“Si eres un artista cuyo objetivo no es ser el mejor, no quiero estar contigo”
Entrevistas / C. Tangana

“Si eres un artista cuyo objetivo no es ser el mejor, no quiero estar contigo”

Luis M. Maínez — 19-05-2020
Fotógrafo — Archivo

C. Tangana presenta ‘Bien:(‘ (Sony Music España/ 2020), su nuevo EP, tras el doble número uno de ‘Nunca Estoy’, una canción que reúne muchas de las virtudes que ya han convertido a Antón Álvarez Alfaro en una figura clave de la cultura española: la búsqueda de la originalidad, la ambición por superarse constantemente, la reivindicación de la cultura popular…

Hablamos con C. Tangana en un momento clave de su carrera de todo lo que le ha traído hasta aquí: sus influencias, el camino que ha recorrido en los últimos años, la industria y cómo entiende el trabajo artístico.

Enhorabuena por el doble numero 1 con ‘Nunca Estoy’ y la entrada en tendencias de las otras canciones que estaban por presentar: ‘Adelante_ruffdemo2016’ y ‘Bien:(‘, ¿qué significa esto para ti, el éxito con este trabajo, en este momento de tu carrera?
Muy contento de eso, de seguir sorprendiendo después de tantos años. Lo hablaba con Cristian, con Alizzz, el otro día: que es muy difícil mantenerse, y mantenerse proponiendo cosas nuevas después de 4 o 5 años con todos los charts, porque ahora los vemos normales pero cuando empezamos nosotros a meter temas en las listas y cuando empezamos con todas esta movida no era normal. No era normal estar ahí como estábamos. Y nosotros lo veníamos diciéndolo: la música urbana en España, lo que va a pasar, lo que vamos a hacer… y que 4 años después esté pasando todo esto que has dicho y que encima estemos inventando cosas nuevas y sigamos, pues la verdad es que es un orgullo, me siento muy orgulloso.

Me parece también interesante porque además de haber seguido el camino que seguías marcando estos años lo has hecho rindiendo homenaje a la cultura popular española. Tú eres un artista que siempre ha estado reivindicando el valor de la música popular y eso es la polla y luego, a la hora del lanzamiento, has metido la playlist en Spotify con todas las influencias que habías tenido, que es una cosa que no hacen muchos artistas cuando sacan las playlist relacionadas con los lanzamientos. Una forma de poner en valor a los otros artistas que te han inspirado.
Sí. Tiene que ver con que, en este caso concreto, hay cosas muy claras a las que rendimos homenaje. Está Rosario, está también el funk carioca que es algo muy poco nuestro y que usarlo es un homenaje, hay una canción de James Blake que inspiró mucho el tema de ‘adelante_ruffdemo2016’ que en principio íbamos a samplearla, hay un par de canciones de Kanye que son muy inspiradoras…. Rosario, por supuesto, el ‘Corazón Partío’, que son homenajes directos y al ser un trabajo así como experimental… Porque a mí me parece experimental, no conozco a nadie del pop que haya hecho esto. Después de 4 años haciendo singles y en una tendencia concreta lanzar esto y que salga así… Me parecía que era una forma de darle más profundidad también al EP, que son 4 canciones y a través de ellas hay mucho que contar… Una de las cosas que se me da bien es escribir. Fundamentalmente se me dan bien dos cosas: escribir y producir, tener la idea de mezclar una cosa con otra, dónde ponerla, cómo ordenarla…. Y creo que si ves la playlist te da como más sensación de trabajo. Para mí sube el trabajo que puedas pensar “¡Qué cabrón! mezclar esto con esto, poner esto con esto”. También tenia ganas de este tipo de playlist y para hacer el trabajo quería enseñarle a la peña lo que hay detrás.

“Sigo pensando que todavía se puede hacer mucho más con la música en nuestro idioma a través de los hits”.

Lo hiciste también con ‘Yelo‘ y con otros temas. También es un trabajo que es curioso en otros aspectos. ‘adelante_ruffdemo2016’… el mood que tiene es el de ‘Ídolo’.
Sí, es un descarte de Idolo, está hecho en 2016.

Y ‘Guille Asesino’ a mí me da la impresión de que tiene el tono más oscuro que podía tener la etapa ‘Avida Dollars’, aunque musicalmente no sea igual y ‘Bien 🙁‘ y ‘Nunca Estoy’ es una nueva fase en la que has experimentado y has hecho cosas nuevas y me parece guay que esté integrado.
Es justo lo que dices. Cada canción pertenece a una época.

Entonces me parece interesante que hayas incluido una colaboración con un artista como Nineteen85, que ha estado presente en grandes éxitos de Drake y a la vez con Rusowsky que es un artista español todavía minoritario… Y lo que supone eso. Últimamente hay voces en la escena urbana española pidiendo que los artistas que estáis arriba, que habéis triunfado, deis voz a los artistas jóvenes. Me parece que al final es que se quejan si no se les da voz a ellos en concreto, porque aquí si apoyas a un chaval joven y nuevo que hace cosas diferentes.
Siempre habrá gente que se queje y que te digan lo que deberías estar haciendo. Yo te puedo asegurar que a mí nadie me echó los cables que a yo estoy echando. Cuando yo estaba haciendo mi carrera y creciendo nadie me ha eché los cables que yo intento echar a la peña. Y no lo digo del rollo “soy supergeneroso y superbuena persona, miradme”; lo veo como un caso prácticamente egoísta. Si yo quiero que lo que está aquí funcione, yo tengo que hacer que funcione toda la escena. No puede hacerla funcionar uno solo. Yo llevo diciendo esto mazo de tiempo, que la salud de la escena te da salud a ti, pero una salud de la que no te tienes que preocupar. Puedes estar 6 meses, 8 meses, en tu casa sin hacer nada. Y si realmente tenemos una música fuerte en España, una buena música joven, si tenemos algo ahí, eso te va a dar trabajo a ti. Va a hacer que te enriquezcas, que tengas más influencias, que tengas cierta competitividad y que todo eso se mantenga, que siga yendo la gente a conciertos, que siga habiendo promotores, que siga habiendo marcas interesadas en todo esto y, tú, mientras, puedes estar en tu casa tranquilamente.
Cuanto más cuides la escena más te cuidas a ti. En Estados Unidos se hace así y los boricuas lo hacen así. La gente que yo creo que domina las dos industrias musicales más importantes lo hacen así: se coge a la gente que tiene talento joven y se sube hasta arriba del todo para que trabajen con los viejos, como el consejo de sabios (ríe) y eso hace que se refresquen y los viejos toman las ideas frescas de los chavales que ellos no han entendido, que no las tienen intuitivas… y los chavales cogen el aprendizaje de mazo tiempo, y la gente se junta en los estudios y todo el mundo curra con todo el mundo y la gente mezcla su talento. Se hace así la música, es la forma de hacerla, lo que pasa que aquí en España todavía no está. Hay muchos complejos y todas las historias estas con las que estamos desde hace tantos años. Creo que ya ha cambiado ese rollo y que los chavales están empezando a entender. Yo veo las generaciones jóvenes y me da mucho gusto ver lo que están haciendo y lo que intentan, y las ideas de colaboración y comunidad.
Es el talento. Yo llevo 4 años aquí y estoy embutido en cosas yo no tengo ni puta idea de TikTok. Hay muchas cosas que me pierdo, un montón de tendencias que no estoy en ellas y, de repente, llega un chaval que tiene ideas frescas y lo que más quiero es mezclarme con él. Lo tengo clarísimo.

El lema de “Música Triste en Español” me parece muy interesante y acertado porque además de reflejar el feeling del EP, tengo la intuición de que, en tu trayectoria, hay mucha “Música Triste en Español”. Muchas de tus letras, de tu mood, al final tiene una atmósfera o un mensaje de cierta tristeza. No hay muchas canciones alegres de C. Tangana como las que pueden estar sonando ahora en el reggaeton pop o el sonido Medellín, que son más alegres y despreocupadas. Que reivindiques ahora eso yo lo veo como parte de algo que está a lo largo de toda tu trayectoria.
Yo también lo pienso. Y si lo piensas, hasta los grandes éxitos, menos ‘Booty’ que es una canción completamente de fiesta y que la gracia mayor que tiene es el ritmo, la música, el beat y meter un fraseo “raper”. Aparte de eso no tiene más curiosidades así, como artísticas. El resto de temas son todos tristes: “No Te Debí Besar”,….

Viene y Va”, “Mala Mujer”,… tienen una movida triste
Total. ‘Mala Mujer’ es soy un perro llorando por las calles, sin alma. Es una bachata, un bolero o algo así. Siempre he sentido que eso está en mi música desde el principio. Y siento que “Música Triste en Español” es algo que me representa y que me va a representar. Es una de esas frases como “El Madrileño”, cosas que quiero representar y que me pueden llevar desde atrás hasta mucho más lejos. Por eso tampoco es el nombre del álbum, para mí es algo más grande.

¿Cómo ves, desde esta perspectiva tuya, el nuevo mood que hay en la música urbana, sobre todo en Latinoamérica? Aunque hay otros artistas como Darell o Jhay Cortez que siguen rapeando y demás, pero hay un mood que los grandes artistas como J Balvin o Bad Bunny han hecho, una especie de reconversión, y lo que transmiten en las letras es más clean. Algo diferente a lo que haces tú.
No lo sé. Sinceramente yo tenía puestas las esperanzas en J Balvin y en Bad Bunny, que han hecho por hacer todo un poco más alternativo o más interesante, que haya más propuestas en el pop… Pero sigo viendo que, a la hora de la verdad, no producen material realmente que sea nuevo o algo que me enloquezca. Siguen haciendo hits increíbles y han abierto la puerta a que lo alternativo pueda estar ahí arriba otra vez, pero no veo ese gran cambio.
Sigo pensando que todavía se puede hacer mucho más con la música en nuestro idioma a través de los hits. Tú ves un Justin Bieber o una Ariana Grande que están en el mainstream pop más fórmula, que trabajan con productores y songwriters increíbles de América y se sientan con Rick Rubin. Hacen cosas que realmente proponen, están dándole una vuelta para llevar las cosas un paso más allá y tener el respeto, no sólo de los números y la audiencia más básica, sino de la gente que está apostando por hacer cambios culturales. Y ese esfuerzo le da peso a toda la escena y hace que las cosas sean mucho mas duraderas. Hace que un single dure en rotación mucho más tiempo, que la gente se acuerde de los discos dos años después, y hace que tu visión o lucha sea por buscar cosas nuevas… También la gente mas joven va a buscar cosas nuevas y al final hacen mas grande todo. Y yo creo que es el momento en el que eso debe pasar en nuestro idioma, que creo que se está peleando para ir por ese camino, que las dos figuras que todo el mundo tiene claro que son las más importantes sean J Balvin y Bad Bunny quiere decir algo. Dentro de la escena, en el reggaeton pop son los más alternativos, así que algo creo que sí está pasando, pero todavía falta bastante.

La última vez que hablaste con Mondo Sonoro, fue para el lanzamiento de ‘Ídolo’ (Sony Music España, 2017) cuando hiciste la promo del álbum tú decías que veías tu carrera como que estaba al 70% u 80%… pero, unos meses más tarde, cuando lanzaste ‘Guerrera’ con Dellafuente, comentaste que esa canción había cambiado tu forma de entender la música y te había abierto más puertas para hacer música diferente. Que veías tu carrera de otra forma. ¿Tres años después cómo ha cambiado todo?
Yo me refería a que jamás pensé que en España pudiéramos colar un single como ‘Guerrera’ en la radio y en las islas de Spotify,. Pensaba que solo el reggaeton podía hacer eso y que nosotros estábamos más alejados del pop de OT como para poder hacer eso. Entonces, lo que quería decir con ese momento es que me abría muchas posibilidades. De repente empecé a pensar que las canciones, da igual de qué estilo, si lo haces bien y las sacas en el momento adecuado, si haces lo que hay que hacer y tienes un poco de suerte, pueden convertirse, da igual qué canciones sean, en una canción importante para la industria. Esa fue la mayor alegría que me dio así ‘Guerrera’. Eso y tener un éxito con Dellafuente a nivel nacional que era algo que yo quería hacer con él desde que lo escuché por primera vez.
Ahora mismo sigo pensando eso más que nunca: que no hay que tener miedo de lo que está pasando sino que hay que estar constantemente presente como he intentado estar en toda mi carrera y que hay que seguir trabajando y saber dónde estás y que si no estás en el foco no vas a tener la atención. No todos los temas guapos triunfan porque sí, no soy tan naif, hay un montón de peso de la industria, pero si tú trabajas suficientemente bien y propones algo que está guapo y bien trabajado va a acabar llegando lo que tú quieres, o el éxito que deberías tener o la profundidad, o vas a cambiar la cultura, pero va a acabar llegando. Si te pones con eso acaba llegando. Yo cuando salió ‘Guerrera’ pensaba que si no pegabas el reggaeton no pegabas nada.

Al respecto de la industria, parece que ahora todo el debate que ha habido en los últimos años acerca de “industria sí” o “industria no” se ha asimilado y se ha demostrado que era un debate vacío más. Mucha gente ya está dentro y funcionando dentro y haciendo cosas bonitas dentro.
Sí, pero ese debate mal llevado nos ha jodido una generación de artistas. Para mí, la escena urbana se tenía que haber llevado muchísimo más mérito. Tendría que haber tenido muchísimo más Rels B, aunque el también se posicionó en su momento diciendo que él estaba independiente y tal, para luego firmar con Sony. Pero él por lo menos tenía claro que algo tenía que hacer con la industria, tendría que relacionarse de alguna forma con ella. Pero hemos tenido 2 o 3 años que hasta que no ha llegado la gente de Operación Triunfo y se han puesto a hacer urbano (Aitana, Lola Indigo, toda esa gente) los éramos urbano y realmente teníamos el sonido y sabíamos lo que había que hacer nos hemos comido los mocos. Y toda la escena trap en España, que era pionera, todo eso se fue a la mierda, por las reticencias a la ambición, por el “si no lo haces guarro no eres real”, “no hay que intentar mejorar”, “no hay que intentar relacionarse ni acaparar ni conquistar”, “lo podemos hacer nosotros a nuestra bola”,… Y esa mentalidad le ha jodido a un montón de gente y les ha hecho no crecer. Ni a ellos ni a los chavales que les escuchaban.

“Fuera de España, me he encontrado el reconocimiento que yo pensaba que me merecía”.

Entiendo que tiene que ver con el desconocimiento, porque se ha llegado a pintar como un monstruo, como el diablo, y en realidad no le ha matado la carrera a nadie.
Había un momento en el que tenía todo ese poder, pero ahora, con la democratización, un chaval en su casa tiene bastante poder. Por el poder de influencia que tiene y las respuestas que tú puedes influenciar. Pero la respuesta en internet de, por ejemplo, una frase que dice un artista en una canción, una major no lo puede controlar. Entonces, entre eso y ser una persona que se lee lo que va a firmar y que procura que no le engañen, con esas dos cosas tu puedes funcionar en la industria. Yo también tengo problemas con la industria, no es un camino de rosas, es el puto mercado, la puta jungla. Pero igual que las calles para alguien pueden ser la jungla, hay otra pelea que hacer en la industria con tu pan y el futuro de tus hijos que está en otro lado. Y esa es la guerra que hay que librar.
El decirle a la gente “no hay que entrar ahí” es una estupidez, hay que estar ahí y cada uno que haga lo que quiera. Era lo que yo siempre he dicho. Si el dinero, el poder y la influencia están aquí no lo vas a conseguir en otro lado. Si quieres cambiar algo tendrás que ir al Congreso, si quieres tu dinero tendrás que ir al banco, pero lo de estar ahí en un garaje en tu casa intentando que nadie escuche lo que haces… Esa para mí era la movida pero ahora estamos jodidos también y tenemos que lidiar con mucha mierda y no puedo tener todo lo que quiera y a veces tardan en darlo.

En otras entrevistas hace tiempo comentaste que ‘Antes de Morirme’ funcionó porque salió en el momento justo que tenía que salir. Y es un poco lo que sucede en ‘Bien:(‘, se ha lanzado en el momento en el que tenía que lanzarse.
Eso es difícil hacerlo dentro de la industria y, muchas cosas, a mí, no me han permitido hacer lo que quería por estar dentro. De haber estado fuera podía haberlas hecho con un timing más preciso pero habría hecho menos cosas. Ahora tengo un presupuesto que tendría que poner de mi bolsillo…. Todo eso lo acepto pero bueno, yo pienso que en cuanto a los caminos, un camino posible está dentro, un camino posible está fuera, pero hay que negociar con ella y eso ha sido clave. Si quieres afectar y crecer y provocar cambios no queda otra.

Ya llevas cuatro años arriba. ¿Hay algo que anhelaras conseguir que luego hayas pensado que no valía la pena?
Yo soy un rallao. No me gustan las canciones una vez han salido, siempre pienso que podría haberlo hecho mejor… Pero ahora mismo es el punto de mi carrera donde más orgulloso estoy de mí, siento que es una constatación todo lo que he hecho que me ha traído hasta aquí, que puedo hacer esto. En otro momento te diría cosas malas de mi carrera, pero ahora me pillas en un momento que estoy grandioso, me lo creo todo.

¿Hay algo en lo que creas ahora que no creías antes?
La cuarentena me ha servido para ponerme en una dirección que antes me daba miedo tomar. El primer paso de esta dirección es este EP. Pensar que podemos plantear un single realmente alternativo y que sea un single “single”. Eso me daba miedo. Yo sé hacer canciones y hay toda una técnica, y ahora estamos en un momento de la tendencia que remite a estas técnicas y sacarte eso y posicionarte ahí es jodidísimo, pero lo vamos a hacer, es el camino que toca ahora.
También estoy contento porque, yo, siempre, fuera de España, me he encontrado el reconocimiento que yo pensaba que me merecía. Yo soy una figura alternativa dentro de la música urbana, muy alternativa, muy alternativa,…. Si tú le preguntas a alguien de Medellín, de Puerto Rico, de Miami, México,… Todo el mundo me reconoce como alguien alternativo, que es uno de mis grandes problemas a la hora de crecer, y en España tienen una idea de que yo soy un producto mainstream cualquiera, y perdóname que te diga pero no. No hay nadie en el mundo que me considere así. Solo en España, con el complejo que tenemos con el éxito y con los discursos esos esúpidos de la falsa humildad, de “te has vendido”… Pero ahora mismo me siento muy orgulloso de darle en la boca a la gente que ha pensado todo eso, Si tan fórmula soy, si tan mainstream soy, dime un tema que hayas escuchado como ‘Nunca Estoy‘ una sola vez en tu vida. Es una cosa más rara que un perro verde y ahí está.

¿Crees que esa disonancia entre España y fuera está muy presente en tu carrera? ¿Te marca a la hora de hacer movidas?
Sí. Hay caminos y códigos que yo he intentado que fueran fácilmente comprensibles por el resto de la peña, y aunque yo fuera “El Madrileño” no tirar por cosas tan cañís. Todo lo español y eso lo he metido de segundas y siempre he estado, si te fijas, en mi carrera: mis grandes colaboraciones siempre han sido con artistas que representaban lo español de una forma u otra, desde el principio: Rosalía, Dellafuente, Niño de Elche,….

A nivel visual también.
Es mi peli de siempre. Pero bueno, creo que sí que he intentado, eso, velarlo un poco y que fueran influencias que pillara la gente que tenía que pillar, pero hablarlo en un discurso más global.

La imagen que se ha quedado en el imaginario colectivo de C. Tangana es la de ‘Ídolo’, tú como persona individual, rodeado de un montón de cosas que tienen que ver con el ego, pero desde AGZ hasta el último reportaje en ICON, te has mostrado como un artista que trabaja en equipo y que se relaciona con gente.
Yo siempre he considerado que una cosa no quitaba la otra. Lo que hicimos en la campaña de ‘Ídolo’ estaba guapísimo y despertó la motivación de la gente de una forma distinta y que hizo que los chavales se creyeran que no había que estar en OT para hacer esto y que había caminos y que podías fliparte, que está bien fliparse. No pasa nada por eso, por creerte el mejor. No sé si la gente ve el documental de Michael Jordan (‘The Last Dance’, en Netflix). Ese tío se creía el mejor. Si eres un artista cuyo objetivo es estar en la mediocridad o no ser el mejor, yo no quiero estar contigo. Yo solo quiero estar con gente que se creen que van a ser los mejores del mundo y que van a cambiar la historia, que es algo que se entiende de una forma un poco más sencilla cuando una madre te dice “hay dos formas de hacer las cosas, hacerlas bien o hacerlas mal… Y para hacerlas pues hazlas bien”. Pues eso es fliparse, creerte que tú puedes hacer las cosas mejor que nadie e ir con esa confianza en ese aspecto creativo, y esas ideas las estoy defendiendo con ‘Idolo’. No digo que seas un egoísta loco que solo te preocupes por ti. Solo quiere decir que tienes seguridad en ti mismo y que vas a por todas con eso.
Siempre he sido un artista colectivo. En el rap siempre se iba con las crews y yo siempre tenia mi crew y he apostado porque haya un ambiente, una escena. En el rap, en el ambiente creativo de Madrid,… La gente con la que yo me relaciono hacen fotos, son estilistas, hacen vídeo, escriben… Todo el mundo, y abogo por eso, siempre he estado ahí, siempre ha estado presente. En la presentación de ‘Idolo’ había diez o quince artistas, con todos los que habíamos colaborado. Lo de ICON igual, con todo lo que hemos hecho. Sigo tratando de estar en contacto con otros, porque yo solo ni soy capaz de hacerlo ni mola.

“Poco a poco se irá entendiendo todo esto, espero no abandonar nunca ese aura interdisciplinar porque es lo que más mola de este juego”.

Veo en tu carrera un punto de inflexión. No sé si por el trabajo con Santos Bacana o por la influencia de recorrer el continente americano, pasas por una fase más cercano a lo hispano en América.
Sí. Santos Bacana es muy importante pero es una búsqueda que he tenido yo de quien soy. Te vas más lejos y te das cuenta de las cosas que quieres de verdad. Y cuando me puse “El Madrileño” era porque eso es lo que quiero ser. Viajando por el mundo te vas dando cuenta de eso, de dónde te cuenteras y dónde no. Desde luego, desde Santos y desde la creación de Little Spain, que somos María, Roge (Rogelio), Santos y yo, hay una apuesta total por eso. Pero es algo que yo llevo buscando desde siempre. Si tú miras mi carrera desde ’10/15’ siempre he estado interesado por lo español y cómo yo podía hacer eso con la cultura urbana.

Hay un intento de llegar al mundo desde lo propio, que es la forma que han tenido todos los artistas españoles que han triunfado en el extranjero: tirando de lo que uno conoce y llevándolo fuera.
Esa es la idea. Pero no es fácil saber lo que eres tú. Yo era un chaval que escuchaba rap en Madrid… ¿soy un cantaor de chotis?, ¿un rapero blanco que tiene que parecer negro?, ¿tengo que parecer un Eminem? o realmente el rap solo es una cosa y yo soy un cantautor de canciones normal, ¿tengo que abanderarme de lo urbano o tengo que irme por otro camino con todas las influencias que tenía? No es fácil decir quien eres. Cuando se habla sobre los artistas, de “él reivindica lo propio”, pues claro. Es afortunado el artista que se da cuenta de cuál es su perspectiva, cuál es su punto original, y a donde ningún otro puede llegar, porque ningún otro tiene esas influencias retrospectivas, porque ningún otro tiene el maná…, Ahí puedes sacar 12 discos y 13 pelis pero es difícil darse cuenta de eso. Es difícil saber quien eres tú y saber cuál es ese sitio único que nadie más puede ocupar, tu perspectiva… Yo todavía sigo peleando por encontrarla. Eso de lo propio no se sabe bien qué es. Porque a lo mejor para un catalán mestizo, ¿qué es lo propio? ¿la rumba o Serrat?

Has mencionado el cine que es algo que llevas mencionando un montón de tiempo, desde 2018, cómo crecía tu interés en el cine.
Bueno, he intentado decir que no soy solo un rapero, un cantante o un artista urbano. Y una de las cosas que me interesa claramente es el cine. Después, bueno… Ya veremos a ver que cosas pasan pero están ahí. El interés es demostrar que soy más de lo que estoy haciendo.

Respecto a esto, quizá, cuando el lanzamiento de ‘Ídolo’ había una reivindicación de artista multidisciplinar, pero en los últimos tiempos te has centrado más en lo musical. No sé si es una especie de “vamos a aprovechar el tirón y el tiempo y ya me pondré en 2,3 años con todo lo demás y ahora vamos a aprovechar lo que está sucediendo”.
En ‘Ídolo’ yo tenía unas ganas fuertes de que la gente interpretase toda la performance artística, me parecía muy importante. Es algo que intenté explicar y que no se entendió, algo que se entenderá en 5 o 10 años. Por mucho que se repitiese, que apareciera en la nota de prensa no entendían muy bien qué era a lo que me estaba refiriendo, pero yo creo que un trabajo como ‘Ídolo’, si lo ves con perspectiva, entendiendo lo que eso ha aportado a la cultura urbana en España…. Hay que ver lo que estaba pasando antes de ‘Ídolo’ y lo que está pasando después, si tú lo ves se entiende qué alegato era ese, y tenía muchas ganas de que eso se entendiera y quizá los sobrexplicábamos y desde entonces lo he dicho menos, pero se ha practicado igual.
Sigo teniendo como pequeñas intervenciones performáticas. Por ejemplo, presentar ‘Un Veneno’ con el Niño de Elche en Operación Triunfo, con esa letra y todo,… Eso es arte, algo que tiene que ver. Todo el numerito del Primavera Sound con la entrevista con Yung Beef y, en la misma entrevista, hablar de toda la movida del Rey y la música que salió con eso y relacionado con mi personaje, ese numerito que sigue formando parte… Pues eso es a lo que yo me dedico. Me hablas tú del cine y el cine y el mundo de la interpretación es eso mismo, y ahí seguimos con todo. Yo tenía muchas ganas de que se me entendiera al principio, y al final, si lo piensas en frío, lo que estaba haciendo no tenía la repercusión que yo me creía que tenía que tener. Poco a poco se irá entendiendo todo esto, espero no abandonar nunca ese aura interdisciplinar porque es lo que más mola de este juego.

El trabajo que ha hecho Bliss con el visual del álbum también es muy interesante y está bien reflejada la estética con el concepto de ‘Bien:(‘ y lo que hay detrás.
Sí, estoy muy orgulloso de ese vídeo. Es una idea de Santos, yo no lo quería hacer al principio… Él vino con la idea de que había que hacer vídeo para eso y yo le di… Al principio estábamos hablando sobre qué iba a ser, al principio iba a ser una figura estática… buscamos qué podíamos meter para qué tuviese miga, así salió que podía ser un futuro en el que las cosas no me van tan bien. Es una broma recurrente, que hago yo sobre todo, hablando con Cristian de las listas y de los números y de cuándo hemos tocado tope… Siempre tengo la broma de que en un par de años vamos a estar en Benidorm para los abuelitos y los niños en fiestas de cumpleaños en hoteles, y refleja un poco esa idea. Además Benidorm tiene algo especial para todos nosotros. Es una ciudad muy curiosa de la cultura española, y además es el lugar donde se conocieron… Bueno, no el lugar. La primera vez que se conocieron Roge y Santos y que hizo que yo conociera a Santos, porque yo solo conocía a Roge, fue porque Roge le comentó en una foto a Santos, en una foto donde aparece el edificio que tiene un hueco en medio….

La gente en YouTube ya está reconociendo influencias y comentando qué quiere decir toda esta movida y tal…
(Ríe) Pues es eso básciamente. Roge vio que Santos estaba en Los Angeles, y pensó “¿qué hace este castizo en Los Angeles?”… “le molan todas las cosas que a mí me molan y tiene mazo gusto….¿qué estará haciendo ahí?” Y le empezó a tirar hasta que le agarramos. Y la primera foto que le comentó es Santos en el edificio ese y le puso “¿Qué coño haces? eso es mi pueblo” y le dijo Santos “¿Pero tu pueblo es Benidorm?” “No, no, mi pueblo es Altea” y ahí empezaron a hablar de arquitectura, de movidas de esas, fotos… La primera vez que ellos dos se vieron fue porque Roge le dijo que viniese a ayudarnos en el vídeo de ‘No Te Pegas’, en Las Vegas, y ahí se conocieron ellos y me presentó a Santos. Una historia increíble, la contarán dentro de diez años. Cuando seamos una parte imprescindible de la cultura española, Little Spain, lo contarán. Habra documentales contando esa historia con mazo más mentiras, añadiendo por el camino ochenta cosas para que todo quede mucho más guapo.

La adopción del punto de vista femenino ‘Nunca Estoy’, ¿es una inquietud tuya que has sacado a través de la música o es un recurso artístico?
Las dos cosas. Es una inquietud mía personal, terapéutica por decirlo así, y por otra parte es un recurso artístico normal. Muchos escritores han escrito como si fueran una persona de otro sexo, otra edad u otra nacionalidad, todos los actores interpretan cosas que no son ellos… Con los músicos es más raro, pero Chavela Vargas también cantaba canciones en masculino. Es algo menos habitual, y me di cuenta cuando estaba escribiendo; pensé “esto no es habitual”. De hecho dije “joder, pero si lo cantase una chica sería la hostia” y pensé con Cristian quién podía cantar y me dijo “El mejor gol es que tú seas el que lo canta en femenino”. Y sí, tenía razón.

A la vista está. El uso reciente que estás haciendo con los videoblogs a la hora de puentearte la figura de los medios… No sé, ¿cuál es tu interés personal? no de jodernos a los medios, sino de hacerte responsable de tu propio discurso y cómo usas el videoblog como recurso reciente en tu carrera.
(Ríendose) No sé si lo voy hacer más a menudo. En ese momento cuadraba todo muy bien y no sé si lo podré volver a hacer. Al final eso no lo he hecho yo solo, lo he hecho con Rocío y no sé si todo esto lo podré hacer. Bueno, una colaboración más de mi lista de colaboraciones. Me parecía interesante porque yo no muestro mucho mi vida en Instagram y creo que era una forma guapa de darle un uso creativo a las redes sociales, que yo al principio las usaba mucho de forma creativa y me servían para generar conversaciones y debates y las usaba de forma inteligente. Con esto de que llega el TikTok y me estoy haciendo viejo yo no estaba tan ahí. El Instagram me dio una idea y creo que quedó bien, es una piecita de algo que a la gente le puede interesar, que no es pretencioso y conecta.

Ya que los medios estamos también ahora para crear discurso, si tuvieras que utilizarnos para decir cuál es el discurso de C. Tangana en este momento de su carrera, ¿cuál sería?
No lo pienso mucho, no creo que tenga el típico papelito que tienes pensado cuando vas a sacar un disco con todas las cosas que quiero contar para que se crean que yo soy así. Pero a toda la peña que no ha confiado en mí y que les estaba diciendo que yo era un artista clave, y que lo que quiero hacer era algo completamente distinto y que no habían visto en su vida pues, “os lo dije”. Y ahora ya no hay nadie que me lo pueda negar.

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.