“Nuestros bolos serán como un gran menú con café, copa y puro”
Entrevistas / Zea Mays

“Nuestros bolos serán como un gran menú con café, copa y puro”

Jesús Casañas — hace 3 semanas

Tras celebrar su veinte aniversario, Zea Mays no se durmieron en los laureles y se pusieron a componer “Atera” (Garden Records, 19), el que supone su décimo disco (noveno de estudio). Un derroche de energía que añade sin complejos toques de electrónica o música dance sin dejar de sonar rockero y guitarrero, con la poderosa voz femenina de Aiora al frente. Hablamos con el guitarrista, Piti Imaz.

(Puedes ver las fechas de la gira al final de la entrevista)

“Atera” (salir). ¿Es una declaración de intenciones el título de vuestro nuevo disco?
Engloba todos los sentidos, desde salir, sacar, publicar… Es una manera positiva de exteriorizar y compartir la vida con los demás. “Atera” es nuestro nuevo motor para exteriorizar nuestras inquietudes mediante canciones que han salido de lo más adentro del local de ensayo.

Lo ha producido Carles ‘Campi’ Campón. ¿Cuál ha sido el modus operandi a la hora de grabar?
Campi quería aprovechar que somos una banda con más de veinte años de trayectoria y con los mismos componentes. Comentaba que ya hay pocas bandas y que había que exprimirlo. Para ello nos propuso estar unos días grabando todos juntos aislados y conviviendo las veinticuatro horas, para que no hubiera nada que nos despistase de la vida normal: familia, trabajo, etcétera. Quería conseguir que sonásemos como un puñetazo, y para ello hemos grabado todos a la vez y con muy pocas tomas, para estar siempre frescos.

Escuchamos muchos guiños al dance y la música electrónica: samples, sintetizadores… ¿Era la idea antes de entrar a grabar?
Somos una banda de rock, pero poco a poco hemos ido utilizando más sinthes, lo que va provocando un cambio de texturas en el sonido, siempre sin quitar las guitarras. Sí, ya en la demo que le pasamos a Campi todas las canciones tenían secuencias y sinthes, luego en el estudio se han ido añadiendo más.

¿Se reproducirán estos pequeños arreglos sobre el escenario?
Sí, los más reseñables estarán en el directo, unos disparados y otros ejecutados en directo.

“Kea” (humo) ha sido el primer single. ¿Es la canción que mejor define el disco?
Cada canción es muy diferente de las demás. Siempre hemos sido una banda que nos ha costado mucho definirnos y seguimos así. Vemos muchos bolos y escuchamos música de todo tipo. Al final lo que mola y funciona es lo que entra en el disco, tenga una línea u otra. “Kea” es un temazo que nos parecía ideal para presentar el disco, porque tiene muchas características que tiene todo el disco y Zea Mays en general. Tiene fuerza, energía, melodía y un poco de ternura.

Su videoclip está editado al revés. ¿Ha sido culpa de su director, Gaizka Izaguirre?
Gaizka es quien nos hace las luces en directo y el que nos ha hecho todos los videoclips hasta ahora. Confiamos plenamente en él y delegamos todo a su creatividad y talento. Esta vez, como siempre, se ha vuelto a salir, y estamos muy contentos con el resultado.

Supone todo un alegato en defensa de la diversidad. ¿Es más necesario que nunca, viendo el auge de la extrema derecha en las pasadas elecciones?
“Kea” habla sobre el poder cuestionar las cosas y no estar siempre con la rigidez de que las cosas son así porque sí. Pues sí, esto choca bastante con la rigidez de un pensamiento de derecha y ultraderecha.

En 2017 celebrasteis vuestro veinte aniversario con un concierto junto a la Orquesta Sinfónica de Euskadi. ¿Cómo lo recordáis, con la perspectiva de estos dos años?
Fue un auténtico regalo, algo que sabes que se quedará para siempre y nadie te lo va a poder quitar. Que una orquesta sinfónica toque lo que hemos compuesto nosotros sin cambiar tonalidad, tempo o la estructura es un auténtico lujazo. Fernando Velázquez, el director, llevó los temas a los cielos y a nosotros detrás (risas).

¿Cuál es el secreto para que el grupo siga más de dos décadas después?
Como en cualquier relación, todos tienen que sentirse partícipes de la misma historia, y muchas veces no vamos a la misma velocidad. Para ello hay que saber cuándo acelerar y cuándo frenar, para ir todos juntos remando a la vez en nuestra barquita que se llama Zea Mays.

¿Os ha cerrado alguna puerta el hecho de cantar en euskera en todo este tiempo?
Yo creo que lo contrario, si gusta, al ser en euskera te diferencia de las demás bandas, siendo muy atractivo escuchar canciones que te llegan en un idioma que no conoces. Si un tema te pone la piel de gallina no te puedes negar a él, sea en euskera, castellano o mandarín.

La gira de presentación arranca este sábado, 16 de noviembre en Logroño, y después seguirá por diversos puntos de la península. ¿Qué habéis preparado para la ocasión?
Estamos con muchas ganas de compartir nuestros nuevos temas con todo el mundo. En estos bolos de presentación tocaremos casi el disco entero y nuestros greates hits, que no pueden fallar. Van a ser bolos muy intensos, con mucha energía, momentos muy emotivos y otros más bailongos. Será como un gran menú con café, copa y puro (risas).

¿Habrá después alguna ciudad europea en el tour?
Sí, ya las tenemos anunciadas. Haremos París, Ámsterdam y Berlín entre el 16 y 19 de enero del 2020.

En general, ¿cómo se presenta el próximo año para la banda?
Pues con mucha ilusión. Creemos que va a ser un año muy importante para nosotros. Aparte de los conciertos de presentación ya tenemos algunos festivales confirmados, así que vamos a estar entretenidos (risas).

¿Algo más que añadir?
¡Muchas gracias al Mondo Sonoro! ¡Larga vida a la prensa musical!

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y su experiencia al usarlo. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido. Para obtener más información sobre las cookies que utilizamos y cómo eliminarlas, ver nuestra Política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies