La tecnología nos ha permitido usar herramientas que ni imaginábamos para hacer música. Es el caso de 4Dboy, un proyecto musical cercano al drum & bass basado en los sonidos 8bits, creados usando dispositivos como gameboys.

Dos Gameboys, un teclado y un portátil. Es la final de un concurso de música en Cataluña. ¿Cuál fue la primera impresión de los que te escucharon?
Espero que les sorprendiera la propuesta ya que la sala se suele usar para eventos más bien de jazz, indie, folk o pop y exposiciones de arte.

¿Se asocia tu música a algo freak? ¿Cómo lo sientes tu?
Así es como lo he leído alguna vez en revistas o Internet… aunque la música Chiptune es muy popular gracias a los videojuegos. Siento que se categoriza por desconocimiento pero me halaga formar parte de algo que no es muy común.

¿Cómo empezaste a hacer este estilo de música?
Empecé cuando apenas aprendí cómo hacer música, aunque más que un estilo es una forma de hacer música. Hay colegas que hacen desde pop, punk, jazz, o dub a techno, EDM, hardcore o drum & bass usando tecnología de 8bits.

¿Cómo se puede hacer música usando una Gameboy?
Gracias a los ingenieros de Nintendo y personas creativas e inquietas amantes de la tecnología

A la hora de producir, ¿qué material usas?
Depende del género músical, pero suelo usar una Gameboy con el tracker LSDJ y un software como Ableton Live con un teclado MIDI o Cubase en un Mac con una tarjeta de sonido para grabaciones de audio y voz.

Tu sonido tiene mucha conexión con lo retro. ¿Te fijas en eso a la hora de elegir material para producir?
Si se trata de algo analógico sí, pero si se trata de algo digital me gusta que esté actualizado para que funcione correctamente. También me fijo en el diseño, la ergonomía y la usabilidad de lo que suelo usar para componer.

“Los sentimientos, las personas y lo abstracto también me influyen y queda reflejado en mi música”

Háblame del proceso creativo que sigues cuando haces música.
Suelo tocar el piano antes y durante el proceso creativo si lo tengo cerca pero también me gusta programar la armonía “a botones” en la Gameboy.

¿Qué influencias hay en tu música? Tanto musical como extra musical.
Toda la música me influye aunque no la suela escuchar habitualmente. Los sentimientos, las personas y lo abstracto también me influyen y queda reflejado en mi música.

Tu música sigue siempre unas mismas sonoridades. ¿Te sientes limitado a veces a la hora de crear?
Yo creo que es cambiante y cada proyecto nuevo puede ir por caminos muy variados aunque puede que cada artista tenga su estilo. La creatividad es ilimitada.

Tu música es muy colorista. ¿Ves la vida así, o vives en una realidad paralela?
Me gusta ver la vida en colores…las cosas simples en sí también son complejas y hacer tangible lo abstracto es artístico.

Hay otros géneros tan de moda como el grime que usan muchísimo los sonidos de los videojuegos retro. Ellos suenan más gris, real… ¿Cuántas posibilidades ofrece un mismo sonido?
Creo que el mismo sonido en contextos diferentes conforma y define el estilo y la tendencia.

“Es el inicio de una saga musical…algo así como el Makina Total o el Ibiza Mix”

Tu música tiene mucha relación con el jungle y otras músicas habituales en las raves. ¿Qué relación tienes con estos estilos y con el universo de las raves?
Me gusta la música que se puede bailar y divertirse en una fiesta accesible con un precio popular.

Acabas de publicar un nuevo álbum, “Wizard”. Háblame de él. ¿Cómo lo planteaste? ¿Supone una evolución en tu música?
Cierto. Es el inicio de una saga musical…algo así como el Makina Total o el Ibiza Mix. Por supuesto, los artistas estamos en constante evolución.

Qué estás planeando a corto plazo?
Prefiero que lo descubráis en Spotify o en Google Play Música…