poco de pena”.

De 193 países que hay en el mundo, solo 10 están gobernados por mujeres. Hay estudios que dicen que la gestión política de las mujeres durante esta pandemia está siendo mucho más efectiva. ¿Cuál debería de ser el papel de la mujer en la gestión política y cultural a partir de ahora?
Yo creo que ya va siendo hora de que se nos tenga en cuenta y de que desaparezcan brechas salariales, techos de cristal, etcétera. Sabemos que la valía de una persona no depende de su género, entonces ya está bien de discriminar a las mujeres. Además, fíjate lo bien que hacemos las cosas. Es increíble. Nos merecemos vivir una vida plena, profesional y dando lo mejor de nosotras a la sociedad en la que vivimos, porque la realidad es esta: tenemos muchísimo que aportar y muy bien. Yo creo que en todos los ámbitos de la vida deberíamos ser más inclusivos y lógicamente queda muy atrás eso de discriminar a la gente por su sexo. Ya está bien.


Después de los acontecimientos sucedidos y de todo el debate sobre la manifestación del 8 M, ¿crees que son convenientes este tipo de reivindicaciones en el futuro?
Creo que se ha utilizado para atacar al feminismo. Por supuesto que es conveniente seguir con este tipo de manifestaciones en el futuro. Lógicamente, yo creo que los seres humanos vamos a cambiar nuestra forma de manifestarlo o de aglomerarnos. Es decir, yo creo que seremos más higiénicos, más prudentes a la hora de hacer aglomeraciones, y esto también nos va a enseñar a cuidarnos un poco, porque al final, son los riesgos de vivir en sociedad. Porque viene un virus y si te das todo el rato besos y abrazos, te lo pegas. Yo creo que mientras haya machismo tenemos que reivindicar la igualdad, tenemos que reclamarla y cogerla como un derecho humano fundamental. Así que yo creo que sí. Igual que el desfile del Orgullo Gay. A mí, no me sobran porque viendo la cantidad de gente que rechaza a las personas que tienen una forma de amar diferente a la suya, queda mucho trabajo por hacer. Eso mismo es un motivo para seguir luchando. Visibilizar este tipo de realidades a la que algunos reaccionan todavía con violencia, y eso me recuerda al Paleolítico. Me da la impresión de que los dinosaurios todavía no se han extinguido. Y me da un poco de pena.


¿Qué canción tuya representa mejor este momento y por qué?
Muy pocos medios se paran a ver que solamente 10 países están gobernados por mujeres y son los países que mejor han gestionado la pandemia. Muy pocos medios visibilizan eso. Así que yo compartiría mi tema “Me miras pero no me ves” que está dedicado a la invisibilidad de las mujeres del campo, en este caso a la invisibilidad de las mujeres políticas que se dedican a hacer que su país y el mundo sea mejor. Y sin embargo, nadie se para a valorarlo y a verlo. Así que desde aquí, gracias, Mondo Sonoro, por poner vuestra mirada en ellas y ojalá todos lo hagamos.

Recuerda que también puedes escuchar la primera temporada de esta serie de Podcast  que elaboramos casi al principio de esta situación excepcional y que titulamos “Valientes. Diario de un encierro”. 

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.