Najwa acaba de editar su tercer álbum, “Mayday” (Dro, 03), un tratado de pop electrónico vital y entusiasta, relajado y animado. Una muestra encomiable en las voces y en la exquisita producción de Raúl Santos (Supercinexine).

Quedamos en un hotel céntrico de Barcelona para hablar con Najwa Nimri del pasado, presente y futuro de su carrera musical, haciendo especial hincapié en su último trabajo. Lo primero es preguntarle por la colaboración, nuevamente, en tareas de programación y producción de Raúl Santos también conocido como Supercinexine. “Con Raúl somos ya una pareja, llevamos un romance musical desde el día que nos conocimos. Nos encanta trabajar juntos, meternos en el estudio y pasarnos horas hasta encontrar el sonido o la textura que queremos. Nos peleamos con las máquinas y entre nosotros hasta conseguir lo que queremos. Para este disco hemos trabajado en casa en el estudio casero que tenemos. Y para las voces nos hemos ido a El Cortijo, en Málaga. Hemos pasado muchas horas rompiéndonos la cabeza hasta conseguir nuestro objetivo. La verdad es que estamos hipersatisfechos de las once canciones que hemos acabado sacando en el álbum”.

“Es difícil hacer coincidir un a melodía inspirada en los patrones anglosajones con la textura del castellano”

El resultado es un disco de pop electrónico con escaso pozo trip-hopero y con mucho cuidado por la melodía ya sea esta hecha con la voz de Najwa o por algún sintetizador manipulado por Raúl Santos. El electro, el techno pop nostálgico y vital que desprende tanto su voz como su persona hacen de este disco un nuevo rara avis en el panorama español como lo fue su primer disco con Carlos Jean. “La verdad es que grabamos bastantes más canciones, y escogimos las que hay en el disco para darle una cierta unidad al material, queríamos un concepto global tanto en letras como en música”. El trabajo es electrónico y orgánico y, sobre todo, extremadamente exportable gracias a una pulidísima producción que a la vez hace del disco material audible para radiofórmulas. Es importante no leer este último comentario como algo peyorativo, sino más bien todo lo contrario. Hablemos del idioma. “Lo del inglés es evidente que es por sonoridad. Es difícil hacer coincidir un a melodía inspirada en los patrones anglosajones con la textura del castellano. Hay gente con capacidad para ello Los Planetas, La Mala Rodríguez y pocos más”. Así es como sale a flote una colaboración muy especial, la de Floren de Los Planetas. “Me encantan, son un grupo único y personalmente estoy muy contenta del sonido que saco con su guitarra para el disco”. Hablar de La Mala es hablar de otra pasión de Najwa, el flamenco. “Me encanta, es música con mucha alma como lo pueda ser el soul. De hecho las coplas fueron mi primera escuela. De muy pequeñita me pasaba el día cantando en casa y más tarde me involucré en el soul con el grupo Respect. Son estilos que no difieren tanto. La Pantoja o Aretha Franklin tiene más coincidencias de lo que la gente se cree. Es música con alma y la voz siempre es el instrumento principal”. Para el directo la electrónica volverá a colisionar con los instrumentos reales en un tour de force el cual podremos disfrutar en pocas ciudades y en pocas fechas. “Haremos algunos conciertos, pero no habrá gira por cuestiones de tiempo. También planeamos venir el próximo año a Barcelona con todo el estudio para grabar nuevo material”. Por otro lado, resulta inevitable preguntarle por las diferencias entre la actuación cinematográfica y la interpretación musical. “En la música solamente dependes de ti misma. Nadie te dirige ni te da un guión que leer. Tú escribes tu propio guión y lo interpretas; es algo más inmediato a pesar de que también hay postproducción no se puede comparar con el cine. Me encantan las dos disciplinas. Aunque la gente me conozca más como actriz, la música es mi primera escuela y es una droga demasiado fuerte para dejarla. Soy adicta al estudio”. Un entusiasmo por la música que desprende en la conversación tanto hablando de su trabajo como del de otros. Es un placer escucharla hablar de su música presente y su proyecto, ya en mente, para el próximo año.