“El aficionado a la música en general no tiende a buscar en las raíces”
Entrevistas / Los Hermanos Cubero

“El aficionado a la música en general no tiende a buscar en las raíces”

Don Disturbios — 15-04-2021
Fotógrafo — Archivo

Los Hermanos Cubero están de enhorabuena. Tras un disco tan bello como confesional y triste titulado “Quique dibuja la tristeza” (18), se han resarcido con dos trabajos muy diferentes.

El primero, y más mediático, responde al título de Errantes Telúricos” (Primavera Labels, 21) y se ha confeccionado a base de colaboraciones de lujo. El segundo, de corte más tradicional, se llama Proyecto Toribio(Primavera Labels, 21) y reivindica el repertorio de Toribio del Olmo, pero también el violín como instrumento de la música popular de Guadalajara.

A Quique y Roberto les envuelve un aura que se me antoja doble. Es algo tan indistinguible como definitorio de la filosofía que perfila su sonido. Una energía vital que por un lado surge de su desenfrenada pasión por la música y por otro de una autenticidad que emana de su carácter. Ambas facetas quedarán patentes en una entrevista que se alarga casi una hora y que, por una cuestión de espacio, no voy a poder reproducir en su totalidad. Será una charla distendida en la que hablaremos mucho de música, pero sobre todo de esa pasión que tienen por rescatar, adaptándola bajo su propio prisma, la música tradicional. Aquí está el secreto: en esa forma tan libre que tienen de llevar el folclore a su terreno y que los convierte en un ente tan curioso como extraño. Una propuesta capaz de llamar la atención de gente que no ha escuchado nunca música tradicional y no sabe distinguir una mandolina de una bandurria.

Hay que felicitaros porque los dos discos están teniendo una gran acogida por parte de la crítica. ¿Os lo esperábais?
(Roberto) ¡Hombre! Tanto como esperarlo no. Pero sí que es verdad que los discos se hacen un poco para eso (risas). Es cierto que con todos nuestros discos hemos tenido buenas críticas y por eso sabíamos que ahora iba a ser algo similar. Pero esta vez la respuesta está siendo muy positiva en prensa, está gustando bastante, y estamos contentos.
(Quique) Creo que se ha interpretado bien el concepto de que no es un disco de colaboraciones al uso. Que va más allá porque hemos querido profundizar, buscándole a cada uno las vueltas. Eso me ha gustado, que se ha entendido.

“Con Josele (Santiago) sí que pudimos volver a juntarnos porque fue el último que grabamos a finales de junio”.

Pues vayamos precisamente a eso. ¿Cuándo y por qué surge la idea de que este va a ser un disco de colaboraciones?
(Roberto) La primera idea surge de Carles (ndr: Baena, director de El Segell), quien nos propone hacer un tema con Grupo de Expertos Solynieve, pero simplemente por el placer de grabarlo y luego ya veríamos cómo le dábamos salida.
(Quique) Fue un poco ese rollo de “ellos son fans, nosotros somos fans, por qué no hacemos algo en plan colegas”.
(Roberto) Y estuvimos allí en Granada grabando con ellos.

Entonces ¿esto sucede antes de la pandemia?
(Roberto) En 2019. Y a partir de ahí fue “¡Oye! Y ¿por qué no grabamos algo más?”. Y entonces grabamos otro tema con Amaia.

¿También en estudio?
(Roberto) Sí, sí. Y entonces, en lugar de sacar los dos temas como singles, pensamos en sacar un Ep con cuatro canciones. Pero pasó que a la hora de proponer nombres pues llegamos a diez. (risas). Y lo que sucedió es que con Rocío Márquez sí que llegamos a grabar juntos en el estudio, pero luego con los demás…
(Quique) Ya se truncó. Porque la idea era hacer con todos lo mismo. Es decir, grabar en directo juntos alrededor de un solo micro. Pero, para no retrasarlo, decidimos grabar nosotros nuestra parte y mandarlo al colaborador para que añadiese la suya.

Imagino que el reto fue que no se notara la diferencia entre esos tres temas grabados en directo juntos y los que hicisteis a distancia, ¿no?
(Roberto) ¡Claro! Tuvimos que simplificar el proceso y detallar mucho más nuestra propuesta. Y hay que decir que, en la mayoría de los casos, nuestra propuesta fue la que tiró hasta el final. Porque más o menos a cada uno de ellos ya sabíamos de qué forma tratarles, porque conocemos su estilo y porque hemos sido seguidores.
(Quique) Pero también hay que decir que luego al final con Josele (Santiago) sí que pudimos volver a juntarnos porque fue el último que grabamos a finales de junio.

¿Cómo fue el proceso? ¿Los temas ya estaban hechos y fue la gente la que escogía o fuisteis vosotros los que le asignasteis el tema?
(Quique) Hay un poco de todo. Había temas que ya estaban hechos, otros eran más recientes y luego estaban los tradicionales que se escogieron pensando más en quien iba a cantar en cada uno de ellos.

¿Y hay algún tema que esté hecho a medida?
(Roberto) No. Porque cuando componemos no tenemos esa habilidad para adaptarnos. Somos más simples. Componemos lo que tenemos en la cabeza.
(Quique) Una vez nos hicieron un encargo y no sé si es que no fuimos capaces o que a la otra persona no le gustó, pero no se llevó a cabo.
(Roberto) Pero no para este disco, era para otra cosa. Lo que sí que es verdad es que, a la hora de darle una canción a alguien, sí tienes en cuenta que le vaya a funcionar.
(Quique) Por ejemplo la de Rodrigo Cuevas, “Llama encendida”, sí que es un tema que yo tenía compuesto de hace igual cinco años y, comentándolo con Roberto, fue pensar que ese tema le encajaba a Rodrigo que ni pintado porque tenía esa cosa así como un poco pasional.
(Roberto) O por ejemplo en el tema de Christina Rosenvinge, “La rama”, yo estaba buscando temas tradicionales pero con ella en mente, pensando en algo que le fuera bien. Sin embargo, quise ser un poco cabrón y busqué una pieza que la sacara un poco de su zona de confort, aunque luego se vio que no (risas). Pero lo intentamos (risas). Además con Christina fue guay porque le envié la pieza, una grabación de campo, que es una pieza de pandereta de los año cuarenta, y ella me estuvo preguntando mucho sobre el origen de la pieza y creo que eso hizo que le pillara mucho el rollo y por eso se mantiene el espíritu de baile que tiene la pieza original.

“Recuerdo que Grupo de Expertos nos propusieron dos temas y elegimos esta porque somos súper fans de Tom T. Hall, lo tenemos escuchadísimo”. 

¿Os pasó con algún artista más que os preguntara y quisiera indagar en el origen del tema?
(Roberto ) Con casi todos, en realidad, Porque cuando vas a cantar algo, tienes que sentir cierta implicación y casi todos mostraron interés. Por ejemplo, recuerdo que con Hendrick Röver hablamos mucho, durante el encierro, y eran conversaciones muy largas así que hubo mucha implicación.

De hecho, los temas con Hendrick y también con Grupo de Expertos Solynieve, le han dado una nueva dimensión a vuestra música por el hecho de incluir batería y guitarras eléctricas, ¿no?
(Quique) Sí, para nosotros fue algo nuevo porque no habíamos tocado nunca con esos instrumentos
(Roberto) Recuerdo que Grupo de Expertos nos propusieron dos temas y elegimos esta porque somos súper fans de Tom T. Hall, lo tenemos escuchadísimo, y además la adaptación al castellano de Manu Ferrón es ultra fiel a la versión en inglés y, aunque es una cosa que no hemos hecho nunca, es muy familiar para nosotros. Ese sonido de música country lo tenemos muy asimilado.
(Quique) Sí. No lo hemos puesto en los discos de los Cubero, pero hemos tocado esa música en otros proyectos.

Siempre que se habla de vosotros, se os pone la etiqueta de exploradores o indagadores y de querer recuperar la tradición.
(Quique) En el país de los ciegos el tuerto es rey (risas).

¡Justo! Es un poco eso ¿Pensáis que vosotros destacáis precisamente porque aquí no hay demasiado interés o no lo ha habido hasta ahora por lo que es la música tradicional?
(Quique) Hay mucho interés y hay gente que se dedica a ello, pero están como tapados en un circuito muy cerrado y no trascienden. Y es verdad que el aficionado a la música en general no tiende a buscar en las raíces, y eso yo creo que es una cosa endémica de España por muchas razones. Entonces, sí que es verdad que destacamos un poco porque hemos salido de ese pequeño círculo de gente que sí se dedica a esto y por alguna razón hemos asomado la patita y hemos aparecido a la vista de otra gente (…).

Lo que me resulta curioso es que, precisamente por haber logrado tener cierta repercusión en lo medios, eso os haya permitido poder hacer un segundo disco instrumental que igual sin esa atención no sé si lo hubierais podido hacer.
(Roberto) Lo hubiéramos hecho igual porque somos así de cabezones.

AGENDA DE CONCIERTOS: 

20.00h Desde 22€ (Nits del Coliseum)

 

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.