Sketches For My Sweetheart The Drunk
Discos / Jeff Buckley

Sketches For My Sweetheart The Drunk

8 / 10
David Oancia — hace 21 años
Género — Folk
Fotógrafo — Archivo

“Sketches For My Sweetheart The Drunk” deja, al digerirlo, un amargo sabor en la boca. La muerte el año pasado de Jeff Buckley, hijo del legendario Tim Buckley, interrumpió abruptamente su legado: un impresionante debut, “Grace”, un montón de demos grabadas en cuatro pistas y un disco producido por Tom Verlaine, de cuya versión inicial había renegado y que pensaba regrabar con Andy Wallace. Todos los ojos se volvieron entonces hacia su sello discográfico, expectantes por conocer cómo se iba a perpetuar esa personalidad de culto. Columbia, sin embargo, adoptó la mejor de las decisiones posibles: encargó a Wallace la remezcla de aquel denostado álbum y consiguió que la madre de Jeff y el ex-cantante de Soundgarden, Chris Cornell, escarbasen entre los cientos de horas de grabaciones caseras hasta conseguir completar este doble compacto.

En el primer disco, compuesto por las canciones antes rechazadas, es donde la desgarradora voz de Buckley provoca la fascinación de siempre, mientras que el segundo es una amalgama de mezclas originales y demos. “Sketches For My Sweetheart The Drunk” es, como el nombre sugiere, la traducción sonora de los esbozos de una pintura definitivamente inacabada… Y, precisamente por eso, escucharlo deja ese regusto de amargura y desazón.

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y su experiencia al usarlo. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido. Para obtener más información sobre las cookies que utilizamos y cómo eliminarlas, ver nuestra Política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies