Nighlife
Discos / Pet Shop Boys

Nighlife

8 / 10
Redacción — 30-11-1999
Empresa — Emi
Género — Pop
Fotógrafo — Archivo

Que cada nuevo disco de PSB provoca una expectación (mundial) es algo que no puede dejar de sorprender a aquellos que hace diez años se atrevían a declarar -con riesgo de ser lapidados- su amor por la banda. Ahora todo el mundo reconoce que ellos hace mucho tiempo que están ahí y que muchas de sus canciones forman parte de (muchos) de nosotros.

Posiblemente gracias a esa capacidad irresistible para conjugar los elementos más lúdicos de la cultura disco, con una visión melancólica e irónica sumamente sutil y profunda. «Nightlife», como indica su título versa sobre la vida nocturna y sus elementos: ambigüedad, drogas, sexo, clubbers, vampiros y desamores, noches de locura y tristes amaneceres. Expresado todo ello con colaboraciones como la de Rollo (Faithless), que regala su sello épico a temas tan potentes (y a la vez tan PSB) como «For Your Own Good» o «Radiophonic», así como en ese guiño a Bowie en «The Boy Strange»; como la de Craig Armstrong y sus cuidadísimas orquestaciones (cuerda y electrónica al unísono) que otorgan clase al dance evidente de «Closer To Heaven», así como el tono melancólico de «You Only Tell Me You Love Me When You’re Drunk», «Vampires» y el melodramático dueto Neil-Kylie Minogue en «In Denial»; y cuando buscan el sonido más disco se hacen acompañar del «rey», David Morales, que introduce su house de veinticuatro kilates en «I Don´t Know What You Want But I Can’t Give You Any More» y en «New York City Boy».

Ejemplos todos, en los que PSB vuelven a demostrar con su actitud irreprochable estar por encima de tópicos y de épocas, dejando otra vez tras de sí una estela de canciones imperecederas.

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.