The Final Cuts
Discos / Marc Bolan & T. Rex

The Final Cuts

7 / 10
Redacción — 15-03-2007
Empresa — Edsel
Género — Pop
Fotógrafo — Archivo

Cualquiera de las cualidades necesarias para ser uno de los grandes se podría sintetizar con la siguiente frase de Godard (Jean-Luc): “Arte es cuando la forma se convierte en estilo”. Marc Bolan fue capaz de materializarse con frecuencia en el mejor, y cuando en 1977 murió en un accidente de coche nos legó su última gran obra. No tuvimos que verlo convertido en Elton John. En 1976-1977, Bolan, a punto de engrosar sin saberlo el listado de los desaparecidos antes de tiempo, maquetaba en Londres canciones alucinantes, empapadas de la vibración del rock’n’roll, el sustrato cosquilleante del pop y su amor por Gloria Jones. Bolan ama, Bolan es más Bolan, más real. La forma que se humaniza y se convierte en estilo, que diría Godard. Estos “cortes finales”, descaradamente work in progress, son la humanización última del dandy del inframundo. Borracho de amor, todavía lascivo pero dulce a la vez, y agradecido por amor, inspirado hasta el fin, como pocos lo están tras diez años inagotables y descendiendo la ladera de la aceptación popular. Bolan no llegó a cumplir los treinta y algunas de estas canciones (una pena) no conocieron su forma definitiva, pero aún así emanan el estilo de, sin dudarlo, uno de los mejores artistas pop de este mundo.

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.