La diferencia en la industria cultural es un valor. Puedes ser bueno y calcar la tendencia pero si no posees sutiles diferencias estás fuera de juego. La discreción, la previsión y el resultado han sido las tres coordenadas sobre las que Rels B se ha diferenciado en relación al resto de la escena y bajo las cuales ha logrado tornarse un valor en sí mismo. Al hilo de la publicación de Flakk Daniel’s Lp (ILoveRibs! / MECEN Ent.) nos habla de éxito, dinero, industria y música. En definitiva, del lugar que ocupa en el juego.


La verdad es que me gustaría que me hablaras de tu pasado, ¿cuál es tu historia? Hasta donde sé has sido un currela de Mallorca que a base de escribir y producir ha llegado hasta donde está. Cuéntame cómo era aquello, cuéntame cómo estaba Mallorca.
Muy mal, muy pa’ tras, tío. De hecho, ahora, estoy muy orgulloso porque los últimos dos años y medio, tres, la isla ha avanzado culturalmente de una manera brutal. Hasta hace tres años, no había nada de cultura y la que había era de puretas… De ahí no salía la peña. Aquí estaban pasando cosas como Madrid 90s, toda la movida de Ziontifik… y a Mallorca no llegaba ni a tiros. Ahora se llenan las salas vaya quien vaya.

También creo que a esa generación tuvo mala suerte ya que le pilló el salto del físico al digital y se quedaron un poco entre dos aguas.
Ellos están a su movida, a hacer su música y pasárselo bien. Dano no piensa en nada más que en pasárselo bien.

La verdad es que a mí Dano, concretamente, me gusta mucho.
A mí me ha influenciado muchísimo. Yo empecé a producir en serio por su disco Equilibrio producido por Emelvi. Recuerdo que escuchaba los ritmos y decía “Diooos, esto no es lo que vengo escuchando de productores de tiempo atrás, esto suena que flipas, quiero esto”. Y lo mismo con Ziontifik, ¿Cuántos black ops ha producido él? ¿Todos? Pues imagínate… Es como el que incitó a que se hiciera música buena en España.

Cuando empezaste a producir, ¿también cantabas?
Bueno… pero no me llenaba tanto como producir, producir era lo más.

“Es mucho mejor no ser tendencia y poder decir: ‘Loco, a mí nunca me ha faltado de nada'”

Recuerdo que en el Player Hater, en la canción Big Plan$$ decías “rodeado de raperos de mentira, hablan de ruina, con un plato en la cocina” “Porque no soy de la calle, pero sí que vengo de la calle”. A raíz de esto, me gustaría saber qué significaba la calle para el Rels de antes y qué tenía que ver con la verdad o la mentira de esos raperos. Hablo del Rels del pasado, ya que supongo que en el último año, habrá habido un tanto de visibilidad como psicológico.
No me refería a que hubiera raperos de mentira, lo que criticaba es que hubiera chavales que hablaban de su ruina cuando realmente no la habían vivido. Si eres un chaval que vive bien, come bien, en definitiva, que todo te va bien… ¿Por qué enfocar toda tu música en algo que no es y querer empeorar tu vida solo para hacer música? Ya no sé ni por quién lo diría, pero pensaba “Loco, ruina es no tener ni para un plato de macarrones. ¿Por qué estás diciendo eso?” La gente que de verdad vive en la ruina quiere salir de ella y cuando lo consigue, tampoco lo cuenta. ¿Por qué distorsionar la realidad?
Ahora se ha perdido mucho ese rollo, pero antes había grupos súper underground que cuando los conocías pensabas “Tampoco vives tan mal”. “Tu madre ha trabajado un montón de horas para que tu no digas o no vivas eso, y tú estás exponiendo al público que vives mal cuando se están dejando la piel por ti…”. No sé, nunca diría eso. En mi familia, hasta hace poco, nunca ha habido una economía que fuera buena. Pero jamás en mi vida diría eso, es menospreciar a todos los que están haciendo algo por ti al exponer esa imagen pública. Me rayaba un montón esa mierda. Hay gente luchando por ti y tú expones esa imagen mala solo por estar de moda… Es mucho mejor no ser tendencia y poder decir: “Loco, a mí nunca me ha faltado de nada”.

Entonces el “¿vengo de la calle?”.
Hemos hecho muchas mierdas, tío. Y no me gusta, no me representa, no sé. Lo haces por una necesidad, no por hacerte el guay. Cuando alguien ha hecho algo, lo ha hecho por pura necesidad más que por posturear. La calle, la calle, la calle… la calle es una mierda. Nuca lo he visto como algo bueno.

De hecho, en el disco nuevo no haces ninguna alusión al tema.
No tío, no, si es que me la suda, ¿por qué iba a hacerlo?

Siempre he tenido la sensación de que eras un tipo que dejaba la old school atrás, sin embargo este disco cuentas con Lex, Quiroga…
Quiroga es un boss.

Lo que quiero decir es que mola mucho que los tengas en cuenta. Venía escuchando Avida Dollars de Pucho y en un tema, en cierta manera, reclamaba los viejos valores. Y precisamente que estén este señor (Lex), o Quiroga de los Chacho Brodas, me parece una manera de reclamarlos, algo así como decir: “Esta peña mola”.
Nada, eso no, para nada. Si molas, molas y si no, no. Me da igual lo que hayas hecho.

Sin renunciar al pasado… como hacen muchos raperos actuales.
(Rels) Raperos… es que es eso, al final… raperos (risas).
(Lex) Sí, los hay que desprecian todo lo que hubo, pero sin el pasado no estarían ellos ahora.
(Rels) Tú (dirigiéndose a Lex) por ejemplo, lo hacías antes, lo haces ahora y eres un boss. Lo haces guay.
(Lex) Llevo 20 años haciendo rnb solo en mi casa esperado a que alguien lo hiciera y, ahora, hay un montón de grupos y puedo hacer de todo.
(Rels) Sin faltar al respeto, no puedes comparar un ritmo de Lex con uno de R De Rumba.
(Lex) Pero él hace su movida.
(Rels) Si lo digo con todo el respeto, no me gusta. Yo respeto que a cada uno le guste lo que quiera. Por ejemplo, Quiroga es de esa escuela y me parece que hace una movida muy guay, ¿por qué no voy a trabajar con ellos?

En Blue decías “Pensando, joder si Cráneo grabas este plano. Graba, graba Cráneo, fijo que nos forramos”. Con Flakks Daniel lo has logrado. ¿Qué se siente?
Cráneo ha sido el primero en grabarme un videoclip profesional. Yo venía de grabar con una camarucha y, la primera vez que viaje para grabar un clip, fue con él. A mi flipaba lo que hacía…  Y ahora pues mira, al final, estamos trabajando con él. Es un máquina, me parece de lo mejor en audiovisual… y claro que te forras si te graba Cráneo (risas).

¿Al final has cambiado ya el Casio por el Rolex?
(Rels) 
Sí tío (lo señala en su muñeca mientras se ríe). Pero el otro lo sigo utilizando para ir a la playa. Le sigo teniendo cariño, ha sido mi compañero de batallas…
(Lex) Ese no lo deja en la toalla

¿Es el mismo que sale en la portada?
No, es otro.

¿Detrás de la portada había algún concepto?
No, soy yo. Trabajamos con gente muy tocha que cargaba la foto demasiado y decidimos trabajar con Rubens, tocamos los tonos y decidimos que era lo que más me definía.

Recuerdo que en el paso de Made In Taiwan a Rockaroll jugaste con la portada de los singles ¿Qué había tras aquello? ¿Una explicitación de lo que ocurría? ¿Qué pasó para que quitaras Made In Taiwan de tu canal de YouTube?
(Rels) 
El Taiwan fue la apuesta para abrirnos mercado. Venía trabajando una movida más oscura y cerrada al público. Quería ampliarlo, y pensamos que Taiwan era la jugada maestra. Yo odio ese tema desde que lo hice, pero tenía gancho así que lo lanzamos. Lo usamos como lo queríamos usar: como una red de pesca. La tiras y cuando tienes todo el pescado, te lo comes… le metes toda tu música. Así que cuando consideré que estaba en un punto en que podía mandar a tomar por el culo tema, lo mandé, cogí el link, lo subí en HD gratis y fuera.
(Lex) Desde el punto de vista del manager eso es como romper la industria, todo. Una canción que va a generar un dinero que se te va la puta olla, la borró y la regaló.
(Rels) Pero porque la odio. Y todos estos cabrones me llamaban loco.

Esto me recuerda que querías estudiar marketing y publicidad.
Ya no.

Ya no te hace falta, ¿no?
No, lo que ocurre es  que ha perdido un poco la gracia. Sigo queriendo aprender más de publicidad y marketing, pero las opciones que he visto para aprender  me parecen súper aburridas. Prefiero seguir investigando y haciendo pruebas.

¿Bajando y subiendo temas?
Pues eso al final es marketing, y me gusta más probar cosas, que que esté todo súper calculado. Si estudias publicidad y marketing, al final, vas a tocar dos o tres asignaturas que te van a hacer infeliz y te las tienes que comer.

En relación con el marketing, ¿qué supone para ti la cuestión estética?
Es muy importante, ahora todo es estética. Un producto puede triunfar el doble solo porque sea estético.

¿Y cuando te reías de los raperos que vestían de Primark? ¿No crees que se puede tener estilo sin tener dinero?
Por supuesto. Puedes ir al Primark y vestirte de puta madre.

“Hay mucha gente que pega un pelotazo importante en un momento dado y no van a más porque se quedan en eso”

¿Dónde crees que está la clave para tener éxito en la nueva industria? A veces tengo la sensación de que todavía es un poco bebé. ¿Dónde crees que está el truco? Aparte de en lo obvio, que es el talento.
Digamos que está empezando a hablar. Y el truco, pues creo que es mantenerte un poco al día, estar atento a los sonidos que van a llegar y no quedarte desfasado. Creo que es lo más importante. Hay mucha gente que pega un pelotazo importante en un momento dado y no van a más porque se quedan en eso. Hay que consumir  mucha música y mirar a las grandes empresas, a las  grandes discográficas. Te fijas en cómo trabaja Drake y joder… es una empresa con su nombre.

Sí, pero va más allá. Al final, Ovo Sound  no es un sello cualquiera, cuenta con todo el poder que le quiera dar Universal.
Quiero decir que Drake es el nombre de una empresa de trabajadores y él es que pone la voz. Por eso lo estudio, porque realmente es la polla, son los trabajadores que más al día están. Están pegando a un artista de la ostia e intento pues entender un poquito lo que hacen. Por ejemplo, The Weeknd venía sacando discos de 20 temas y, de pronto, ha sacado un disco de 5. No sé, voy mirando y aprendiendo de mí alrededor.

Mira, voy a ser honesto, cuando la semana pasada vi que estabas en el top 1 de streaming y que el sello era I Love Ribs, pensé que se trataba de una jugada semejante a la de Ovo Sound, es decir, que detrás de I Love Ribs había una multinacional.
No, no, para nada.

¿Cero?
Somos Rels B, Lex Luthorz Itchy, Buco y Miss D.

Pues está guay. Pero la verdad es que todo esto se complica. Hay plataformas de distribución, y no se con quién curráis, no tengo ni idea, que son multinacionales directamente. Es decir, la distribuidora es comprada por una multinacional aunque conserve el nombre original… Y es trabajo de la distribuidora colocaros en playlist.
Pero nosotros no estamos en playlist. ¿Qué estamos, en dos o tres?

Creo que el salto vino a partir del lanzamiento de Loca
(Rels) 
Si, Loca fue el salto a las listas de reproducción
(Lex) Fue cuando empezamos a currar directamente con Spotify.
(Rels) El resultado de un trabajo duro. Reunirte con éste, reunirte con aquel…
(Lex) 
Es mucho más sencillo ir a Castellana, entrar en Sony y decir “Tío, vamos a explotar esta movida”.

No hace falta eso, quiero decir… Si, por ejemplo, Cd Baby lo comprara Warner, seguiría siendo una plataforma para independientes, pero el runner sería Warner y contaría con su poder. Otro caso, The Orchard es propiedad de Sony… No me las sé todas, pero por eso os preguntaba.
(Lex) Nosotros hemos estado hasta hace nada con La Cúpula.

¿Y seguís metidos ahí?
(Rels) No.

“Un contrato discográfico trae cosas buenas y otras que pueden hacerte infeliz haciendo música”

Y, ¿por qué ese rechazo hacia la multinacional? Porque desde el principio las has evitado, incluso en el disco nuevo haces referencia a ello.
(Rels) 
No las he evitado, yo crecí como todos los chavales queriendo hacer lo que se hacen en las películas: firmar un contratazo de la hostia. Pero realmente, lo que pasó, es que Lex me llamó un día por teléfono y me dijo que teníamos opción de hacerlo. Recuerdo que en ese momento estaba sentado con mi piba, me levanté y dije “¡Mierda, chaval, han llamado de una discográfica, esto hay que celebrarlo!”. Tras eso, cuando vi de lo que se trataba realmente, caí en la cuenta de que era una mierda, al menos en ese momento. Ahora, como tú has dicho, la movida está empezando a crecer, saben que hay dinero, saben que si invierten pueden recuperar o ganar y, aun así, creo que aún no están a la altura de pagar a un artista así.
(Lex) No se trata de un tema de dinero, él no es millonario…

Bueno, de momento, tiene un Rolex que yo no tengo.
(Rels) 
Pero son metas… el reloj  no me hace más feliz que a ti. El dinero, al final, no es tán importante. La libertad sí que lo es.

Está bien que digáis esto, creo que hacía falta alguien en la nueva escena que lo dijera.
(Lex) Es que no todo es el dinero. Te vienen aquí con 200.000 y ¿qué pasa? Me dan igual tus 200.000, los voy a ganar yo.
(Rels) Y no solo por eso, sino porque un contrato discográfico trae cosas buenas y otras que pueden hacerte infeliz haciendo música. Realmente, nosotros queremos ser felices haciendo música. Vivir de lo tuyo ya es increíble, como para que venga alguien a moverte y a intentar manejarte como le dé la puta gana. Y  a pesar de que una multi traiga cosas buenas, tampoco quiero tirar por los suelos todo lo que he hecho hasta ahora por un precio que aunque parezca elevado, si sacas cuentas, puedes hacerlo tú un poco más a  largo plazo. No puedes plantarte con medio millón de pavos de repente y ellos sí que pueden ponértelo… Igualmente, creo que bajan a bajarse los pantalones y los chavales lo vamos a hacer.
(Lex) Hay una industria en la que nosotros estamos, que está de puta madre y, por otra parte, hay otra industria que ya está montada. Tú no puedes entrar por ahí si no es pasando por el aro. Así que lo que hacemos nosotros es pegarle en la puerta, les estamos jodiendo, pero la puerta no se abre sola.

Creo que quizá sea cuestión de esperar un poco…
(Rels) Calma, no hay que tener prisa. La prisa siempre es mala.
(Lex) Nos han puesto un tema en Los 40, con Cruz nos han puesto dos veces en Global Show… O sea, aunque no estemos en rotación, sí estamos tocando la puerta.  Entrar es  muy difícil y no creo que vaya a pasar todavía.

“El público se está convirtiendo en una cosa súper normal, gente que consume música y eso me encanta”

Bueno, de  Dellafuente y D.L. Blando, ¿Qué me contáis?… A mí D.L. Blando me parece buenísimo.
Blando estrella de España. Nadie me pregunta por las colabos. Fui a Coruña, le conocí, conocí a Judah a Wax y conectamos súper bien. Coincidimos en muchas cosas. Él lleva un rollo más cerrado, hace un género que flipas que en España todavía no se entiende. Le sigo desde que publicó una maqueta en 2012 o 2013 con Wax Dee. Desde ese momento, le tengo muchísimo respeto, así que trabajar con él ha sido increíble.

Me gustaría saber cómo fue el proceso creativo del disco.
No lo hemos pensado, a lo mejor, para este disco, hemos tenido 50 o 60 propuestas de beat de Itchy y Buco. O sea, Itchy es un enfermo de la música. Vive para la música, para cocinar y para su mujer. Esa es su vida. Imagínate, me viene genial. Así que lo que te digo, hemos descartado 50 temas sin buscar un sonido en concreto… hemos ido haciendo lo que nos gustaba.

Coincidimos en la fiesta de presentación del disco y recuerdo que te comenté que me había gustado, pero que me gustaban más los sonidos de hace tres años. Me respondiste que estabais un poco inquietos por la apuesta que suponía saliros de vuestro sonido. Ahora que han pasado un par de semanas, ¿cómo te sientes?
Perfecto, porque he hecho el sonido que quería y hemos conseguido triplicar o cuadruplicar las cifras de los anteriores discos. Y aunque no reciba amor de una serie de personas que me seguían antes, también he recibido amor, incluso más del que tenía en el pasado. Esto me llena un montón. Además veo que el público se está convirtiendo en una cosa súper normal, gente que consume música y eso me encanta. He estado en conciertos de otros artistas y al ver al público he pensado “Damn, esta gente no viene a mis conciertos pero tampoco me importa”. La verdad es que estoy súper contento con lo que te digo del público…y no tenemos casi haters salvo los cuatro raperos que me seguían antes y ahora están cabreados.

Tampoco hay por qué. Eres un tío bastante discreto y no te metes con nadie…
(Lex) Se lo decía antes a tu compañero Alan. Él es así, tal y como lo ves es en su vida real.
(Rels) Lo importante es ser feliz.

Por último, quería preguntarte cuáles iban a ser tus próximos movimientos.
Mi  próxima propuesta es lanzar a Miss D, mi corista. Va a ser muy top, ya verás. No tiene nada y va a salir de cero pero va a salir  por todo lo alto a través de I Love Ribs. Ahora mismo, estoy centrado en eso, antes que en mí, en ella, en lanzarla, llevármela de gira, promocionarla y hacerla gigante.