Visionary
Discos / Nightcrawler

Visionary

7 / 10
Xavi Sánchez Pons — 28-03-2020
Empresa — Nightcrawler Music
Género — Electrónica

Tras ocho años de terror y de ciencia ficción sonora a ritmo de synth wave que han quedado inmortalizados en discos ya clásicos del género como “Bassferatu EP” (2012), “Metropolis“(2014) o “Strange Shadows EP” (2015), el leridano Nightcrawler se despide de la etiqueta que le convirtió en un músico de culto a nivel internacional para abrazar la electrónica más pura y visceral. “Visionary” es un salto natural a otros sonidos que no rompe de forma violenta con el pasado de George Gold pero que sí nos lo presenta con un concepto emocional y sonoro renovado: dice adiós a los mundos de ficción para concentrarse en el interior de la persona que lo ha creado.

Altamente influenciado por figuras de los noventa, los Faithless de “Reverence” (96), el Josh Wink de “Higher State of Consciousness” o los dos primeros discos de The Prodigy, el último disco de Nightcrawler, a pesar de ser el más personal de su carrera, tiene la vista puesta en la electrónica de clubs. Pepinazos como “Gain Therapy” o “Nemesis” podrían haber sonado perfectamente en los afterhours que los fines de semana abrían sus puertas en la Barcelona de 1997.

Más allá de esa carta de amor a los noventa con cacharrería digital de ahora, “Visionary” se completa con fugas sólidas a Depeche Mode y al futurepop, ahí está la estupenda “Catharsis”, y recuerdos al pasado reciente de Nightcrawler: el synth wave de aires pop de la muy Kavinsky “Depressive Ghosts” o ese excelente “Limbo” que cierra el disco y que recupera los beats terroríficos inspirados en el giallo italiano del “Bassferatu EP“.

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.