“Somos como un puto mono con pistola”
Entrevistas / La Inquisición

“Somos como un puto mono con pistola”

Jesús Casañas — 21-12-2018
Fotógrafo — Archivo

Desde Barcelona, de las cenizas de Secret ArmyLa Inquisición hace su puesta de largo con “LVX” (HFMN, 18), un primer LP precedido de dos EPs. Nueve temas donde defienden un punk enérgico de voz desgarrada, distorsión omnipresente y ritmos a todo trapo en los que coquetean con el Oi!, el street punk y, sobre todo, el post punk. Oscuridad y rabia a partes iguales.

La Inquisición nace con integrantes de otras bandas como Último Asalto o Malarians, ¿cómo y cuándo fue su gestación?
Un par de nosotros tocaba en Último Asalto (Barcelona) y otro tocaba en Malarians (Madrid) hará como 17 años. Aparte todos nosotros tocábamos en muchos grupos más. Pero lo más importante respecto a la gestación de la banda es que todos compartíamos la última formación Secret Army. Tras decidir que habíamos agotado un ciclo creamos un nuevo proyecto que fuese más básico, más directo, más a la raíz y en castellano, esto se convirtió finalmente en La Inquisición.

Los dos primeros discos fueron EPs, “S/T” (15) y “Verdadera Fe” (16), ¿se adecúa este formato mejor a los tiempos que corren?
La verdad es que no lo sé muy bien, lo que creo que ya no funciona son los discos largos, el típico CD con veinte temas de los que molan cinco. En nuestro caso el primer EP realmente era la primera maqueta que hicimos, pero en vinilo, y el segundo sí que tenía esa intencionalidad de EP oficial, es un formato que nos gusta.

Ambos se han reeditado en cassette, con un EP por cada cara, ¿funcionan mejor los productos para coleccionistas que tal vez un CD al uso?
Yo creo que todo se complementa, a nuestro nivel no tenemos una concepción de esto muy clara, vamos haciendo temas, nos proponen cosas y nos suele parecer bien. Esto fue idea de un amiguete alemán, desde luego para los coleccionistas el típico CD ya no es una opción.

En 2018 grabáis al fin un álbum completo, ¿era el momento de saltar al largo?
Después de dos EPs, sin duda alguna, no había otra opción.

Se llama “LVX”, ¿a qué se refiere el título?
Siempre nos ha interesado esa dualidad entre la luz y la oscuridad, pensamos varios títulos en esa onda y finalmente nos quedamos con ése, intenta sintetizar que siempre desde la oscuridad llega la luz, como los primeros rayos de la mañana y esas movidas.

"Siempre intentamos abordar cualquier tema desde una perspectiva personal, nos gusta más contar historias y que estas hablen a través de los ojos de sus protagonistas"

¿Contentos con el sonido conseguido?
Sí, bastante. Lo grabamos, mezclamos y masterizamos en casa de nuestro amigo Marc Trueba, no en un estudio ultraprofesional, y creemos que el resultado es excelente para los medios que teníamos.

Las letras de La Inquisición parecen interesarse más por temas oscuros, nihilistas o anticlericales en la línea del post punk, que por asuntos más sociales o políticos, ¿es cierto?
No necesariamente, desde luego siempre intentamos abordar cualquier tema desde una perspectiva personal, nos gusta más contar historias y que estas hablen a través de los ojos de sus protagonistas. En cierto modo utilizamos esto como vehículo expresivo para realmente decir cosas que pensamos o que nos inquietan, en nuestro universo personal confluyen muchas inquietudes, casi todas ellas relacionadas con el mundo visible, la vida y sus circunstancias, pero también con el mundo invisible y temas más herméticos.

El videoclip de “El Final” también demuestra vuestro gusto por la oscuridad. ¿Dónde se rodó, y cuál era la idea?
Lo rodamos en un balneario abandonado y por las montañas, en las proximidades de Olesa de Montserrat. La idea era un poco esa, hacer algo oscuro que reflejase la atmósfera del tema, con representaciones de animales en el invierno de los días, siempre nos ha interesado ese rollo del paso de las estaciones, de las eras, y la naturaleza y sus espíritus.

No obstante, también tenéis sitio para hacerle una canción de amor-odio a Barcelona como es “Rosa de mort”. ¿Es de las más coreadas en los conciertos?
De momento parece que está funcionando bastante bien, y es uno de los hits del disco, es curioso porque estuvimos a punto de desecharla. Joder, somos como un puto mono con pistola… Hay veces que nos sabemos muy bien lo que hacemos, pero inexplicablemente todo acaba saliendo bien.

"Muchos temas de Dorian son bastante traducibles al punk, las líneas de bajo son salvajes y las letras son increíbles"

En la última pista lleváis a vuestro terreno un tema de Dorian, ¿es una provocación a la ortodoxia punk?
No pretende serlo, la verdad es que el hecho de que exista una “ortodoxia punk” es bastante paradójico en sí mismo, ¿no? El caso es que nos gustan Dorian y sobre todo ese tema “nos representa”, muchos amigos que no saben ni quienes son Dorian pensaban que era un tema nuestro, y es que muchos temas de Dorian son bastante traducibles al punk, las líneas de bajo son salvajes y las letras son increíbles.

Ya estáis presentando el disco en directo, ¿qué tal se está dando?
Bastante bien, la verdad, estamos más o menos a la mitad de la girilla por el Estado y muy contentos con cómo está yendo, la gente viene a los shows y se regocija con nosotros en un maremágnum de sudor gritos y caos. ¡Mola!

¿Qué tiene preparada La Inquisición para 2019?
En marzo hacemos una gira de unos once días por toda Europa junto a Lions Law y Bad Co Project, en verano haremos temporada de festivales y después en septiembre veremos, pero de momento nuestro plan es llevar “LVX” al mayor número de sitios posibles y cuando sea el momento grabar lo siguiente.

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.