“Hacemos lo que nos apetece hacer, sin darle explicaciones a nadie”
Entrevistas / Lie Detectors

“Hacemos lo que nos apetece hacer, sin darle explicaciones a nadie”

Holden Fiasco — 06-02-2020
Fotógrafo — J.A.Areta Goñi "JUXE"

Hace como cuatro años, Álvaro Fierro les entrevistaba para esta misma publicación. Ya surgía, por entonces, el tema de la duración: que si corto que si largo, que si single que si couple. En aquella entrevista, se vaticinaba que algún día llegaría lo segundo. Pues llega ahora.

Cinco años después de que dieran comienzo a este proyecto y tras una larga ristra de sencillos publicada, Lie Detectors lanza al mercado su primer larga duración, su primer álbum. Lo titulan, además, de manera explícita: “Long Play” (FOLC Records/Traga Discos, 2020). Sin ánimo de estropear la primera escucha a aquellos que aún no lo hayan catado, entrevistamos a Eneko Etxeandia, guitarrista de la banda, para hablar un poco sobre la experiencia y el resultado final.

No voy a ser muy original. Me imagino que, a partir de ahora, os cansaréis de responder a esta pregunta o a otras que se le parezcan, pero es casi obligado. Después de cuatro singles muy bien recibidos, os lanzáis a por el larga duración, ¿ha sido una decisión meditada, obligada por presión del público, hacéis lo que os da la gana?
Ha sido una decisión totalmente premeditada. Podíamos haber seguido haciendo singles eternamente. Pero no sé… Después de hacer cuatro singles, también te apetece hacer otra cosa. Somos un grupo que se autofinancia, no tenemos que responder a criterios de industria musical, ni managers, ni nada. Hacemos lo que nos apetece hacer, sin darle explicaciones a nadie. ¡Lo de editar singles es maravilloso! Fue una opción que tomamos en su momento para tener algo con lo que presentarnos y empezar a dar salida a lo que íbamos sacando sin tener que esperar a tener material para un disco largo. El formato single nos encanta y seguramente volveremos a sacar otra vez en ese formato en algún momento… De hecho, igual no volvemos a grabar un LP nunca más… ¿Quién sabe? Haremos lo que nos lata en cada momento. Pero lo cierto es que tampoco nos apetecía encasillarnos, ni sentirnos “obligados” a hacer algo pensado como cara A y otra para cara B porque ya somos “el grupo de los singles”. Me parece acotar mucho la historia, ¿no? La cosa es intentar mantener el grupo fresco e intentar hacer cosas que lo mantenga interesante para nosotros.

“En este disco, aunque sigue habiendo desparrame y sentido del humor, puede que la cosa se haya puesto un poco más cruda”

El número de canciones no es la única novedad, y tampoco voy a ser muy original con ésta. También ampliáis membresía y pasáis de cuatro a cinco con la incorporación de Álvaro Turrión a los teclados, ¿qué buscabais con esta incorporación?
Lo que buscábamos era ampliar un poco el rollo del grupo y darle un toque extra. Desde el principio nos seducía la idea de un teclado y, de hecho, Álvaro nos vio en el primer concierto y al acabar se ofreció a ser nuestro teclista si algún día necesitábamos uno. Así que nos guardamos la baza, por si se daba el momento en el que quisiéramos meter teclas. Se estrenó en el 25 aniversario de NCC en Intxaurrondo. En un principio hizo algunos conciertos con nosotros y a partir de empezar a preparar el disco ya fue más continuado y ya está con nosotros. Al principio se “asustó” un poco por la montaña rusa que supone este grupo y porque el funcionamiento y el desparrame no dista mucho de un grupo de punk. Y él es un tipo centrado. Fuimos a tocar al Fuzzville de Benidorm, hubo una invasión de escenario en “Me gusta la calle” (la última canción) y ante la avalancha de gente, tuvo que desenchufar el teclado a toda leche y salir del escenario sin que ninguno de nosotros se diera cuenta. Al acabar el concierto flipamos porque bajó la gente, se despejó el tablado, nos quedamos los del grupo arriba recogiendo lo nuestro y de pronto nos dimos cuenta… “¿Dónde está Álvaro? En la furgoneta estaba, ¿no?” Le jodieron la entrada del teclado y tuvo que emplearse a fondo en limpiarlo tecla por tecla. Pero ya está aclimatado y, por supuesto, pagamos la avería del teclado.

No quiero ser entrometido, pero ¿cómo ha sido la composición del disco? ¿Todas las canciones han sido escritas ahora, explícitamente para este disco? ¿Habéis esperado a tener un número para entrar a grabar? ¿O teníais ya material viejo sin editar que habéis combinado con el nuevo?
Dos de las canciones del disco las hemos ido tocando en los conciertos desde hace unos años, porque apenas teníamos repertorio y, a pesar de no haberlas editado, las tocábamos. Del resto, algunas estaban semi-planteadas en el local desde hace un tiempo, pero, como también tocábamos bastante en directo, apenas sacábamos tiempo para ensayar y acabar los temas. Así que, durante el último año, decidimos bajar el ritmo de tocar en directo para poder acabar las que más o menos estaban sobre la mesa y sacar algunas nuevas que nos permitieran juntar temas para un LP.

¿Ha habido descartes?
Hubo un descarte del cual nos gustaba la letra que, después de transformar la música, ha acabado dentro del disco y nos flipa cómo ha quedado. Alguna idea que empezamos a mirar y nos gustaba se ha quedado fuera porque tampoco tuvimos tiempo de acabarla y ya teníamos que entrar al estudio.

¿Cómo ha sido el proceso de grabación?
El disco lo grabamos en Garate Studios de Andoain con Kaki Arkarazo como productor. Todo el mundo lo sabe ya, pero, aparte de ser uno de los mejores estudios, es un baserri en el monte y nos fuimos a vivir allí de jueves a domingo. Como si te vas a un agroturismo precioso con una sala de grabación alucinante en la ganbara. Lo grabamos todos juntos en analógico y las mezclas también se hicieron en la mesa de Garate, durante unas cuantas tardes de la semana siguiente. Es un estudio brutal y además nos pilla muy cerca de casa, lo que, en esta ocasión, nos apetecía y facilitaba mucho las cosas. Con Kaki estuvimos súper a gusto, lo “detectorizamos” completamente y nos entendió guay. Es un gran productor y técnico de sonido. Y buen terapeuta, ¡jajaja!

Desde fuera, si me permitís opinar, parece un disco muy versátil, con muchas tonalidades, contrastes, rico en variedad. ¿Era algo que buscabais?
Pensamos que está guay que haya algo de variedad, dentro de que es un disco de Rock&Roll, claro. Y luego es que no somos un grupo preciosista que arregla las canciones hasta el infinito, por tanto, intentamos que la variedad venga por otro lado que no sean los arreglos. Pero lo cierto es que ni nos sale ni nos apetece hacer un estilo en concreto… Si surge una idea a la que le pillamos el punto y vemos que puede tener su rollo, se queda. De todas formas, lo de la variedad no creo que sea algo exclusivo de este LP. Si juntas las 8 canciones que editamos en los cuatro singles y las pones seguidas, también hay mogollón de variedad. Pero con los singles pasa eso, que lo que prevalece es la cara A y a veces puede ser un poco injusto porque, a menudo, las chucherías están en las caras B. Por ponerte un ejemplo obvio y conocido por todos: “Rain” de los Beatles era la cara B del single “Paperback Writer” y es una de mis canciones favoritas de siempre.

También me parece que hay diversidad en cuanto a la velocidad, hasta el punto de que algunas canciones se pueden considerar medios tiempos. ¿Estáis de acuerdo?
Aquí te podría decir lo mismo que en la anterior respuesta. Creo que siempre hemos tenido cierta variedad en las velocidades de las canciones, pero puede que en el disco se introduzca algún tempo nuevo, sí.

Sin abandonar, eso sí, las caderas, siempre tirando al baile y la instigación, ¿no?
Supongo que sí. La verdad es que no sé qué contestar a esto… Es lo que nos sale.

Las letras también parecen buscar una diversidad temática: injusticias de clase, amor con distintos matices, trances íntimos, alergias primaverales, cerveza…
Sí que hay diversidad temática. En los singles puede que predominaran las temáticas más ligeras o despreocupadas (exceptuando quizás “Cymbalta” y “Viajar”) y en este disco que nos ocupa, aunque sigue habiendo desparrame y sentido del humor, puede que la cosa se haya puesto un poco más cruda… Pero los temas que tratamos es parte de lo que nos ha tocado vivir últimamente y así ha quedado reflejado en el disco.

En mi opinión, siempre habéis mezclado estilos a vuestra bola, con personalidad, sin caer en el mero ejercicio, pero, en este, personalmente, me parece incluso reconocer más raíces y más mezcla. Aunque suene a frase hecha de entrevistador poco creativo: ¿habéis intentado incorporar nuevas paletas de sonido, nuevas gamas a vuestro propio estilo musical?
La única máxima es que, si nos sentimos a gusto tocando una idea y vemos que podemos llevarla a nuestro terreno, seguimos adelante con ella. A mí personalmente me gusta que haya variedad, como los Damned del 79-83, que podían hacer una canción de pyschedelia, garagito, english pop y punk todo en el mismo disco. También es cierto que Txema tiene mucha personalidad cantando y eso hace que, aunque toques algo que en principio pueda parecer alejado de tu abanico, cuando él pone la voz, ya suene a Lie Detectors. Un poco como Dave Vanian, pero en cañí, con bigotón y vestido de blanco, con su traje celestial. Esto no quiere decir que no nos gusten muchos grupos que hacen ejercicio de estilo. Hay muchos que nos flipan y de los que somos fans, pero no nos sale tirar por ahí. Ni nos los lo planteamos.

Ya habéis empezado a desvelar parte del contenido, pero ¿cómo anticiparíais vosotros lo que va a encontrar la gente en Long Play?
Yo creo que es una continuación de lo que hicimos en los singles, aunque con teclado, claro está. Están todos los ingredientes que había en los cuatro singles y algo más. Además, a nivel gráfico, hemos contado con la colaboración de los amigos de Palmeras y Puros para la brutal ilustración de la contraportada y acabamos de estrenar nuestro primer videoclip “El regalo” con el cual estamos encantados.

Me imagino que después tocará carretera y directo, ¿queréis adelantar alguna fecha, para que estemos todos atentos?
Los conciertos que están anunciados hasta ahora son los siguientes: 22 de febrero en Gasteiz (Helldorado), 28 de febrero en Logroño (Sala Stereo), 29 de febrero en Valencia (Wáchina Wáchina Fest-16 Toneladas), 6 de marzo en Granada (Lemon Rock Bar & Hostel), 7 de marzo en Málaga, 21 de marzo en Hondarribia (Psilocibenea), 25 de abril en Urretxu (Poligrafo Fest), 30 de abril en Bilbao y 8 de agosto en Limodre (Felicia Pop).

Primeras fechas de conciertos:

22 Febrero – Hell Dorado, Vitoria-Gasteiz
28 Febrero – Stereo, Logroño
29 Febrero – Festival Wachina Wachina, Valencia
6 Marzo – Lemon Rock Bar & Hostel, Granada
7 Marzo – Málaga
21 Marzo – Psilocybenea, Hondarribia
25 Abril – Poligrafo Fest, Urretxu
30 Abril – Bilbao
8 Agosto – Felicia Pop, Limodre

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.