“Sigue Sigue Spicnic”
Discos / V V. A A.

“Sigue Sigue Spicnic”

1 / 10
Redacción — 09-10-2007
Género — Pop
Fotógrafo — Archivo

Piensen en las películas buenas de Tim Burton, en Pepe Isbert y Gracita Morales viviendo en la misma escalera, a los chicos de Sigue Sigue Sputnik destrozando discos de Depeche Mode, a los protagonistas de la “La Naranja Mecánica” jugando a las canicas, a Joe Meek peleándose con sus teclados espaciales, y a Helen Love dando forma a sus sueños ramonianos, y tendrán una idea aproximada de lo que es Spicnic, uno de esos sellos irrepetibles que viven para ser amados por pocos y para ser ignorados por la masa.

Nacieron para poner en la calle la primera referencia de Los Intronautas, y acabaron publicando los discos de todos los proyectos surgidos alrededor de Terry Cuatro (Astrogirls, Meteoro, Alpino, Tornasol), y de otros visionaros del pop sin ataduras, sincero y honesto a rabiar, como Los Fresones Rebeldes, Charlie Mysterio y sus Caramelos, Parade, Los Muebles… Hasta lograron resucitar a Fernando Márquez el “Zurdo”, que volvió a la vida con Los Fantasmas del Paraíso. Spicnic es el sello por el que perdería el culo Lawrence Hayward (Felt, Denim) de conocer su existencia, y es la casa en la que se mira Austrohúngaro a diario. De culto es poco.

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.