“Nunca es tarde, pero primero tendremos que despedirnos”
Entrevistas / Canteca De Macao

“Nunca es tarde, pero primero tendremos que despedirnos”

Archivo — 15-02-2017

Canteca de Macao van a estar despidiéndose por todo lo alto hasta el 11 de noviembre de este año. Ese día, marcado a fuego en la agenda,  pondrán fin a una larga carrera en lo que será su último show en el Palacio de Vistalegre de Madrid. De sus cenizas ya han salido nuevos caminos que recorrer, tal y como nos cuentan Ana Kuroba y Chiki Lora en esta interesante entrevista en la que repasan los años vividos con nuestro colaborador Miguel Amorós.

¿Qué cambió en el grupo desde que la primera maqueta fue todo un éxito en descargas hasta esta despedida?
Ana: Ha cambiado todo. Estamos en continuo movimiento. Hemos experimentado con distintos géneros, los miembros de la banda han cambiado, hemos evolucionado, hemos crecido, tenemos millones de experiencias vividas gracias a esto.
Chiki: Para empezar ahora tengo un hijo. Y si me apuras, 6 discos que son como 6 hijos también. Ha cambiado mi forma de escribir, mi forma de componer, de entender la música, de entender la vida, de entender “la industria”. Miro atrás y han pasado 14 años. He cambiado mucho, y he evolucionado gracias a Canteca de Macao, entre otras cosas.

“Nos lo están diciendo mucho. «Oye, ¿os separáis de verdad o es una estrategia de marketing?» Pues es de verdad. Así que este año va a ser increíble”.

De todos los músicos con los que habéis llegado a colaborar a lo largo de los años, ¿por quién sentís más cariño?
Ana: Todos han sido clave, pero yo tengo debilidad por el Langui.
Chiki: Yo creo que por mi Canijo, que le tengo mucho cariño. Aunque a veces, por las noches, me entran unas ganas locas de pegarle.

Y ya que estamos con elecciones de personas, vamos ahora a la de lugares. Canteca de Macao habéis girado por toda España y por una larga lista de países extranjeros. ¿En qué ciudades se os ha tratado mejor y en qué zonas os habéis encontrado con un público menos excitado con vuestra música?
Ana: Siempre hay gente que pone más cariño que otra en su trabajo. Eso ocurre en todos los lugares. Excepto en Euskadi.
Chiki: jajaja! Opino como Ana, como en Euskadi, en ningún sitio.

¿Que aporta Anita Kuruba a Canteca de Macao y qué aporta Chiki Lora?
Ana: Chiki aporta el concepto. Su frescura y su personalidad son el caldo de cultivo de Canteca. Él aporta su visión musical a la hora de construir los temas, sus influencias, su visión del mundo. Una voz rota que es característica y, sobre todo, su corazón y su alegría de vivir, lo cual ha sido clave para que la banda dure tantos años.
Chiki: Ana aporta realismo, visión, imagen, fuerza, templanza. Una voz limpia, suave y con mucha personalidad. Una manera de comerse el escenario única y de manera sincera, sin aparentar. Y por la parte que me toca, amistad y hermandad. La verdad es que hacemos un equipazo de la hostia, es lo que más rabia me da de todo esto.

En poco tiempo pasasteis de tocar en la calle a tocar en grandes festivales. ¿Eso no te “gira” un poco la cabeza?
Ana: A nosotros no. Lo vivíamos todo muy “al día”. Disfrutábamos muchísimo las giras y nos lo tomábamos como fiestas. La música era una herramienta.
Chiki: En su momento me la giró, porque era bastante tímido en el escenario. Ahora disfruto al máximo cada vez que toco en festivales y veo todo lleno de cabezas. Es una especie de droga…

En Catalunya siempre se ha hablado del mestizaje, en Andalucía ha habido muchas bandas, pero da la impresión de que no ha habido tanta unidad en la escena en Madrid. ¿Estamos en lo cierto o nos equivocamos?
Chiki: Eso no es lo que yo he vivido.

Bajo vuestra propia experiencia, ¿compaginan bien la creatividad musical y el ser un grupo asambleario?.
Ana: En nuestro caso, ha sido una seña de identidad. Aportar ideas entre todos por igual hacía que surgiera una mezcla inclasificable. Quizá más difícil de entender para la industria, pero muy sincera con nuestra realidad.
Chiki: Pues cada cosa tiene sus luces y sombras. Recuerdo la “época asamblearia” como una época dorada. Canteca era lo que era gracias a eso. Todos opinábamos y todas las opiniones se tenían en cuenta. Teníamos muchísima fuerza porque todos íbamos a una, aunque éramos un poco “locuelos”. Pero por otro lado a veces las reuniones se volvían un tanto largas. Desde hace un par de discos las decisiones las tomamos Ana y yo, y si te soy sincero, todo fluye mucho más rápido, aunque no sé si eso es mejor, pero por mi parte estoy muy a gusto así.

¿Cuesta ser consecuente con lo que se canta?
Ana: Cuesta ser consecuente en la vida en general. Cada vez nos lo ponen más difícil. Lo importante es ser honestos. Cantarle a lo que crees que debería ser el mundo es una forma de recordarlo todo el tiempo. En el ámbito de la izquierda y la reivindicación social es frecuente que se apunte con el dedo al compañero. Como si hubiera un juicio permanente de la cocherencia, un filtro implacable. Pero cada uno sabe lo que hace. Y nosotros estamos más que orgullosos de nuestra trayectoria. Elegir nadar a contracorriente ya es un grado.
Chiki: Cuesta ser consecuente con todo. Hay momentos en los que ya no sé ni quien soy. Supongo que lo del hijo me tiene un poco perdido. Pero una cosa sí te digo, cada canción es una foto de un momento vivido, y eso sé que fue único, sincero e irrepetible.

¿Lo de emprender carrera en solitario tiene algo que ver con que “decidir las cosas uno solo, o una sola, resulta más fácil”?
Ana: En mi caso tiene más que ver con tener otras inquietudes musicales muy lejanas a Canteca.
Chiki: En mi caso, es una manera de encontrarme a mí mismo. De sentirme de la manera más profunda y sincera. De conocer mis limites y vencer mis miedos.

Una vez que Chiki ya ha editado un disco a su nombre, ¿Ha sido un acierto cerrar la etapa de Canteca y emprender ese proyecto solo (pero bien acompañado)? Desde fuera del grupo siempre pensamos que Anita sería la primera en hacer un disco propio. ¿Ese será el siguiente paso?
Ana: Sí 🙂
Chiki: Yo no sé si es un acierto, pero la decisión se tomó porque era necesario. Creo que hemos cerrado esta etapa de la manera más honesta posible. Y cuidado con lo que viene de la Kuruba!!

Y para acabar, como decís que hacéis una gira de despedida pero de buen rollo, ¿al final será cierto que “Nunca es tarde” para que Canteca de Macao vuelva’?
Ana: Nos lo están diciendo mucho. «Oye, ¿os separáis de verdad o es una estrategia de marketing?» Pues es de verdad. Así que este año va a ser increíble. Cada nota, cada canción, cada concierto, cada escenario, cada hora de rula con los compañeros y cada fiesta postbolo.
Chiki: Nunca es tarde, pero primero tendremos que despedirnos. Y luego ya la vida nos dirá. Por lo pronto vamos a gozar de una gira maravillosa! Y de unos cuantos años de parón indefinido.
Newen!!

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.