“Nos gusta hacer las cosas bien”
Entrevistas / Dorian

“Nos gusta hacer las cosas bien”

Alicia Salvatella — 05-07-2021
Fotógrafo — Archivo

Hace unas semanas, la banda barcelonesa Dorian compartía en streaming el documental “Justicia Universal en directo”, un resumen de los conciertos de presentación del disco que le da título en todo el mundo. Aprovechamos la ocasión para charlar sobre ello con Mar Gili, su vocalista y os recordamos que este sábado día 10 estarán tocando dentro del Festival Cruïlla de Barcelona.

¿En qué momento decidís que hay que hacer un documental sobre la gira de “Justicia Universal”? ¿Cuándo surge la idea y por qué? ¿Qué queríais transmitir?
Cuando íbamos a empezar la gira de “Justicia universal” nos dimos cuenta de que la banda había crecido mucho en España, y que lo estaba haciendo en otros países de América. Teníamos por delante la mejor gira de toda la carrera del grupo, y sentíamos la necesidad de registrar ese momento dulce de la banda. Por otra parte, nos apetecía que el público conociese un poco más de cerca la forma de ser y de viajar de la banda. En este documental el espectador conocerá algunos aspectos de nuestra filosofía de vida.

¿Empezasteis visionando material o teníais ya momentos claros para incluir en el documental?
Sí. Queríamos incluir partes de las presentaciones en Barcelona, Madrid, Ciudad de México, y también momentos de nuestros viajes por Estados Unidos y países de Latinoamérica. No obstante, a medida que la gira iba avanzando y nos sentíamos cada vez mejor sobre el escenario empezamos a añadir imágenes de otras noches que han sido mágicas, como nuestras últimas presentaciones en Lima (Perú), Arenal Sound (Burriana) o Low Fest (Benidorm). Este documental tiene muchísimas horas de trabajo detrás. Piensa que cada canción en directo está realizada y montada a partir de tres o cuatro localizaciones distintas. Eso convierte el visionado en algo tremendamente dinámico, pero ¡al mismo tiempo es un currazo!

“Cada noche tratamos de hacer que cada persona que viene a un concierto nuestro se sienta especial”.

Viendo el documental, te das cuenta que hay muchas ganas de que un concierto como estos vuelva a ser posible. Después de una interrupción por la pandemia, ya habéis hecho algunas actuaciones, pero ¿qué es lo que más echáis de menos de un concierto como los que vemos en el largometraje?
La libertad. En los conciertos en pandemia el público no es libre de levantarse, mientras que nuestra música es una invitación a la libertad en todos los aspectos. Sin embargo, tengo que decir que tanto público como banda lo estamos pasando muy, pero que muy bien en los conciertos de este año. Se nota que la gente tiene muchísimas ganas de música en directo.

Una vez veis estas actuaciones filmadas y montadas, lo mismo que vuestras apariciones, ¿el resultado es muy distinto de lo que había quedado grabado en vuestra cabeza al vivir esos momentos?
Es tal como lo imaginábamos, o mejor. Estamos muy satisfechos con el resultado de este documental.

Pasasteis por España, Estados Unidos, México, Colombia, Perú, Ecuador, Argentina y Chile. ¿Qué supuso la gira de “Justicia Universal” para Dorian como banda?
Supuso el inicio de una consolidación de nuestra propuesta musical en ciertos países de América, y un empezar a abrir puertas en muchos otros, incluido Estados Unidos. En España, la recepción de “Justicia universal” fue espectacular desde la misma semana de publicación del álbum.

Entiendo, pero al mismo tiempo la gira fue el resultado de todos los años previos de trabajo, y todo ello desde la independencia. ¿Cómo habéis conseguido haceros un hueco al otro lado del Atlántico?
Somos muy conscientes de que pocas bandas españolas hacen este tipo de giras, pero si te respondiera que fue un sueño hecho realidad te mentiría, porque se supone que un sueño hecho real es algo que te llega casi por sorpresa, mientras que nosotros nos lo hemos ido currando año tras año con los pies muy en el suelo. Los resultados nos han ido llegando poco a poco, y así, juntando piezas, visitando ciudades una y otra vez, hemos podido armar el puzzle que te permite hacer giras serias por el extranjero.

¿Qué os ha aportado girar por América, tanto musical como personalmente?
En lo profesional mucho callo. En algunos países ya tocamos en salas grandes y en festivales, pero en otros estamos empezando. Esto te mantiene con ilusión y también con los pies en el suelo, ya que una semana estás tocando ante miles de personas tal vez tenemos que hacerlo, como cuando empezábamos, en salas pequeñas. En lo personal, el tesoro sentimental que estos viajes conforman no tiene precio. América es ya nuestra segunda casa, y sus paisajes, sus culturas y sus realidades llevan tiempo formando parte de algunas de nuestras canciones.

Al principio de “Justicia Universal en directo” Belly comenta que en vuestros conciertos generáis una energía y una empatía especiales con el público. De hecho esto traspasa la pantalla. Viendo el documental se percibe perfectamente. ¿Por qué creéis que conseguís conectar con la gente de esta forma?¿Cuál diríais que es la clave?
Sin duda la empatía hacía nuestro público y el respeto que le tenemos. Cada noche tratamos de hacer que cada persona que viene a un concierto nuestro se sienta especial. Tratamos de borrar la distancia entre banda y público, entre el escenario y el resto de la sala o del festival, y eso solo se consigue con entrega, empatía y humildad.

“Somos muy conscientes del privilegio que supone ganarse la vida con la música y que haya un público al otro lado dispuesto a escucharte”.

¿Y cuál diríais que es la canción que más conecta con el público y que más disfrutáis en este sentido?
“Los amigos que perdí”, Cualquier otra parte”, La tormenta de arena”, “El temblor” o “Vicios y defectos” estarían entre ellas.

¿Encaráis de manera diferente los conciertos en algunas ciudades concretas?
Sí, en México gusta mucho nuestro álbum “La ciudad subterránea”, así que extraemos más temas de ese disco. En Perú les va mucho la onda oscura, así que ahí seleccionamos más temas oscuros del repertorio de la banda.

Otra cosa que decís es que el primer concierto en un lugar es muy importante ya que es ahí donde lográis crear un vínculo que mantenga unidos a la banda y ese nuevo público durante muchos años. ¿Cómo describiríais este vínculo?
Es un vínculo emocional. A lo largo del tiempo la gente va creciendo contigo, incluso los seguidores más jóvenes, y eso marca mucho. Digamos que viajamos todos juntos, banda y público, a bordo de la misma nave, por el túnel de la “existencia”.

¿Qué concierto de esta gira recordáis especialmente? Alguna sensación, algún momento que hayáis vivido…
Las presentaciones en Razzmatazz, Barcelona, fueron inolvidables. Lo mismo te digo de las de Madrid, Vitoria, Valencia, Málaga o Santander, todas ellas impresionantes. Nuestra primera presentación en Tijuana, México, o la del DF, que también aparece en el documental. La última en Lima o nuestros primeros contactos recurrentes con el público de Estados Unidos. De todas estas guardamos preciosos recuerdos.

¿Cómo os preparáis justo antes de subir al escenario? ¿Tenéis algún ritual, alguna manía o algo que necesitéis hacer?
Cuarenta minutos antes la banda se encierra en el camerino para repasar el repertorio y calentar voces, y justo antes de subir al escenario nos abrazamos todos y Belly se tira un eructo. Cuanto más fuerte sea ese eructo generalmente, mejor va el concierto. Es pura superstición pero, ¡lo pensamos en serio! Yo me encierro en algún lado para pensar qué quiero decirle al público esa noche. Procuro no repetirme, tratar de hacer que cada noche mis palabras sean distintas, en la medida de lo posible.

También transmitís que todos los conciertos son importantes. Como dices, no concebís la idea de salir a tocar como si fuera un mero acto rutinario. ¿Si alguna vez ha sido así, qué habéis hecho para hacer desaparecer esa sensación?
Irnos motivando conforme iba avanzando el concierto. Al final, la música siempre te acaba atrapando, aunque alguna noche haya costado un poco más. Vuelvo a insistir en que somos muy conscientes del privilegio que supone ganarse la vida con la música y que haya un público al otro lado dispuesto a escucharte. Nos gusta hacer las cosas bien y que nuestros conciertos sean especiales, así que cuando eso se nos olvida enseguida lo volvemos a recordar.

Y ahora seguís trabajando en el nuevo disco, del que ya escuchamos “Dual”. ¿Para cuándo más material?
¡Nuevos temas en otoño y disco nuevo a principio de 2022!

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.