Días de vino y rosas
Entrevistas / La Costa Brava

Días de vino y rosas

Mertxe V. Valero — 01-12-2004
Fotógrafo — Archivo

El grupo astur-aragonés publica, en poco más de un año, su cuarto disco de estudio. Su cambio a la discográfica Mushroom Pillow, casa de Astrid, Deluxe o The Jeevas, ha supuesto disponer de más tiempo y medios para grabar “Llamadas perdidas”. Y eso se nota en el que es su trabajo más redondo.

Compartimos la charla con Sergio Algora (ex El Niño Gusano, Muy Poca Gente). Fran Fernández se encuentra ahora haciendo la promoción de su nuevo disco “Canciones de amor y gratitud”, recién editado por Astro, con su grupo Australian Blonde. La Costa Brava empezó como un proyecto entre ambos, pero ahora tanto Dani Garuz como Enrique Moreno, ambos compañeros en el desaparecido grupo Pulmón, comparten las tareas compositivas. “Éste es el primer disco como grupo al completo y con todo pensado de verdad. Es una evolución lógica para el tiempo que llevamos. Lo que no es tan lógico es haber sacado tres discos antes. Pero como había canciones de sobra, tuvimos que ir al estudio”. La voz de Garuz se echa a faltar en este disco, pero resulta que se está reservando para lanzarse también en solitario. Centrándonos en “Llamadas perdidas”, lo que el oyente va a encontrar son las melodías inconfundibles de LCB, justamente arropadas por una producción impecable. Calexico, The Kinks, Magnetic Fields, o una orquesta retro en verano... Paco Loco tiene bastante que ver en el “sonido Costa Brava”.

"Todavía vamos a tocar incluso por gastos. Estoy harto de la crisis económica, la gente te ofrece una mierda que flipas"

“Sí, mucho. Desde que grabé con él la primera vez pensé que, a no ser que fuera por fuerza mayor, por imposibilidad de presupuesto, quería grabar siempre con este tío. Había mucha confianza (como compañero de Fran Fernández en Australian Blonde) y hubo una gran conexión a nivel personal, además se implica mucho en la grabación. Aunque este disco estuviera muy madurado, incluso estaban hechos los arreglos de trompeta, él siempre saca una segunda voz, arreglos de cuerda o de piano... los toca y no tiene ningún problema si le dices que no. Le ha cogido muy bien el sonido al grupo. Yo sí que distingo un sonido Costa Brava, cosa que en el tercer disco es menos evidente. Las principales diferencias entre nuestros anteriores discos y éste son la maduración de los temas, antes todo era muy improvisado, y el presupuesto. ´Llamadas perdidas´ ha costado más dinero que los tres anteriores juntos”. Su despedida de Grabaciones en el Mar parece definitiva. Han firmado con Mushroom Pillow en exclusiva para dos discos más, además ellos tienen la primera opción sobre proyectos paralelos. Pero la despedida no ha sido traumática, Pedro Vizcaíno, que también publicó casi toda la discografía de El Niño Gusano, comprendió y felicitó al grupo. “El problema fue que, por motivos de trabajo, necesitábamos grabar en agosto, y a Pedro, por dinero, le venía fatal. Nos dijo que igual sacaría el disco para 2005. No vio clara la jugada. Nosotros teníamos las canciones hechas desde el 2003. Fue una época en la que teníamos mucho tiempo para juntarnos en el local. Si pudiéramos pasar más tiempo juntos sacaríamos más canciones; es como si existieran vasos comunicantes entre nosotros: salen mogollón de ideas. Bueno, como la gente de Mushroom Pillow ya había contactado con nosotros, les llamé. Cuando volví a hablar con Pedro, me dio la enhorabuena. Luego me ha confesado que le parece el mejor disco de LCB”. Le comento a Algora que sería fantástico ver canciones como “Mi última mujer” o “Treinta y tres”, en vinilo de colores. “Me molaría mucho sacar un single en vinilo con dos o tres temas, pero es muy caro y hay pocas tiendas que todavía tengan estanterías para colocarlos”. O quizá con “Adoro a las pijas de mi ciudad”, tema del cual están haciendo un video-clip, o “El cumpleaños de Ronaldo”, dos muestras del incisivo, casi cínico, y romántico sentido del humor de Fran Fernández. ¿El eterno adolescente crece? “Él dice que el amor o es adolescente o no es; el amor sin volverte loco o sentirte fatal, no es amor. También dice que vivir es perder la vida. Imagino que sí, algo de adolescente tiene. Como todos nosotros; unos treintañeros con un grupo de música pop que no vende mucho y que, para salir adelante, tienen que dejar su vida… un poco de Peter Pan tiene. Todavía vamos a tocar incluso por gastos. Estoy harto de la crisis económica, la gente te ofrece una mierda que flipas”. Hasta el momento, han hecho versiones de Mamá, Golpes Bajos, Tachenko, Los Módulos, Flaming Lips o Serge Gainsbourg, han dedicado canciones a la actriz Natalia Verbeke y a la malograda novia de Spiderman, Gwen Stacy. Ahora le toca el turno a Beyoncé Knowles. Pero no voy a explicarles por qué. Escuchen el disco y saquen sus conclusiones.

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.