Bleed Out
Discos / The Mountain Goats

Bleed Out

8 / 10
Carlos Pérez de Ziriza — 24-08-2022
Empresa — Merge Records
Género — Indie rock

Cada uno se lo montó como pudo. Unos, horneando pan. Otros, fomentando la conspiranoia en las redes sociales. Otros, dando la turra al prójimo con conciertos en los que regalaban su arte. John Darnielle se entretuvo durante aquellos meses (que no queremos volver a recordar) viendo thrillers de las últimas décadas. En algún sitio tenía que buscar la inspiración: 21 álbumes en 27 años no se escriben solos, y habría que desdoblarse por tres o por cuatro, gozar del milagro de la ubicuidad, para tener una vida que dé para tanto. El gótico sureño, algunos pasajes de la Biblia, el wrestling profesional, los juegos de rol, la enfermedad mental o los abusos infantiles son algunos de los asuntos de los que se valió en anteriores trabajos este escritor metido a músico (o músico con alma de escritor, lo mismo da), así que plantarse ante el televisor (o la pantalla del PC) y pegarse un atracón de películas en su casa de Durham (Carolina del Norte) con el común denominador de la venganza no parecía mala idea como coartada conceptual. Otra vez los claroscuros del alma, esta vez con cierto esquematismo hollywoodiense.

Y no lo es, ya que este "Bleed Out" es el trabajo más directo, carnoso, instantáneo, accesible, pop y a la vez rock (al menos en “Training Montage” y “Wage Wars Get Rich Die Handsome”) que ha publicado en muchísimo tiempo The Mountain Goats. Si no en toda su carrera, que repasar sus más de veinte colecciones de canciones para terminar de certificarlo es tarea de valientes. Una solidez también amparada por lo rodada que está su actual formación: Peter Hughes al bajo, Matt Douglas en teclados y otros cachivaches y el batería de Superchunk, Jon Wurster, aquí acompañados y producidos por la guitarrista Alicia Bognanno, de Bully. Suficiente para, junto a ese precioso decalaje que marcan los siete minutos de sereno cierre que es el tema titular, endosarle desde aquí ocho estrellitas a una banda acostumbrada (por su propia carencia de picos creativos: carrera regular y fiable, tan huérfana de batacazos como de obras maestras) a no rebasar las siete en las calificaciones que se le asignan en esta santa publicación.

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.