Elegidos para la gloria
Entrevistas / Bloc Party

Elegidos para la gloria

Half Nelson — 18-02-2005
Fotógrafo — Archivo

Se busca banda joven y maleable con aspecto rockero y desaliñado. Referencias ochenteras, urgencia guitarrera, afición por la melodía y algún toquecillo emo. No se requiere experiencia, aunque puntúan los contactos con Franz Ferdinand y residir en Londres. Imprescindible disponer de pasaporte británico. Respuesta: “Silent Alarm” (Wichita/V2, 04), el larga duración de debut de Bloc Party.

Seamos justos con Bloc Party. La expectación ante el primer Lp de esta banda londinense no se debe a una supuesta conspiración de los medios. Simplemente, estaban en el lugar correcto en el momento adecuado. Enviaron un CD-R a Franz Ferdinand y estos les llamaron como teloneros de uno de sus shows. Allí le entregaron otro CD-R al DJ de la BBC Steve Lamacq quien pinchó inmediatamente una de sus canciones. Sus primeros singles escanciados a lo largo de la primera parte del pasado año, “She´s Hearing Voices” (Trash Aesthetics, febrero 04), “Banquet” (Moshi Moshi, mayo 04) y “Little Thoughts” (Wichita, julio 04), les han convertido en la segunda banda más prometedora de cara al 2005 según un sondeo de la BBC. Gordon Moakes (bajo) parece pasar de todo. “Es un honor que haya tanta expectación ante nuestro primer trabajo, pero la verdad es que no estamos muy interesados en ese tipo de reconocimientos. Sin duda The Bravery darán mucho más que hablar a lo largo del año, son una gran banda”. El gesto de reconocimiento hacia los neoyorquinos (número uno en aquella votación) les honra, pero quizás Gordon esté pensando que en la encuesta del pasado año Keane fueron los primeros y Franz Ferdinand los segundos.

“Hemos escuchado mucha música de todas las épocas. Diría que simplemente somos una banda moderna”

En todo caso, los londinenses parten en cabeza dado que ya han aparecido en la portada del NME como punta de lanza de la enésima resurrección del rock británico. ¿Es para tanto? Muy posiblemente no, pero lo cierto es que Bloc Party saben conjugar la admiración por Blur de su cantante y letrista Kele Okereke con las guitarras cortantes de Russell Lissack y el background hardcore de nuestro interlocutor. “No creo que seamos una especie de supergrupo que recoge lo mejor de cada género. Somos gente muy joven que apenas habíamos nacido cuando el punk ocurrió –Gordon es el mayor y nació en 1976-, pero todos hemos escuchado mucha música de todas las épocas. Diría que simplemente somos una banda moderna”. Su largo de debut, “Silent Alarm”, verá la luz este mes de febrero y pese a recoger los temas titulares de sus fulgurantes dos primeros singles —recopilados en CD en el “Bloc Party Ep” (Wichita/V2, junio 04; con edición americana vía Din Mak)— y al menos un par más de buenas canciones (“Helicopter”, “Positive Tension”) falla en el intento de convertir a los ingleses en una banda peligrosa al perderse en ambiguas críticas pretendidamente antiamericanas (como en “Helicopter”) o en inconcretas llamadas a la acción como en “Plans”. “No puedo hablar por Kele, pero creo que la famosa frase ´Y los cuervos abandonan la Torre´ tiene menos contenido político del que parece. Él siempre escribe pensando en una persona concreta, no en todo un país o un colectivo. No somos una banda revolucionaria (risas). Debería haber más polémica por un texto antimonárquico que escribí para nuestra web”. Me lo dice con un deje de decepción que prefiero atribuir más a la falta de eco de sus palabras que a la falta de una polémica interesada (quizás habría que recordar ahora que el manager de Bloc Party es Simon White, guitarrista de los horrendos Menswe@r). Ese mismo sentimiento de decepción es el que, tras “Plans”, cierra el disco con “Compliments”, una tácita aceptación del fracaso de sus proclamas. “En el disco hay mucha acción, pero también queremos que la gente reflexione. Lo mejor es poner la canción reflexiva al final, así la gente quiere volver a escuchar el disco (risas). Pese a mis recelos, Bloc Party merecen el respeto de haber sabido esperar el momento oportuno para lanzar su primer largo (“el disco está grabado desde julio, pero queríamos hacer más conciertos y lanzarlo en un momento más tranquilo del año”) y de haberse alejado de la vorágine londinense a la hora de grabarlo. “Queríamos salir de Londres y Paul (Epworth, productor también de Babyshambles, Razorlight y remezclador de DFA 1979, Kano y New Order, además de ingeniero de directo de LCD Soundsystem) conocía un estudio en Copenhague, fueron unas semanas fantásticas en las que reflexionamos mucho sobre lo que queríamos hacer como banda”. ¿Y las conclusiones fueron? “Hacer nuestra música sin perder el respeto del underground. Muchas bandas trabajan muy duro y no tienen repercusión, intentaremos echarles una mano”. Lástima que lleguen demasiado tarde para Billy Mahoney. “¿Les conoces? Son buenísimos, la mejor banda de Londres, lástima que se hayan separado, pero Gavin (Baker) me dijo que tenía muchas cosas en mente”. No todo está perdido.

Un comentario
  1. Hi Lindy Lee: At least deliberately, they are. On the other hand they have a way of stntheriag themselves, occasionally. Radium turning to lead sort of thing. But nobody I’ve found knows the half-life on a paradigm. Gracias, J

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.