“Las etiquetas nos pesan a nosotros más que a nadie y no nos molan nada”
Entrevistas / Anabel Lee

“Las etiquetas nos pesan a nosotros más que a nadie y no nos molan nada”

Alejandro Caballero Serrano — 05-03-2021
Fotógrafo — Elena Pastor

Anabel Lee, la joven formación de punk-pop de Terrassa, nos sorprendió el año pasado lanzando versiones de Marisol y Don Patricio adaptadas a su estilo. Ahora publican “Anabel Lee” (Ártica, 21), su disco debut, con once canciones entre las que se incluyen “Sobran defectos” o “Cabezas de cartel”.

Habéis publicado ya vuestro primer álbum “Anabel Lee”. En él encontramos once canciones con temáticas diversas, pero que se rigen por un mismo estilo musical. ¿Cómo ha sido el proceso de creación del disco?
(Víctor) Ha sido muy natural. La mayoría de las canciones que hay en el disco son las primeras que habíamos creado como banda, quitamos algunas y se compusieron otras expresamente para el disco. Incluso hubo una que se compuso en Madrid cuando estábamos grabando. Hemos dejado que nos saliera todo lo que queríamos contar para intentar que nuestra espontaneidad se palpara en el trabajo.

“Tenemos una filosofía de trabajo duro, suceda lo que suceda. Dijimos que, si caía una bomba nuclear, que era ya lo único que faltaba, nosotros íbamos a seguir trabajando”.

Vuestro productor, tanto del álbum como de vuestras canciones anteriores, es Carlos Hernández, quien ha trabajado con otros grandes artistas como Los Planetas o Sidonie. ¿Cómo describirías la producción de vuestros temas?
(Perdi) Nosotros teníamos los temas muy preparados, nos lo sabíamos hasta el milímetro, pero había cosas que estaban por perfilar. Había como un caos en varias cosas y Carlos afiló la punta de la lanza e hizo que todo fuera más directo, que funcionara mejor. Nos ayudó a ordenar nuestras ideas.
(Jordi) También nos ayudó a crecer muchísimo. Desde el primer momento él entendió nuestras dudas y vio lo que realmente queríamos hacer.
(Víctor) Teníamos las dudas de una banda amateur. Teníamos las canciones claras, pero no sabíamos si teníamos que apostar por un sonido o por otro, o si era el momento de hacer según que cosas… Él nos quitó todas estas tonterías de la cabeza y dijo: “vamos a explotar al cien por cien vuestra esencia”.

En el disco hay once pistas, pero ¿os fue fácil escoger los temas que tenían que ir dentro del disco?
(Perdi) Fue todo muy progresivo. Sí, algunas se quedaron descartadas por estilo o por temática, por lo que sea no acababan de cuajar. Pero fue fácil, algunas fueron surgiendo sobre la marcha, de repente en Madrid mientras grabábamos el disco se nos ocurrió un tema y lo metimos.
(Jordi) Es que nosotros fuimos una primera vez a grabar siete pistas, pero Carlos nos dijo “creo que esto no se puede quedar en siete canciones y que tenéis que volver con otros cuatro temas mínimo”. Y lo que hicimos fue encerrarnos en un local durante un mes.
(Perdi) Iban a ser siete, y nosotros ya compusimos ocho. Y después iban a ser solo tres y creamos cuatro (risas).
(Jordi) Sí, nos liamos un montón y terminamos haciendo once canciones cuando iban a ser siete.

¿Podremos tener “Anabel Lee” en edición física?
(Todos) ¡Sí!
(Jordi) Eso se está preparando ya.
(Víctor) Sí, va a salir en edición física y estamos a punto de anunciarlo.

Habéis hecho vuestro el lema “Ni indie, ni punk: Anabel Lee”. Justamente ahora hay mucho debate sobre los géneros musicales y vosotros no lo podíais reflejar mejor con esa frase, ¿creéis que está desfasado encasillar a los artistas en un solo género?
(Víctor) Sí, nosotros lo hemos notado. Tenemos muy pocos años de vida y en cuanto hemos aparecido en la industria, tanto a través del publico como de la prensa, enseguida han hecho mucho hincapié en encasillarnos y preguntarnos “¿Qué tipo de música hacéis?”. Y es una pregunta que nos compromete, porque nunca hemos pensado en encasillarnos en un tipo. Hay mucha incidencia, pero sobre todo entre “¿Hacéis punk” o “¿Hacéis indie?”. Al final, las etiquetas nos pesan a nosotros más que a nadie y no nos molan nada.

“La idea de las covers surgió por la cuarentena. Estábamos muy inactivos y necesitábamos hacer algo de música”.

Vuestra música nos evoca a sonidos de bandas británicas y, dentro del panorama nacional, a Carolina Durante o Triángulo de Amor Bizarro, por poner dos ejemplos. Pero ¿cuáles han sido vuestros referentes musicales?
(Perdi) Todos tenemos unos referentes bastante similares, sobre todo del Reino Unido de los ochenta, del punk. Pero nunca dejamos de lado la new wave, el post-punk, incluso grupos como Los Planetas.
(Víctor) Sí, nos movemos en diferentes influencias. Yo vengo más de un new wave como Joy Division o New Order. Pero también vengo de Los Burros o de los primeros discos de El Último de la Fila, que tenían un punto de punk oculto, de Los Planetas, Triángulo de Amor Bizarro…
(Perdí) Yo vengo más de The Clash, Stiff Little Fingers… pero, sobre todo, The Jam. Me han influenciado mucho.
(Jordi) A mí por ejemplo me ha gustado siempre el metal. Soy muy metalero, pero hubo un tiempo donde abrí fronteras y empecé a escuchar un poquito más de punk, de indie… Creo que eso es lo bueno, que cada uno venimos de un mundo diferente y hemos podido cogerlo todo y hacer lo que somos.

Os conocimos gracias a esas fantásticas versiones tanto de “Comprada” de Marisol como “Enchochado de ti” de Don Patricio. ¿Pensasteis en seguir sacando versiones o teníais claro que queríais hacer vuestras propias creaciones?
(Victor) Yo soy una persona que insiste mucho en hacer versiones, pero en local o en concierto. Me gusta mucho homenajear a bandas que hayan sido importantes para nosotros y llevarlas a nuestro terreno. Pero no estamos muy por la labor de grabar otra porque no queremos que nos encasillen en eso. Tenemos tres versiones y un disco por salir y si ahora grabamos otras covers parece que no tenemos nada que contar, cuando en realidad tenemos unas quince o veinte canciones en la recámara.

¿Os llegasteis a plantear meter las tres versiones que teníais ya hechas dentro del álbum?
(Pedri) No, la idea de las covers surgió por la cuarentena. Estábamos muy inactivos y necesitábamos hacer algo de música. Era muy arriesgado hacer un disco a distancia y dijimos de hacer una aproximación al público de lo que puede llegar a ser Anabel Lee con unas versiones. Las grabamos cada uno en su casa, fue un caos, pero moló un montón. Carlos Hernández se encargó también de la producción, pero estas versiones no estaban en nuestros planes.
(Victor) Exacto, dos semanas después de tener la idea ya las teníamos hechas. Fue muy improvisado, pero las sentimos muy propias porque las trabajamos muchísimo en casa y después se las pasamos a Carlos para que las terminara.

“Yo lo que quiero es ponerme al borde del escenario y ver como la gente se hace sangre. Y la gente sentada, no puede hacerse sangre”.

En una de estas realizasteis un videoclip animado vosotros mismos y repetís con el nuevo de “Deberías estar conmigo”. Pero el resto que habéis publicado han sido todos más convencionales. ¿Os planteáis publicar más videoclips animados o se van a quedar en una rara avis?
(Pedri) No queremos ser Gorillaz, no queremos ser unos muñecos animados. Pero queremos llevar nuestras inquietudes artísticas en base al cine a Anabel Lee y por eso probé con hacer animación en estos dos videoclips. Pero no creo que haya muchos más.
(Víctor) Tenemos muchas otras ideas para videoclips. Vamos a continuar estrenando videos de las canciones, aunque ya se haya estrenado el disco. Pero queremos explorar más cosas. Somos muy creativos y queremos continuar dando vida a nuestras propias ideas.

En un año horripilante para el mundo de la música habéis decidido llegar vosotros. Y la jugada os ha salido muy bien: finalistas del Vodafone Yu Music Talent; ganadores del Cases de la Música de Cataluña; habéis estado dentro de los grupos más votados del Mad Cool Talent; y publicáis vuestro primer disco. ¿Os imaginabais algo así cuando empezasteis a tocar?
(Víctor) No, no, la verdad es que no. Pero sí que tenemos una filosofía de trabajo duro, suceda lo que suceda. Dijimos que, si caía una bomba nuclear, que era ya lo único que faltaba, nosotros íbamos a seguir trabajando. Al final tienes la esperanza de que, si trabajas y te lo curras, vas a obtener resultados. No siempre se cumple esa máxima, pero nosotros tenemos la mentalidad de que si trabajamos duro y tenemos ilusión las cosas llegaran. Es como cuando pillaron a la Cifuentes robando y ella decía “¡Qué no he robado!” y le decían que dimitiera y ella que no quería dimitir. Un símil de esa carrera hacia adelante, “tú sigue hasta el fin” (risas).

Uno de vuestros grandes puntos fuertes es el directo. Cómo se puede ver en el de la Casa de la música de Terrassa dónde entregáis todo lo que tenéis, a pesar de la ausencia de público; y también en acústico en el Teatre Principal de vuestra ciudad natal. ¿Cómo planteáis vuestros directos mientras sigamos en esta situación? Porque precisamente vuestras canciones no invitan a quedarse sentado en la silla…
(Pedri) Pues es una mierda. A nosotros lo que nos mola es ver al público, que estén pasándoselo super bien y disfrutando del momento, pero de pie, no sentados. Ahora tener que retenerte en una silla y estar observándonos pues… al final nos hemos tenido que adaptar un poco, pero nosotros no queremos esto. Queremos guerra.
(Victor) De hecho, en el último concierto hubo gente que se puso de pie, cogió la silla y la levantó, los seguratas les obligaron a sentarse y comenzaron a discutir entre ellos… Nosotros tampoco queremos eso, pero claro, es lo que incita nuestra música. Hace poco me dijeron que tenían muchas ganas de que terminara la pandemia para que me pudiera tirar al público y no, yo lo que quiero es ponerme al borde del escenario y ver como la gente se hace sangre. Y la gente sentada, no puede hacerse sangre.

Y ahora hablemos del futuro. Habéis dicho que queréis explotar el disco al máximo publicando videoclips y que tenéis unas cuantas canciones guardadas, ¿os planteáis publicar esos temas inéditos en un futuro cercano?
(Víctor) ¡Sí! Ya podemos adelantar que en nada estamos grabando más canciones. No podemos decir cómo será, ni en que formato, pero vamos a entrar al estudio.
(Pedri) Esto no para, de hecho, acabamos de empezar. Al final lo que podemos decir es que vamos a seguir trabajando muy duro, vamos a seguir sacando temas y a ver si la situación mejora y se puede tocar en directo, de pie o sentado, por toda la península. Nuestras ideas es expandirnos más allá de Barcelona, tocar en otros sitios…
(Víctor) En salas, en casas okupa, en terrados de edificios, en fiestas privadas, pero no de pijos. (ríen)

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.