Dios está muerto
Entrevistas / Paradise Lost

Dios está muerto

David Sabaté — hace 10 años
Fotógrafo — Archivo

Recién cumplidas dos décadas de trayectoria, Paradise Lost regresan con “Faith Divides Us – Death Unites Us”, un trabajo solemne que ahonda en la dureza y oscuridad esbozadas en el notable “In Requiem”. Melancolía, furia y belleza fundidas en un disco con el que los doomsters británicos parecen querer recuperar de una vez por todas la credibilidad perdida. Este mes nos visitan junto a Samael.

Parece que el quinteto de Halifax quiera recuperar el tiempo perdido. Detener las agujas del reloj y retroceder hasta la época de “Shades Of God” e “Icon”, su edén particular. Congelar los minutos y los segundos ante la perspectiva de una muerte ineludible tras la que aguarda la nada, el vacío más absoluto. Porque, por si no se habían enterado, Dios no existe. Nunca ha existido. Y, por supuesto, tampoco hay un más allá. “No, no, rotundamente no. Volvemos a ser tierra, polvo. Y no hay nada más”, responde vía telefónica Nick Holmes, cantante y letrista de Paradise Lost. La duda ofende a alguien que, sin embargo, confiesa pensar mucho, casi demasiado, acerca de la muerte. “Pienso en ella constantemente. Vaya, esto me recuerda a algo que dijo una vez Pete Steele –cantante de Type O Negative- (risas). Pero no me considero una persona depresiva. Me gusta este tipo de música, pero no afecta a mi estado de ánimo. Hay una gran diferencia”. Tales reflexiones derivan del explícito título del nuevo álbum de la banda, “Faith Divides Us – Death Unites Us”. “Ninguna creencia debería prevalecer sobre otra ni sobre la manera de vivir y pensar de las personas. Al final todos vamos a morir, pensemos lo que pensemos, así que no vale la pena preocuparse demasiado por tonterías”, explica Holmes. La temática global del álbum enlaza con una de las constantes de toda su discografía: la ausencia de fe, de algo a lo que aferrarse, y el sentimiento de desamparo que ello provoca. Así lo expresan en canciones como “Universal Dream”. “Trata sobre entender qué hacemos en este planeta, aunque nunca lo he averiguado (ríe), ni lo averiguaremos. Es una pregunta con la que el ser humano deberá cargar siempre”. Una pesadumbre existencial explicitada también en su clásico “True Belief”, extraído del colosal “Icon”, con el que el nuevo álbum establece no pocas conexiones musicales. Aunque Holmes niega que hayan tomado ese disco como referencia. “No he escuchado ‘Icon’, por lo menos, en los tres últimos años. Somos las mismas personas que escribimos ese disco, de ahí, quizás, las similitudes. Pero cada álbum supone una nueva aventura. Es como ir dando forma a una obra de arte, hasta que no la completas, no ves el resultado”. Sin embargo, es evidente que “Faith Divides Us – Death Unites Us”, grabado en los estudios Fascination Street de Suecia junto a Jens Bogren (Katatonia, Opeth), lleva aún más lejos la regresión creciente, en términos de oscuridad y contundencia, experimentada por el grupo con “Paradise Lost” e “In Requiem”. “Nuestra única presión pasa por hacer la música que sale de nuestro corazón. Tan solo buscamos mantenernos fieles a ese sentimiento”. Pues su corazón, sin duda, les empuja de nuevo hacia el doom death gótico de su mejor época. Las guitarras –de siete cuerdas- crujen con cuerpo, el sonido gana profundidad y, aunque el registro melódico de Holmes permanece, se multiplican las estrofas guturales. “Utilizo la voz como un instrumento más, para reforzar el tono y la emoción de la música, y esta vez el material con el que partíamos era muy contundente”. El cantante niega que la celebración de sus veinte años como grupo, y los posteriores conciertos junto a Anathema y My Dying Bride, los otros dos grandes pilares del género, hayan influido en su última creación. Y aunque hoy ya no queda ni rastro de su etapa electrónica, afirma que no se arrepiente de nada. “Sigo pensando que ‘Host’ es uno de nuestros mejores trabajos”. Parece hablar en serio, aunque con alguien tan cínico como él nunca se sabe. “Siendo cínico evitas sentirte engañado. Si no esperas nada, difícilmente habrá algo que te decepcione, pero al mismo tiempo necesitas unas metas o aspiraciones en la vida. Cuando era joven probablemente era demasiado cínico, ahora he aprendido a disfrutar más de las cosas”. Paradise Lost tocan este mes en nuestro país con nuevo batería, Adrian Erlandsson (The Haunted) y con el técnico de guitarra del grupo y ex Terrorvision Milly Evans sustituyendo a Greg Mackintosh.

Un comentario
  1. she has worked as a fgilht attendant for 15 years, and she’s now using her 3-year privilege (she doesn;t have to work for 3 years) to travel..hope that helps..k k k k

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y su experiencia al usarlo. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido. Para obtener más información sobre las cookies que utilizamos y cómo eliminarlas, ver nuestra Política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies