La fauna que no cesa
Entrevistas / El Niño Gusano

La fauna que no cesa

Norman A. — 01-06-1998
Fotógrafo — Archivo

Andrés Perruca, Sergio Vinadé, Paco Lahiguera, Mario Quesada y Sergio Algora podrían ser considerados, a estas alturas y especialmente gracias a la publicación de su tercer larga duración “El escarabajo más grande del mundo”, la banda pop con mayor sentido del humor del territorio nacional, un humor descacharrante, pero que saben combinar con unas composiciones tan frescas y personales que, día a día, les ha granjeado una legión tanto de seguidores como de detractores. Elije bando,pero no te olvides de que cinco maños tan dicharacheros no pueden equivocarse así como así.

En realidad la conversación gira en torno a la publicación de su tercer álbum, “El Escarabajo Más Grande De Europa”,denominación que, como muchos de los títulos y textos de sus composiciones, no responde a situaciones delirantes sino a una óptica singular de la misma realidad que todos padecemos, “es mucho más literal de lo que la gente se piensa. En este caso se trata de una ánecdota que nos sucedió estando en Francia, cuando el bajista cazó un ciervo volador conocido como el escarabajo más grande de Europa,y un tiempo después, ante la sorpresa de todos, derribó a otro en una estación de servicio y nos pareció que debía ser una señal. Desde aquel instante nos quedamos con ese título que además coincide con las dimensiones del disco, pues es el más largo que hemos hecho hasta la fecha, incluido el proceso de composición y grabación correspondientes“. En efecto, estamos ante un trabajo con un minutaje superior a lo habitual en lo referente al material publicado por los de Zaragoza. “Teníamos una colección de canciones muy amplia. Tan sólo se habían dejado fuera del disco cuatro temas. Según los que se eligieran, el álbum iba a salir más continuista y pop tipo “El Efecto Lupa”, o por el contrario se reflejaría una evolución o un cambio en nuestro estilo. Al final decidimos dejar fuera las canciones que sonaban más pop y directas para conseguir un disco más compacto y homogéneo“. Un trabajo que se abre y se cierra con un mismo corte, “Telehueso”.¿Alguien dijo conceptual? “La verdad es que no lo planificamos así de entrada, pero a medida que el disco iba tomando forma nos dimos cuenta que había muchos elementos que lo acercaban a esa categoría.”Telehueso” nació simplemente como sintonía musical y querríamos que el disco terminara de la misma manera que empieza,pero de la misma forma contribuye a ensalzar esa idea de conceptualidad“.Un servidor intuye que el proceso compositivo se revela plural y multidireccional.”Es como un caos ordenado. Lo comparamos a un taller donde cinco operarios construyen un vehículo pero cada uno de ellos tiene una especialidad distinta pero donde todos pueden intercambiar sus posiciones“. Bonita descripción, sí señor. Pero, ¿resulta todo tan sencillo como freír un huevo frito con diez manos al mismo tiempo?.”Hay muchas luchas y discusiones. Cada uno aporta sus partes y sus piezas, y poco a poco se van encajando, pero sin que cada uno de nosotros se cierre en banda, sino que interactuamos todos en lo de los demás.Es una puesta en común que también exige una cura de humildad“.Es un buen momento para desmitificar esa imagen de descontrol esquizoide que algunos han querido ver en las maneras del grupo. “Tenemos un poco esa imagen de desquiciados que pierden el tiempo viviendo a lo loco por ahí, pero la realidad es que nos pasamos muchas horas, sobre todo últimamente en el local de ensayo. Desde luego sería mucho más fácil si alguien nos diera la canción hecha y nosotros sólo tuviéramos que arreglarla, sin embargo podemos dedicar meses a la creación de un único tema“. A estas alturas de la entrevista la incontinencia verborréica es incontenible y cito la palabra mágica: surrealismo. “Nunca nos lo hemos planteado como algo premeditado; quizás la conjunción de nuestras personalidades favoreció esa imagen que los medios tendían a relacionar con el surrealismo, aunque todos veníamos de hacer cosas muy distintas a lo que hacemos en El Niño Gusano. De todos modos creemos que antes hacíamos cosas más cercanas al surrealismo que ahora. Cada vez hay menos“. ¿Y las letras?”Muchas de las cosas que la gente asocia con el surrealismo proceden directamente de la propia realidad,lo que pasa que el contexto puede transformar esa percepción a los ojos de los demás. No vamos a negar que hay algo de absurdo y surrealista en lo que hacemos, pero es mucho menos de lo que la gente se piensa“.Tampoco es del todo cierta esa imagen de grupo al que los parabienes  le han llovido desde sus más remotos inicios. “Cuando empezamos nunca nos imaginamos que llegaríamos a grabar un disco. La maqueta del futuro “Palencia EP” no nos la quería publicar ninguna discográfica, y eso que llamamos a las puertas de las principales independientes del país, pero nadie confió en nosotros. Al final nos lo editó Grabaciones en el mar para inaugurar el sello.Tuvimos una época ya olvidada en la que teníamos una sensación de incomprendidos, de que no le gustaba a nadie lo que hacíamos.Una vez publicado “Circo Luso” fue cuando empezaron a llovernos buenas críticas“. Cambio de tercio y les sugiero la posibilidad de considerar el directo como su auténtica asignatura pendiente,más aún después de haber logrado con su última entrega unas cotas de calidad en el estudio ciertamente encomiables. Lo mejor de todo es que parecen estar de acuerdo conmigo. “La incorporación de Paco -teclista y última adquisición de los maños-viene un poco a paliar esa carencia. Ahora mismo ese es nuestro principal reto, por eso nos hemos metido en muchas historias para sacar este disco adelante en el directo, que además es el más difícil de reproducir en vivo con diferencia. Antes había mucha gente que se quedaba con las anécdotas de los conciertos más que en la propia música, y eso compensaba posibles defectos de nuestras actuaciones. Ahora estamos mucho más concentrados en como queremos que suenen las canciones y hemos evolucionado mucho durante este último año, por lo que estamos cerca de conseguir ese objetivo. También hay que tener en cuenta que antes nuestro teníamos unos medios muy precarios y hasta hace muy poco no hemos dispuesto del equipo que necesitábamos.Ahora ya no tenemos excusas: estamos todos los que necesitamos para tocaren directo y disponemos de los medios suficientes para hacerlo bien, incluso llevaremos material pregrabado en esta próxima gira y a un  técnico propio. Ahora es el momento de juzgarnos y creemos que todo el mundo notar áun cambio en la calidad y en el sonido“. Otra cuestión ligeramente peliaguda es la que hace referencia al encumbramiento al que fueron sometidos al publicar el inapelable hit “La Mujer Portuguesa” y el lastre en que se convirtió tamaño éxito al abordar cualquier tipo de performance en vivo, ante una audiencia incapaz de perdonar cualquier intento de olvido al respecto. Aunque lo mejor es que se vayan preparando”Hemos estado pensando en quitarla de nuestro repertorio porque habrá poco material antiguo, aunque en esta inminente gira la vamos a tocar,  pero después se acabó, fin. Eso no quiere decir que en un futuro la recuperemos, pero ya estamos un poco cansados de tocarla“. Unos cuantos comentarios sobre la escena indie estatal y el sobrevalorado auge de la música electrónica agotan el tiempo estipulado para tan estimulante y refrescante charla con una de las bandas más personales y saludables de la península y aledaños. En definitiva, un escarabajo a prueba de insecticidas.

“El Escarabajo…” está publicado por RCA.

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.