MondoSonoro Discos

El décimo álbum de estudio del maestro indiscutible del power pop más clásico debería ser algo muy especial y en cierta medida lo es, pues devuelve a este artesano de las seis cuerdas a la actualidad musical tras el patinazo que supuso el álbum de versiones que protagonizó hace dos años con Susannah Hoffs de The Bangles.

Sin embargo “Sunshine Lies” no es un álbum fácil de domar a la primera y su luminosidad no es tan preclara como la de su predecesor, el excelente “Living Things”. Por esa razón y pese a moverse en las aguas habituales de su autor, es decir entre el power pop, la psicodelia, el folk, el rock y en ocasiones la melodía más almibarada, tiene un punto de crudeza que hace que escape de las concesiones más facilonas que dificultan su empaque a la primera. Pero si lo dejas rodar, el disco va creciendo y, si bien al principio, parece reducido a producto destinado a sus seguidores más incondicionales, las guitarras efervescentes y furiosas de temas como la rockera “Sunrise Eyes”, el solo memorable de “Room To Rock” o la clásica melodía power pop de “Flying” merecen mayor atención. El problema de Matthew Sweet es que ya no es un jovencito y siempre ha ido por libre, lo cual es un duro handicap para su popularidad, a pesar de sus buenas canciones y maneras.

MÁS SOBRE MATTHEW SWEET
Comentarios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y su experiencia al usarlo. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido. Para obtener más información sobre las cookies que utilizamos y cómo eliminarlas, ver nuestra Política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies