"Con la música he podido mostrar cien por cien quién soy"
Entrevistas / Kimberley Tell

"Con la música he podido mostrar cien por cien quién soy"

Pablo Tocino — 24-12-2020
Fotógrafo — Archivo

Ha colaborado con Sidonie, ha versionado a Mecano y sobre todo ha publicado singles y el EP “135” (Sony, 20), haciéndose con un lugar más que prometedor en la escena pop estatal. Charlamos con Kimberley Tell sobre su momento actual, cuando acaba de publicar nuevo single, "No Hard Feelings".

Naciste en Lanzarote con ascendentes daneses e ingleses, luego fuiste a Gran Canaria, estudiaste en Barcelona, ahora vives en Madrid... Cuéntame ese periplo.
Sí, sí. Hice Bellas Artes en Barcelona, y cuando acabé empecé a hacer un curso de interpretación. Al año me salió mi primera prueba, era solo para un capítulo, pero ya me mudé a Madrid. Y en cuanto a mundo musical, yo había escrito muchas canciones, pero nunca me había lanzado a ello de forma pública. Pero tuve un parón de trabajo como actriz, que en este mundo a veces pasa, y quise invertir el tiempo en aprender a producir, poder hacerme mis propias maquetas, ¿sabes? Como actriz dependes de que la gente te elija para proyectos, cuando acaba un proyecto estás en la intemperie hasta que te llamen otra vez, no tienes mucha libertad con tus trabajos... Con la música puedes estar siempre creando, y tienes mucha más libertad. Con la música me siento orgullosa porque por primera vez estoy haciendo algo mío, es la música que quiero hacer, es la imagen que quiero tener. Con la música he podido mostrar al cien por cien quién soy.

He visto esta misma mañana un reportaje que te han hecho en Vogue, uno de estos de “En casa de...”
Sí, es que Inés de León me escribió. Le encantaba mi música y quería hacer algo conmigo... Me pareció guay esa idea de hacerlo con esa sección, enseñando también donde hago mi música y todo. Además estaba yo ahí encerrada en la cuarentena, que vaya suerte el haberla pasado en Lanzarote. Me imagino haberla pasado en este piso tan pequeño y madre mía... (ríe)

"Me pareció guay que el álbum fuese contar esa etapa de mi vida a través de la cama"

El EP se llama “135”, por las medidas de una cama. Y precisamente vi una entrevista tuya con un pedazo de titular: “la cama es una oda a la vida”.
(Ríe) ¡Es que es verdad! La cama me parece un símbolo de la vida total, pasa de todo allí. Despiertas y te vas a dormir allí, casi la mitad de nuestra vida la pasamos allí. Pero pasa de todo: dormir y no poder dormir. Tus ansiedades, tus pensamientos, ése es el lugar en el que les prestas atención, donde conectas contigo. Y amores, desamores... Todo pasa por ahí. Es una especie de autorretrato a través de pequeños momentos cotidianos. Me pareció guay que el álbum fuese contar esa etapa de mi vida a través de la cama.

La producción es uno de los grandes atractivos del EP, siempre con un papel discreto para darle protagonismo a tu voz y tu forma de cantar, pero sin que “discreto” signifique “intrascendente”, que es un equilibrio difícil. Hay desde toques más r&b, los dejes synth de “Un altar”, y en general un ambiente bastante bedroom pop, que se ve muy claro en “Gastando horas”. ¿Tenías claro que querías ir por estos caminos?
Sí, el bedroom pop me encanta, Cuco, Clairo... Son una pasada. Yo tengo muchas referencias un poco dispares, pero que para mí tienen todo el sentido y la coherencia del mundo. No digo “voy a hacer una canción tal”, sino que le vas añadiendo elementos, y al final sale la canción. Me gusta mucho también Frank Ocean, SZA, Kali Uchis, BROCKHAMPTON... Pero creo que me influyen tanto las referencias actuales como lo que escuché antes, cuando pasé por la etapa Metronomy, Tame Impala y Mac DeMarco. Incluso lo que escuchaba con diez años.

Vi que para la producción habías contado con Matías Eisen. La verdad es que no le conocía, pero investigando he encontrado que ha trabajado bastante como productor en Argentina, y que aquí en España ha sido bajista de Najwa Nimri, Coti o Julieta Venegas, además de sacar un debut propio hace unos años. ¿Cómo conectasteis y por qué le elegiste para trabajar en el álbum?
¡Pues justo le conocí por Najwa! Hice una obra con ella, “Drac Pack”, y un día me presentó ella. Así que nos seguimos en Instagram, nos decíamos un “oye, ¡a ver si hacemos algo!”, y un día que nos encontramos en un cumpleaños salió el tema de “¿te apetece que probemos a ver qué tal?”. Pero sin saber que íbamos a acabar haciendo un disco. Nos íbamos pasando cosas, aprendiendo el uno del otro, buscando sonidos, y acabamos haciendo muchas canciones. Ahora ya nos entendemos mucho, tenemos nuestro banco de sonidos, etcétera. Es muy guay cuando construyes esa relación.

Los streamings de “Lo que no me dices”, usada en “Élite”, son brutales, pero también los de la versión que hiciste de “Hoy no me puedo levantar” para la serie. Falta un cameo tuyo en la serie.
(Ríe) ¡Ojalá! Ojalá, ojalá, pero de momento no ha pasado nada.

Al revés sí ha pasado: Aron Piper (ndr: Ander en “Élite”) sale en tu videoclip de “Papelito”, que vaya ironía el nombre.
(Ríe) A Aron es que le conocía de antes, ¡pero no imaginaba que me iba a decir que sí! Es que mira, para empezar, el videoclip iba a ser otro, pero con la cuarentena... al estar yo encerrada en Lanzarote, teníamos que pensar otra idea. Pensé en hacer alguna animación, pero se me sugirió que en vez de contar yo la historia en el videoclip, que saliese el chico recibiendo el mensaje. Me pareció muy guay porque realmente el tema habla de la falta de comunicación en nuestra generación. Tiene ese tinte de reproche y me pareció que podía conectar bien. Cuando me pasó el tratamiento vi claramente a Aron, y pensé “oye, pues no pierdo nada en preguntarle, siempre se puede buscar un plan B si dice que no”. ¡Pero dijo que sí! Es un trozo de pan, es majísimo. Le debo un monumento.

"Por primera vez estoy haciendo algo mío, es la música que quiero hacer, es la imagen que quiero tener"

El año pasado interpretaste a Pilar, la hija de Darío Grandinetti en “Hierro”, el thriller de Movistar+ protagonizado por Candela Peña. Para mí “Hierro” y “El día de mañana” son las dos mejores ficciones que ha hecho Movistar, y la serie tiene tres pilares muy potentes: la rivalidad/admiración entre Candela y Díaz, la amistad entre Candela y Reyes, y la relación tan tierna que hay entre Díaz y Pilar.
¡Qué guay! ¡A mí “El día de mañana” me flipó! “Hierro” me encanta no solo como actriz, sino como espectadora, como consumidora, que eso no siempre pasa, ¿sabes? Además poder ese papel tan jugoso, poder rodar en mi tierra, poder hablar en mi acento... Es la primera vez que puedo actuar en mi acento, y no tener que estar pendiente de eso, que al fin y al cabo es algo externo. Y respecto a lo que dices de esas relaciones, totalmente de acuerdo, la serie no está solo centrada en el thriller, y ese aspecto le da mucha humanidad.

Me alegró que renovase por una segunda temporada, pero a la vez sentí ese típico miedo de “con lo bien que lo han cerrado...”.
Es normal. Pero no es una continuación per se de la primera. Es un nuevo caso, hay muchos personajes nuevos, muchos que desaparecen o aparecen menos. Yo aparezco menos, claro (ríe), pero aunque Pilar está menos presente, es muy interesante poder reflejar cómo ella tiene que enfrentarse ahora a la vida, y a todo lo que ha pasado.

Ahora mismo puede verse en Atresplayer tu último trabajo, la serie “Campamento Albanta”, que protagonizas junto a compañeros como Pol Monen o Jorge Clemente, y con Eva Llorach como madrina. ¿Cómo fue la experiencia con esta serie? Me han chivado que habéis hecho piña, ¿no?
Buah, muchísima. Estábamos en una casa rural todos juntos, con las vacas, los torreznos... (ríe). La verdad es que acabamos todos muy unidos. Además el rodaje fue a tope: veintidós días para una serie entera... ¡imagínate! Pero salió, salió, y va a gustar mucho, creo yo, porque además es muy impredecible, empieza de una forma y no te esperas cómo termina.

Has mencionado antes el tema del acento, en este caso el acento canario. Aunque parece que vamos avanzando, se sigue pidiendo mucho ocultar el acento, en este caso hablamos del canario, a mí me toca también de cerca el acento andaluz, etcétera. No sé qué opinión tienes al respecto. Veo súper presente el acento canario en tus canciones.
Ya. Es que siempre me ha tocado tener que neutralizarlo, además el canario muchas veces nos piden que lo ocultemos porque pueden pensar que el personaje es latinoamericano y distraer al espectador. Pero también pienso: mira, si lo empiezan a mostrar en la tele, será más fácil identificar el acento canario en sí, ¿no? (ríe) Yo creo que a partir de ahora voy a proponer, salvo que no venga a cuento, que el personaje pueda ser canario. ¿Por qué no puede ser una abogada canaria que trabaja en Madrid? No hace falta que diga “vine de Canarias porque...”, “vine del Norte porque...”, no hay que explicar todo tanto. Mis amigos trabajan en muchos sitios diferentes, no tenemos todos el mismo acento, y creo que “Fariña” o “Hierro” han abierto la puerta a los acentos. A mí me encanta además ver distintos acentos, como cuando ves una película inglesa. ¿Por qué este afán de unificarnos a todos tanto?

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.