“Terapia, terapia” es el nuevo disco de Correos. En sus diez canciones, los donostiarras vuelven a dar muestras de su eclecticismo y buen hacer, confirmándose como una de las bandas con más proyección del panorama nacional. De todo ello, y de alguna cosa más, hablamos con Fermín Bouza, cantante y compositor del grupo.

La gira de “Seres” fue extensa, la teminasteis hace poco en México. ¿Cómo ha sido el proceso de composición y grabación de “Terapia, terapia”? Porque realmente lo grabasteis antes de terminar la gira de “Seres”, ¿no?
Si, el disco estaba terminado a nivel compositivo y grabado casi entero en lo musical. Pero faltaba cantar y aquel viaje trajo cambios sustanciales en los textos.

Lo primero que conocimos de este “Terapia, terapia”, fue el single ‘No se apaga’, que es una canción muy vitalista, pero creo que nace de un acontecimiento dramático, la muerte de tu padre.
No es que nazca en si de su muerte, sino de su manera de ver la vida. Era una persona brillante y luchadora. Uno de mis poemas favoritos de “Labirinto de inverno” (libro con el que mi padre recibió el Premio de la crítica en lengua gallega) empieza y termina con una frase: “un so punto de luz pra seguir mirando”. La canción nace de esa frase mutada en: “hay un punto de luz en el cielo, yo navego intentando encontrarlo”.

No sé si incluso el título del disco viene de ahí, si habéis utilizado las canciones como terapia.
Si. Tras muchas vivencias como banda y en lo personal, el hecho de ir al local a hacer canciones sin presión es obsesivo pero también es sanador.

La rabia que desprende ese primer single ha conectado bien con el público: en su estreno fue una de las 50 canciones más virales de Spotify y creo que ha tenido muy buena aceptación en los conciertos en los que la habéis tocado.
La verdad es que es la primera vez que vemos una respuesta tan inmediata. Pero al fin y al cabo creemos sinceramente que este es probablemente nuestro mejor trabajo, y “No se apaga”, tal vez, uno de nuestros mejores temas.

“Seres” era un disco muy ecléctico. “Terapia, terapia” también tiene varierdad, (hay arreglos de cuerda, vientos, electrónica, rock bailable, post punk…), pero me parece más conciso. ¿Lo veis así?
Exactamente, hemos tratado de ofrecer una foto fija de la banda, donde la perspectiva no sea monolítica, porque la banda no lo es, pero donde se salvaguarda de modo muy obvio la esencia que nos representa de modo mas directo.

En cuanto a las letras, no diría que sean más tristes, porque no lo son, pero sí que me parece que han ganado en profundidad. ¿Puede ser?
Puede ser…es un disco con un trasfondo mas metafísico, aunque no deja de haber canciones con un punto socarrón y cabroncete sin el cual moriríamos.

Hay una canción, que además fue el segundo single, ‘El último verso’, en la que también canta Gabriel de la Rosa, de Shinova. ¿Cómo surge esta colaboración?
De un modo natural. Son una banda amiga con la que tenemos una estupenda relación. A mi me parecia que la voz de Gabriel iba perfecta, se lo propuse y el tuvo a bien hacerlo…y lo hizo muy bien además.

Hemos apuntado antes que vuestra música tiene varias vertientes: a veces os vais más hacia el rock bailable (‘Sobreviviendo’), a veces más hacia la lírica (‘El último verso’), a veces más hacia el rock’n’roll más potente (‘La música es eterna’), o a veces incluso hacia el punk (‘Azul y negro’). ¿Cuál es el estilo que mejor os define? ¿O es precisamente sois la mezcla de todos ellos?
Tenemos el afán de que se entienda que podríamos hacer cumbia y sonaría a nosotros. Hay algo en nosotros que no forma parte del trabajo…nos viene dado. Hay un sonido de la banda muy presente. Solo tratamos de fomentarlo y de darle diferentes formas para que sea divertido para nosotros.

El disco lo has producido tú, Fermín, junto a José Caballero, con quien ya habíais trabajado en vuestro anterior álbum. ¿Cómo os habéis organizado para hacerlo? ¿Le presentabais las canciones con los arreglos ya cerrados? ¿O los decidíais juntos? ¿Quién tenía la última palabra?
En este caso he llevado yo el peso de la producción, pero eso no quiere decir que no escuchase a Jose. Siempre le escucho porque de ahi siempre salen cosas buenas.

Con el disco ya en la calle, supongo que el paso siguiente será presentarlo en directo. ¿Vais a hacer muchos festivales? ¿Cuándo empezáis la gira por salas?
Este verano tocaremos algunos festis como Sonorama o Gigante, donde ya haremos dos o tres canciones de “Terapia Terapia”, y ya a partir de septiembre empezaremos la gira de salas donde el repertorio ya llevara mas carga de canciones nuevas y que desembocará en mas festivales el proximo verano.

¿Y tenéis pensado volver a México? Hace unos meses estuvisteis por allá y creo que os fue muy bien. ¿Cómo resumiríais esa experiencia? ¿Hay diferencias entre el público español y el mexicano?
Volveremos pronto, hay cosas muy chulas en el horizonte, nuestro público alli es una autentica bomba. Hay mucha diferencia…nosotros nos estamos volviendo un poco chilangos.

Cumplís ahora vuestro décimo aniversario como grupo. Si tuvieseis que elegir una sola cosa, ¿qué diríais que es lo mejor que os ha pasado en estos diez años?
Muchísimas cosas, sin duda, pero algo muy importante nosotros, un lugar y su gente: Aranda de Duero y su Sonorama Ribera. No seriamos lo que somos sin ellos.

Y si volviésemos a hablar dentro de otros diez años, ¿dónde os gustaría estar dentro de una década?
Sobre un escenario con ganas de seguir haciendo saltar y emocionarse a la gente. Y dentro del local con ganas de hacer nuestra mejor canción. Si no estamos asi lo dejamos, que tampoco hay drama. Nadie es imprescindible.

Próximas fechas en directo:

8-12 agosto – Sonorama Ribera (Aranda de Duero)
30 agosto-1 septiembre – Festival Gigante (Guadalajara)