“El equilibrio es hacer que lo personal sea político y lo político personal”
Entrevistas / Chvrches

“El equilibrio es hacer que lo personal sea político y lo político personal”

Álex Jerez — 11-10-2021
Fotógrafo — Sebastian Mlynars

El cuarto larga duración de Chvrches, Screen Violence (Universal, 21), supone un nuevo salto para la banda apoyado tanto por la crítica como por sus fans. Se trata del álbum más personal e introspectivo de la historia del grupo. Vuelven a ser dueños de todo el material, a nivel técnico firman la producción de todos los temas, no se han cortado a la hora de llenar las letras de contenido sociopolítico y se sienten muy orgullosos del resultado final.

Hablamos con Lauren Mayberry por Zoom sobre toda esta nueva aventura, nos recibe con una enorme y cálida sonrisa dispuesta a desmontar cada uno de los conceptos que han dado vida a esta nueva etapa. Desde la colaboración de Robert Smith, y cómo lo vivió como buena fan de The Cure, a la importancia de analizarse a uno mismo para poder escribir sobre los demás. Porque, evidentemente, bajo la premisa del cine de terror, y ese rojo sangre de la portada, han logrado colar muchos más discursos ocultos entre sus canciones.

Cuando escuché “He Said She Said” por primera vez me di cuenta de que “Screen Violence” vendría cargado de un poder social enorme. Luego, al ver el videoclip y esa puerta giratoria infinita, que representa tan bien las imposiciones sociales de las que no sabemos salir, comprendí aún más el concepto de esta nueva era. ¿Cuándo descubristeis lo que queríais construir con este disco y marcar un cambio con respecto a lo que supuso “Love Is Dead”?
Lo más emocionante para mí de hacer música es que muchas veces no sabes realmente lo que estás haciendo hasta que estás en la mitad del proceso de creación. Sé que suena pretencioso cuando alguien te dice que tienes que confiar en el proceso creativo y simplemente dejarte llevar. Pero, la verdad es que lo siento así y es una lección que he aprendido con el paso de los años. Para este disco comenzamos todo el desarrollo sabiendo que queríamos llamarlo “Screen Violence”. A los chicos les encantaba como tema porque podíamos llenarlo musicalmente hablando de un montón de influencias cinematográficas e inspirarnos en grandes compositores de bandas sonoras. Esto me llevó a que al principio solo quería escribir algo que estuviera puramente enfocado al terror como concepto y que no tuviera nada que ver conmigo. Sin embargo, a medida que íbamos entrando más y más en la composición me di cuenta de que todas esas canciones hablaban claramente de cosas muy personales. Los primeros temas del disco podrían estar perfectamente en cualquier otro álbum de Chvrches. Pero, al llegar a “Violent Delights” nos dimos cuenta de que se estaban generando dos mitades muy claras en este disco y que ambas formaban parte de mí y de cómo abordo mi vida. Una de esas partes es más aspiracional y está enfocada a proyectar tu mejor versión de cara a luchar en la sociedad. Y, por otro lado, la otra se centra en temas mucho más introspectivos. Nunca he querido hacer un disco político que deje el arte de lado. Así que creo que el equilibrio es hacer que lo personal sea político y lo político personal, si eso tiene sentido.

"Me di cuenta de que para analizar a otras personas también tengo que analizarme a mí misma y eso está en el disco".

Yo siento que “Screen Violence” es como una extensión del sonido construido en aquel maravilloso “Science/Vision” del primer álbum que tanto gusta a los fans. ¿Podría haber alguna conexión?
Creo que siempre ha habido un trasfondo de oscuridad en la música que hacemos y lo hemos llevado a diferentes extremos en función del momento vital que estábamos atravesando. “The Bones Of What You Believe” fue probablemente el que se inclinó más hacia ese universo y la búsqueda de un sonido más oscuro. Luego diría que el segundo disco fue una especie de híbrido, y “Love Is Dead” fue musicalmente mucho más optimista. Así que no sé, no hay un intento consciente de conectarlos pero sí podría haber una cierta conexión. A nivel familiar es como si las canciones del primer álbum fueran primas hermanas de “Screen Violence”. Aunque, a nivel literario sí que creo que hay una mayor diferencia.

Este nuevo disco está lleno de oscuridad y dolor. Pero, también hay mucho de aprender a curar nuestras heridas, de perdonarse a uno mismo, de luchar por ser más libres… Es como una especie de invitación a sacar todo lo malo que lleves dentro y renacer de las cenizas.
Sí, yo lo espero la verdad. No sé, creo que es importante abrirse cuando escribes y hay que dejar aflorar toda esa vulnerabilidad que llevas dentro. Esto te hace pasar por situaciones muy duras. Y, la verdad es que a veces es jodidamente aterrador sabiendo que la banda ya es más popular y que para bien o para mal todo lo que sale de mi boca será analizado por todo el mundo. A veces me siento emocionalmente más preparada para soportarlo y a veces sinceramente no tanto. El tercer disco creo que terminó siendo un poco confuso a nivel creativo. Intentamos hacer un álbum con un sonido más popero, con conceptos más universales y sencillos. Queríamos hacer algo diferente, creíamos que eso era lo que teníamos que hacer porque era lo que la gente querría escuchar. Pero, mirándolo ahora con distancia no creo que sea mi mejor trabajo ni a nivel de letras, ni artístico, la verdad. Así que, para este disco dije a la mierda vamos a hacer las cosas de otra forma y focalicé mucho más en cómo me sentía. Me di cuenta de que para analizar a otras personas también tengo que analizarme a mí misma y eso está en el disco. Este álbum es un poco eso, analizarse, sacar todo y luego ver cómo encontrar la paz con todo eso. Tal vez no la paz ya para siempre, pero sí al menos por unos minutos.

¿Y no crees que cambiar todo esto y apostar por letras más complejas y maduras os puede separar del público más joven?
La verdad es que no lo pensamos cuando hicimos este disco. La mayoría de nuestros seguidores han estado con nosotros desde el primer o segundo álbum. Así que, se podría decir que también son más viejos ahora. Aunque, sí que es interesante cuando descubro a gente mucho más joven que nos ha conocido con el tercer Lp. En su mayoría suelen ser niños pequeños o preadolescentes. Aún así, creo que es muy importante que una banda evolucione disco a disco y no haga siempre lo mismo. Además, me gusta la idea de que a veces lo que hacemos sea una especie de caballo de Troya dentro de la industria. Porque, una canción como “Good Girls” podría estar sonoramente en casi cualquier otro álbum de Chvrches, pero por las letras que tiene no podría estar fuera de “Screen Violence”. Es genial porque por redes sociales me han llegado a decir que esta canción se la ponen a sus hijos cuando van en el coche o que es la canción favorita de su hija de siete años. Y, aunque ella no sepa realmente lo que significa, creo que es estupendo y tal vez cuando sea un poco más mayor recupere esa canción, que le encantaba cuando era niña, y descubra que tiene un significado mucho más poderoso del que pensaba.

"Es importante recordar que no puedes controlar cómo te ven y todo lo que escriben sobre ti".

Totalmente de acuerdo, además es un disco que defiende a capa y espada la importancia de ser auténticos y de eliminar esa terrible idea de que la mujer tiene que cumplir con todos esos estereotipos sociales marcados únicamente para complacer las fantasías del hombre. Aún así, vivimos en una industria que sigue alimentando todas estas ideas tóxicas que impiden alcanzar la igualdad de derechos. ¿Lograremos provocar el cambio definitivo alguna vez?
Creo que todo esto es muy variable y cuando comienzas como una banda hay una evolución en torno a cómo vives este tema. Pero, analizando a los nuevos artistas que están saliendo al mercado te das cuenta de que hay cosas que siempre van a estar ahí. Cuando era más joven, por ejemplo, existía como un malestar general en que la mujer hiciera determinadas cosas en la industria musical. Pero, ahora yo creo que se han dado un poco cuenta de que se estaban enfadando en la dirección equivocada. Que no puedes molestarte porque las mujeres artistas estén tratando de mantenerse a flote como pueden en toda esta injusta estructura. Lo que deberías es estar enfadado por la razón que les hace estar así, sobreviviendo. Ver a artistas como Little Simz que hace exactamente lo que quiere es muy inspirador, la verdad. Yo creo que siempre va a haber presiones, siempre te van a imponer una serie de expectativas y, a la vez, vas a estar saltando todo tipo de muros que te colocan mucha gente de la industria. Pero, a nivel artístico, siento que hay muchas más mujeres fuertes que han logrado defender su propio espacio.

“Screen Violence” añade al sonido habitual de la banda una aproximación al rock gótico mucho más definida y una prueba de ello es esa increíble “How Not To Drown” con Robert Smith. Un tema que se ha colado de golpe en mi top de canciones favoritas de Chvrches. Cuéntame un poco más cómo surge y qué inspiró esta canción.
Bueno, este tema surgió a raíz de una demo que Martin grabó, hace un año o así, a un piano cuando estábamos de gira. Y la participación de Robert Smith en el tema surgió por pura coincidencia. Un maravilloso y feliz accidente. Nuestro manager estaba hablando con nuestro abogado para cerrar una cosa sobre un contrato y conversando le contó que estaba también con algunos trámites de The Cure. Fue ahí cuando nuestro manager le pidió a nuestro abogado que le diera su correo electrónico al equipo de Robert Smith y les dijera que estaríamos encantados de ser teloneros en su próxima. Esa conversación ya nos parecía lo más y jamás pensábamos que tendríamos ningún tipo de respuesta. Sin embargo, recibimos de repente un correo electrónico de Robert Smith, porque Robert ahora mismo se lo ha montado por su cuenta, y en el correo nos decía que había oído que le estábamos buscando y que qué era lo que queríamos concretamente. No sabíamos cómo reaccionar y mucho menos qué pedirle. No queríamos abusar y que no fuera apropiado. Al final, todo esto llevó a que le enviáramos cinco o seis canciones y Robert decidió unirse a “How Not To Drown”. Y sí, te puedo asegurar que es un ser humano increíble, amable, reflexivo, generoso y creativo. Puso muchísimo esfuerzo y tiempo en la canción y no quería destacar por encima de nosotros, ocupar demasiado espacio. Y por nosotros, imagínate, como si hubiera ocupado la canción entera.

Y después de una colaboración de esas dimensiones, ¿alguna colaboración soñada que quede pendiente?
Esto ha sido un poco como borrón y cuenta nueva. No sé qué puede venir después de algo así la verdad. Pero creo que algo bueno que tenemos como banda es que tenemos el privilegio de poder colaborar con perfiles increíbles y muy diferentes entre sí. Hemos colaborado con Robert Smith, hemos podido tener a Matt Berninger de The Nacional, y hemos trabajado con Hayley Williams. Y, la verdad, lo que siempre nos motiva es hacer cosas que nos gustan, que sentimos, que son creativas. Y estoy muy agradecida de poder conseguirlo.

"Queremos hacer un montón de cosas, pero tal vez no podamos hacerlas cuando nos gustaría".

Volvéis a encargaros completamente de la producción del álbum. ¿Por qué no habéis apostado por productores externos esta vez?
Creo que sabíamos, haciendo referencia al título del álbum, que queríamos ser los auténticos protagonistas de este. Y, la verdad, es que me alegro de que fuera así porque todo esto ocurrió en 2020. Así que, aunque hubiéramos apostado por hacerlo todo en el estudio y de una forma muy diferente no habría sido posible de todos modos. Y bueno, no sé si decirte que nunca, nunca, nunca volveremos a trabajar con productores externos de nuevo. Pero creo que ahora estamos en un punto muy diferente de nuestras vidas y eso te marca creativamente a la hora de decidir qué quieres hacer. Con “Love Is Dead” aprendimos mucho de todas esas grandes sesiones de grabación y me encanta ese disco. Creo que, como te decía antes, representa muy bien esa sensación de no querer hacer lo mismo una y otra vez, de probar cosas diferentes. Lo que me parece muy interesante es que con este disco todo el mundo sienta que hemos vuelto un poco a trabajar como lo hacíamos antes. Cuando, la verdad, yo no me sentía así con todo el mundo dentro de sus ordenadores, solos en nuestras casas y en Zoom todos los días. Pero, sí es cierto que si hablamos de las letras volví a recuperar esa rutina de aislarme para componer, de estar sola en mi habitación y no hablar con nadie sobre ello. Sentía que este disco iba a ser muy personal e iba a marcar la trayectoria de la banda. Por eso, necesitábamos que fuera sólo nuestro y me alegro infinito de haberlo hecho.

Entonces, si tuvieras que describir qué es lo que más os importa ahora mismo como banda. ¿Qué me dirías? ¿Estás contenta con la imagen que proyectáis dentro de la industria?
Sí estoy contenta la verdad. Creo que es importante recordar que no puedes controlar cómo te ven y todo lo que escriben sobre ti. Pero, estoy orgullosa de poder mirar atrás, ver todo lo que hemos hecho, y que no me avergüence de nada. Nos hemos hecho un hueco que no existía y que no era el camino que se nos proponía seguir. Y ha sido increíble ver la acogida de los fans con “Screen Violence”, por ejemplo, tanto a nivel musical como con todo el universo que hemos construido alrededor. Cuando apostamos por este concepto para el disco tenía muy claro que quería hacerlo bien y que la gente sintiera que forma parte también de todas esas historias. Es un disco introspectivo y la gente evidentemente lo que más necesita ahora es escapar de todo. Pero, podemos llorar en nuestras habitaciones y disfrutar de todo ese escapismo en el lado más visual del proyecto. Me ha encantado hablar con la gente por redes sociales sobre nuestras canciones favoritas de The Cure, sobre nuestras películas de terror favoritas, sobre qué significa verdaderamente la figura de la “final girl” en el cine… Siento que estamos muy conectados.

Y bueno, para terminar, ¿tenéis pensado ya cómo queréis girar con este disco?
Tenemos muchas ganas de hacer planes para 2022. Es tan difícil, obviamente, con todo lo del COVID y todos los festivales con el cartel cerrado desde hace dos años. Queremos hacer un montón de cosas, pero tal vez no podamos hacerlas cuando nos gustaría. Pero sí, definitivamente estamos planificando todo muy bien porque creo que la gira es el siguiente capítulo para poder contar bien la historia del disco. Estoy eso sí un poco preocupada de que vaya a ser demasiada terrorífica para mí, para ser honesta. Por mucho que escriba todo sobre las películas de terror, que veo un montón de ellas, me dan un miedo tremendo. El otro día preparando parte del espectáculo me aterrorizaba tenerlo en el escenario y yo solo podía pensar en que al menos solo estaría detrás de mí y no tendré que verlo todo el tiempo. Pero sí, queremos llegar a todo el mundo, que durante dos horas podamos escapar de todo, no pensar en nada, dejarnos llevar y sentirnos increíbles. Nos gusta cuidar de nuestra gente y queremos crear una súper experiencia. Espero poder pasar por allí pronto, pero ya veremos.

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.