Rigo Pex, más conocido como Meneo, ha vuelto y sigue tan bombástico y carnavalero como siempre. El papi del sonido 8bit en España se deja llevar cada vez más hacia los tropicalismos y ensamblajes imposibles empaquetados en pequeño formato. Lo último: un EP que lleva por título “Larele” (Subterfuge, 12) y que despacha en tan solo cuatro temas el variopinto cerebro musical de este santo varón.

En cuatro años de silencio desde que se publicara su primer álbum, “Santa Nalga” (Dress For Excess, 08), Rigo afirma haber producido toneladas de temas, de ahí que sorprenda, a priori, su apuesta por un EP en vez de un larga duración, máxime cuando la fama y el público le acompañan. Pero Rigo maneja argumentos. El primero, esa cosa llamada “tiempo” y esa otra llamada “atención”. “Cuando saqué ‘Santa Nalga’ hace cuatro años me di cuenta de que era demasiado información para la peña. Ahora cuando escuchas música estás leyendo otra cosa, chateando con otra persona, haciendo tres cosas a la vez. Me parece mucho más honesto sacar cuatro cosas locas: la gente ya no tiene tanto tiempo”. El segundo, la huida de la linealidad que suele caracterizar a los larga duración. “Casi todo el mundo que hace un álbum usa los mismos sintetizadores, instrumentos, bases… a mí es algo que personalmente me aburre, teniendo tanta paleta. Para mí es más natural ser ecléctico y dejar de defender un estilo”. Más bien, Meneo es representante del anti-género: en los quince minutos de “Larele” Rigo combina géneros de elaboración propia tan dispares como la shoegaze-cumbia, los electropicalismos o el “merenstep” (merengue con dubstep: como suena). El resultado es una amalgama sonora tirando a anárquica y punk defendida por su nuevo sello, Subterfuge, al que llegó de la mano de The Zombie Kids. “En Subterfuge me apoyan un montón, aunque yo tengo miedo del público español porque nunca se tira por sonidos que no sean legitimizados por otros previamente”. Aunque eso es algo que ha ocurrido, puesto que tanto Diplo como su sello Mad Decent le han dado también su apoyo, que se dice rápido. Rigo, auténtico showman de las tablas, sacará su EP de paseo en una gira que promete “muy performática”. Saquen cera a sus traseros antes de que comience el baile.