“Me liberé de analizar cada paso que dábamos cuando nos tomamos un descanso”
Entrevistas / Garbage

“Me liberé de analizar cada paso que dábamos cuando nos tomamos un descanso”

Álex Jerez — 02-07-2021
Fotógrafo — Archivo

El mundo nos necesita y Garbage han vuelto para recordárnoslo.No Gods No Masters es un disco que busca concienciarnos a todos sobre la importancia de luchar por nuestros derechos, de no dejarnos pisar. Es un grito de esperanza para las nuevas generaciones, para que se levanten y defiendan su futuro. Una de las mejores obras de la banda, que además llega en el momento perfecto.

Hablamos con Shirley Manson sobre indignación, esta nueva batalla creativa, violencia, marginación y la importancia de abrir los ojos. Una conversación que saca a la luz la humanidad de esta icónica estrella y que nos lleva a admirar aún más su autenticidad. Cómo usa la música como un arma a favor del cambio y su calidez a la hora de atender a los medios.

No Gods No Masters” es un álbum lleno de crítica política y social. ¿Cómo describirías con tus propias palabras el mensaje que pretende trasladar el álbum?
Oh, Dios mío. Es curioso, personalmente creo que lo veo más como una declaración por la lucha de los derechos humanos. Ya sé que hay mucha gente que siente que es un álbum político, pero yo no lo veo así. Creo que más bien está creado bajo una especie de perspectiva humanista, desde mi posición como mujer en el mundo. No creo que haya un mensaje concreto que defina este álbum. Pero, si tuviera que quedarme con un concepto sería el de “indignados”. Hay mucha indignación plasmada en este disco, veo muchas cosas en el mundo que me asustan y me hacen estar en alerta. Situaciones que me molestan y que hacen que me preocupe seriamente por el futuro.

“El sistema no está a nuestro favor, es muy importante que las mujeres y las personas no binarias se rebelen contra las reglas que nos imponen”

Pero, también es un disco que desprende esperanza por la llegada de un futuro mejor.
Sí, me alegro de que me digas eso. Yo creo plenamente en el cambio, aún estoy llena de esperanza. Creo en la evolución y en el poder que tenemos los seres humanos para conseguir vencer en esta lucha. A veces lo más fácil es pensar que el mundo está hecho únicamente de personas oscuras, de maldad, problemas y dificultades. Pero, en realidad creo que la mayoría de seres humanos son buenas personas y quieren hacer cosas buenas por los demás. Yo prefiero aferrarme a esto, es lo que me provoca tener esperanza en un futuro mejor.

Creo que es un disco complejo y que a la vez encaja a la perfección con cómo se siente la juventud de hoy en día. Ese agotamiento por la política actual, esa falta de entusiasmo por no poder creer en nada.
Sí, me alegro mucho de que hayas usado la palabra “complejo” para definir el álbum porque creo recordar que así lo describí el día que se lo pusimos a nuestro mánager. No es un disco fácil, es complejo y está construido a través de temáticas muy diferentes. Algunas de ellas muy simples y otras más delicadas. Las estadísticas que salieron alrededor del movimiento “Me Too”, por ejemplo, me hicieron abrir los ojos y me asustaron. Pero también, me parecía increíble la violencia generada hacia la comunidad afroestadounidense y hacia los pueblos indígenas. Y, por supuesto, me preocupan los problemas medioambientales y la falta de nuevas ideas por parte de los políticos para poner solución a todo esto. Están pasando muchas cosas en el mundo y algunas de ellas están en este disco, sin duda. No es simplemente un disco pop lleno de canciones pop sin más. Este álbum sigue más la línea de las canciones de protesta de los años sesenta.

Pero si hablamos del sonido del álbum, es vuestro disco más popero en años. ¿Teníais claro el sonido que queríais conseguir con este disco antes de entrar en el estudio?
Hahahaha, no la verdad que no, no teníamos nada planificado. Durante una de nuestras sesiones de composición surgieron algunas ideas que me hicieron motivarme y construir a partir de todo eso. El álbum ya estaba terminado para finales de 2018 y mucha gente piensa que lo hemos escrito en estos últimos años porque encaja perfectamente con todo lo que ha ocurrido en el mundo últimamente. Es un álbum premonitorio, pero es pura casualidad, no es que buscáramos crear un disco así. La verdad es que no teníamos ninguna fecha marcada para lanzar nuevo disco, ni habíamos hablado entre nosotros de lo que queríamos hacer con todas esas canciones. Pero, siempre nos ocurre lo mismo, cuando terminamos el proceso de creación y nos damos cuenta de que hemos hecho un nuevo álbum nos quedamos alucinando. Es como un milagro, increíble, y siempre acabas pensado si podrás volver a hacer otro en el futuro.

Y después de todo lo que lleváis recorrido como Garbage y ser un absoluto icono. ¿Qué representa este disco para ti a nivel personal?
Es una pregunta interesante. Me liberé de analizar cada paso que dábamos cuando nos tomamos un descanso. Sufríamos mucho intentando cumplir con todas las expectativas creadas por la sociedad capitalista, era como si nos estuvieran robando nuestra alma. Cuando volvimos en 2010, mandamos a tomar por saco todo eso y nos centramos únicamente en currar bien como banda, ser buenos compañeros, hacer música y que el resultado de nuestro trabajo fuera el mejor posible. Y a día de hoy eso es lo que buscamos y lo que podemos controlar. Además, ya sabes que siendo un grupo liderado por una mujer de mediana edad las oportunidades en el mercado son muy reducidas. No es fácil para nosotros sobrevivir en la industria actual, así que sólo pienso en la suerte que tenemos de poder ser creativos y hacer discos. Que gente como tú esté dispuesta a dedicarnos su tiempo y ayudarnos a intentar llegar al máximo público posible. Eso es algo de lo que estamos tremendamente agradecidos y nos sentimos unos privilegiados.

“Muchos cobardes se esconden en las redes sociales bajo falsas identidades para trolear y atacar a otras personas”.

Gracias por tus palabras. Relacionado con todo esto, eres un gran ejemplo a seguir para todas las nuevas artistas femeninas que luchan contra esa industria de la que hablabas. ¿Cómo ves la situación en la actualidad?
Creo que la industria de la música no es más que un microcosmos de lo que se mueve en la sociedad en general. Y, como sabemos, todavía existen muchos obstáculos que superar. El sistema no está a nuestro favor y, por eso, es tan importante que las mujeres y las personas no binarias sigan presionando y se rebelen contra todas esas extrañas y estereotipadas reglas tradicionales que nos imponen. Creo que las nuevas generaciones de mujeres jóvenes tienen nuevos valores y me emociona verlas empezar a lidiar con este complejo mundo que se les presenta. Parece que están mejor equipadas para luchar contra todo y eso me encanta, me emociona. Pero las estadísticas sobre violencia de género siguen estando ahí y son un absoluto desastre. La sociedad capitalista actual es un peligro y hay que buscar una solución a todo esto de manera global. ¿Cómo podemos provocar el cambio? ¿Cómo podemos encontrar una manera de avanzar sin que los hombres generen ningún tipo de violencia hacia las mujeres?

¿No te da la sensación de que últimamente es cada vez más difícil que grandes estrellas de la música se arriesguen a lanzar un proyecto que posea algún tipo de crítica social? Es como que ahora es mucho más fácil crear contenido que no genere problemas y que la gente quiera escuchar tras el desastre de estos últimos años.
La verdad que creo que como artista tienes que hacer lo que verdaderamente sientas que es importante para ti. Pero, en los últimos 20 años es cierto que el interés por la música que tenga un mensaje y un valor ha disminuido un poco. La música pop ha dominado todo, aunque yo personalmente, y no sé si es por mi edad o por mi forma de ser, siempre necesito material que tenga sustancia y me enriquezca en mi vida. Quiero ver películas increíbles, arte increíble, escuchar música de verdad… Y que todo tenga cierta profundidad y me haga conectar con lo que consumo. No tengo la necesidad de volver a escuchar otra típica canción de amor sin más. Creo que en mi vida ya he tenido suficientes canciones comerciales e himnos de verano.

En la última entrevista que realicé a Wolf Alice, Ellie Rowsell me comentaba que gracias a las redes sociales las personas tienen la oportunidad de imponerse a lo establecido, les sirven como una plataforma para luchar por sus ideales y poder defenderse. ¿Qué piensas tú sobre ellas? ¿Crees que ayudan al cambio o también están politizadas?
Creo que es un arma de doble filo. Por un lado, estoy de acuerdo con Wolf Alice en que son de gran utilidad para todos esos colectivos marginados y que sin ellas movimientos como el “Me Too” o el “Black Lives Matter” no habrían sido lo mismo. Además, son una herramienta esencial para que las bandas y artistas nos podamos comunicar con el público y conectar con ellos. Pero, por otro lado, también es un arma increíblemente peligrosa. Muchos cobardes se esconden en las redes sociales bajo falsas identidades para trolear y atacar a otras personas. Y, ese tipo de acciones son muy tóxicas. Así que bueno, todo depende de como las uses.

Mi canción favorita de este nuevo álbum es “Waiting for God”. No solo por el gran trabajo vocal que hay en ella, sino también por todo el imaginario de crítica construido en el tema. Me parece una canción muy poderosa.
Bueno, en primer lugar, muchas gracias porque significa mucho para mí oírte decir esto ya que ese tema es definitivamente para mí la canción más importante del disco. Oh, Dios mío. Era una idea que rondaba por mi mente desde que Trayvon Martin fue asesinado por un supremacista blanco por caminar solo a casa por la noche con una sudadera negra y una bolsa de Skittles. Y cómo, a pesar de que le arrebataran la vida a este este joven, el asqueroso de George Zimmerman se libró de la sentencia por asesinato. Me quedé muy impactada con todo esto y empecé a prestar cada vez más atención a todo lo que la policía hacía a la comunidad afroestadounidense y los pueblos indígenas. Me di cuenta de que ocurría casi a diario, que siempre alguna pobre persona inocente era asesinada sin razón aparente. Solo por estar en el lugar equivocado, en el momento equivocado o mirar a los policías de reojo. Cuando estábamos trabajando en la composición de este disco y teníamos esta canción terminada. Fui sola con mi marido, que es nuestro ingeniero, y la grabamos los dos solos, porque el resto de la banda no podía viajar por la pandemia. Fue la primera vez que grabé una voz sin la banda, se me hizo muy raro la verdad. Y sí, lloré cuando canté y sólo la grabé dos veces cuando normalmente hago muchas más tomas de una voz. Pero en este caso particular sólo pude cantarla dos veces y lloré las dos.

Me encanta la parte visual del álbum, todo el trabajo creativo de Javi a.k.a Mi Amor. Además, le estáis dando visibilidad a una artista chilena increíble que ahora tiene la mirada de todo el mundo encima. Leí que tú le ayudaste en la creación de los videoclips. ¿Cómo fue el proceso?
Ella es extraordinaria, absolutamente extraordinaria. No la guie del todo, simplemente le expliqué el concepto de las canciones y ella llegó con un material espectacular. Tiene una súper visión, mucho talento y trabajó en tiempo record. Trabajar con ella a la dirección fue un placer, no existía ningún tipo de ego, se implicaba al 100%. Fue un honor tenerla para dar vida a nuestras canciones. No hay suficientes piropos para su trabajo.

Y bueno, para terminar tengo que decirte que me encanta el set para hacer entrevistas por Zoom que tienes en casa. Y bueno, también todas las camisetas que sacas en ellas como la de Idles o la vuestra de “Fucker” que pienso conseguir para llevarla de festivales cuando todo vuelva a la normalidad. Hay muchas ganas de volver a veros en directo con este álbum, ¿cómo se presenta la gira?
Hahahaha, me has alegrado el día de verdad. Muchas gracias. Aún estamos con cierta incertidumbre con lo que ocurrirá con la gira. Sé que este verano vamos a salir con Alanis Morissette y Liz Phair por Norteamérica. Luego iremos a Reino Unido y abriremos para Blondie. Y bueno, el año que viene nuestra idea ya es seguir por nuestra cuenta y espero que volvamos a España que ya toca. Crucemos los dedos para que el mundo siga mejorando y podamos recuperar definitivamente nuestras vidas.

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.