“El disco es una celebración al final de la pandemia y ese principio que empieza ahora”
Entrevistas / Iseo & Dodosound

“El disco es una celebración al final de la pandemia y ese principio que empieza ahora”

Alfonso Gil Royo — 13-05-2022
Fotógrafo — Samuel Fonseca

Iseo & Dodosound son, a día de hoy, el dúo de reggae más internacional de España. Han llevado su música por todo Europa y fuera de ella y ahora regresan con su tercer disco, “Blossom” (Twin Cats Records, 22). Una oda a renacer y florecer después de estos últimos tiempos difíciles que nos ha tocado vivir de la que hablamos con Leire (Iseo).

Lo primero es saber cómo estáis. Cómo habéis vivido estos tiempos raros y cómo se encuentran ahora Iseo y Dodosound.
Ahora nos encontramos muy bien, es un buen momento, para cualquier artista publicar algo es un momento muy efervescente. Y en general, con esta situación mundial que hemos atravesado, nuestro álbum llega ya en un momento en que se abren las puertas. Aunque no es una casualidad, hemos esperado hasta ahora como otros artistas por la incertidumbre y el riesgo que suponía publicar antes. Y durante este proceso ha habido momentos, una grabación de un disco tiene etapas diferentes: el de la duda, en que te bloqueas, el que en de repente te sale un temazo y te vienes arriba, etc. Pero estamos en ese momento en que se ve la luz, y el disco es una celebración a ese final y ese principio que llega ahora.

Hablemos del nuevo disco y empecemos por el título. El anterior era “Raíces en el aire” y este es “Florecer”. ¿Qué sentido o significado habéis buscado para el título y el concepto del disco?
El concepto de este disco lo recoge de una forma muy potente el concepto de Blossom, de florecer, y es por muchos motivos. Por un lado el final de esta etapa tan incierta y extraña, ya que parece que por fin llega un nuevo florecer. Y es un florecer a nivel artístico porque tratamos de superarnos respecto al anterior y hemos intentado explorar nuevos sonidos y formas, creando una coherencia con lo que veníamos haciendo pero también dejando una evolución que es natural a lo largo del tiempo. Y también a nivel personal estamos viendo un florecer, así que nos pareció muy redondo y lo vimos bastante claro.

¿Este disco es quizá más orgánico que el anterior, o en que diríais que se diferencia?
Es curioso porque suena así pero en realidad en cuanto a Dub hay más en este disco que en los dos anteriores juntos. Y es algo que está presente porque es lo que Dodo hace en el directo y luego los discos nos quedaban como muy limpios, así que decidimos de forma consciente que tenía que haber dub porque es el instrumento de Dodo en el directo.

El disco empezó a germinarse durante la pandemia si no estamos equivocados. ¿Hay influencia de esta rara época en el disco, ya sea en letras o en sonido?
Sí, nosotros en 2020 cuando empezó la pandemia, el 18 de febrero, tres semanas antes del estado de alarma, volvíamos de la India de hacer un mini tour y ya era lo último de Roots in the air. La gira del primero y el segundo disco se empalmaron en el tiempo y necesitábamos parar. Descansar para hacer el disco que merecía hacerse, y airearnos porque la carretera tiene mucho cansancio. Y al volver dijimos que cerrábamos la furgo hasta que terminásemos el disco y hasta que no saliera no íbamos a tocar. Así que sí, enteramente lo hemos hecho en pandemia, aunque es verdad que alguna idea y estribillo lo habíamos compuesto con anterioridad.

Quizá por eso encontremos un disco tan profundo. Hablemos del mensaje de este Blossom. ¿Qué mensajes traen las letras de este álbum?
Nos ha salido un disco que puede ser un cobijo, que te abraza y te consuela. En las letras hay mucho amor, amistad, te puedes sentir seguro. Todos tenemos esa necesidad de ese refugio. Nuestros álbumes siempre se han llamado como una de nuestras canciones, y eso significa que no teníamos claro a priori el concepto sino que lo hemos trabajado en función de lo que hemos sentido, dejándonos llevar. Y este disco surgió como un refugio, que te da esas palabras que todos necesitamos escuchar cuando perdemos la luz que nos guía, cuando necesitas que te digan que todo está bien y mañana será otro día.

Respecto al proceso de creación y producción. ¿Separáis papeles, es decir, Iseo hace letras y Dodo la música y lo juntáis o participáis el uno en la labor del otro?
Dodo tiene a nivel técnico unos conocimientos que yo no y viceversa con lo vocal. Pero una canción de Iseo and Dodo solo es capaz de salir si lo hacemos juntos, porque nos mimetizamos muy bien. Es verdad que a nivel técnico, sonido, mezclas y demás el control lo tiene Dodo porque lleva muchos años. Pero el nivel más armónico, más musical, cae sobre mí porque tengo más experiencia. Lo que nadie sabe es que las letras las componemos juntos, Dodo escribe unas letras espectaculares, las letras las solemos hacer a medias y el aporta mucho. En directo es donde más dividimos funciones, él aparatos y yo micro, pero el resto lo hacemos todo como un dúo y un equipo.

“Una canción de Iseo and Dodo solo es capaz de salir si lo hacemos juntos, porque nos mimetizamos muy bien”

Saliendo del disco, recordemos viejos tiempos de I&D. ¿Cómo recordáis ahora aquel 2014 en el que os juntasteis para crear “Dibi Dibi”?
Como algo maravilloso, con mucha ilusión y con mucha alegría porque al final fue genuino y casi improvisado. Para Dibi Dibi compusimos los dos temas en dos días. Y todo empezó porque Dodo me propuso hacer música juntos: me descubrió en R3 donde dije era de Pamplona y a raíz de ahí empezamos a hablar. Cuando me lo propuso yo tenía una forma muy orgánica de trabajar, componía con mi guitarra y escribía mis letras. Ahí empezó todo; no era nada pretencioso, pero cuando dos inquietos se juntan y ves que las cosas ruedan y funcionan pues la ilusión crece, ese motor se acelera y desde ahí la fuerza no ha parado.

Háblanos un poco de ti, ¿qué sería Leire en la vida si no fuese cantante, que te gusta?
Yo de estudios soy traductora, así que la verdad es que no sé, quizá sería profesora de español para extranjeros. Aunque lo que me gustaría realmente es ser escritora., de narrativa. Y quién sabe, nunca es tarde para nada en la vida

¿Diríais a día de hoy que habéis cumplido los sueños que teníais o que falta por cumplir?
No soy una persona que me marque unas expectativas claras. Ponerte metas imposibles hace que luego te sientas defraudada por no conseguirlo, puede ser un arma de doble filo. Somos ambiciosos y nos gusta crecer pero dejamos que las cosas lleguen. Lo que sí es cierto es que cuando te haces mayor vas buscando prioridades, hacemos música porque es nuestra profesión, pero lo hacemos para canalizar lo que nos rodea y el mundo en el que vivimos. Además las prioridades van cambiando, hace unos años sólo queríamos hacer más y más bolos y ahora primamos más la calidad. Hay que encontrar el equilibrio entre dar conciertos y poder tener una vida saludable.

Sois quizá el grupo español de reggae más internacional que hay. ¿Creéis que es por alguna razón, a qué se puede deber?
Imagino que a una serie de motivos. Que cantemos en inglés puede ser uno de ellos, aunque se va viendo que los idiomas en la industria musical ya no generan tantas barreras. Puede que también sea porque no somos una banda al uso, o porque a la gente le gusten nuestros directos y se haya corrido la voz. Quizá vaya por ahí porque a nosotros nos gusta cuidar mucho nuestro directo, hay artistas que son más de estudio pero yo creo que nuestro punto fuerte es el concierto y la gente lo reconoce.
Y para despedirnos os preguntamos por la escena reggae. ¿En qué momento crees que está en España?
Hemos viajado por Italia, Francia, y ves que es diferente. Yo creo que está estigmatizada, que falta dinero, pero en general en la industria cultural y musical. Comparado con Francia hay un abismo, no se protege, no se cuida la cultura aquí. Y el reggae en particular creo que hoy por hoy es muy underground aunque poco a poco está cambiando. En nuestros conciertos hay cada vez más público de distintos tipos y eso es bueno, que se abra. Pero la música va por ciclos, hoy en día es la música urbana la que lo está petando y me encanta, pero quién sabe, quizá dentro de unos años le toque al reggae.

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.