Disco
Discos / Kylie Minogue

Disco

8 / 10
Pablo Tocino — 17-11-2020
Empresa — BMG
Género — Pop

Como profetizando lo que estaba por venir y la necesidad que íbamos a tener de escapismo y de nostalgia por otos tiempos, parece que una gran cantidad de artistas más (Dua Lipa, The Weeknd, Gaga, Sam Smith) o menos (Róisin, Jessie Ware) mainstream se han puesto de acuerdo en recuperar el sonido de la música disco este año, aunque de distintas maneras. Ya sea escogiendo décadas concretas (Gaga y los noventa, The Weeknd y los ochenta), ya sea fusionando y actualizándolos (Dua Lipa) o, como en el caso que nos ocupa, entregando un álbum que casi podría haber firmado Donna Summer, pero no disparéis aún.

Seguro que muchos hemos pensado Madonna, déjate de biopics y saca un ‘Confessions 2’, porque la ocasión parece idónea. Pero, aunque la Ambición Rubia no parece estar por la labor, su casi-coetánea Kylie Minogue sí se ha decidido. La australiana ya había experimentado con los sonidos de “Disco” (no se ha comido mucho la cabeza) en el pasado, y aquí vuelve a demostrar que le sientan como un guante a una voz como la suya, capaz de decir la mayor guarrada del mundo sin dejar de sonar elegante. Kylie Minogue vuelve a trabajar con Sky Adams tras su trabajo en la producción de “Golden”, además de Duck Blackwell, Jon Green, Kiris Houston, Nico Stadi, PhD (responsables de, ojo, “Get Outta My Way”, y aquí del tema encargado de abrir el álbum, “Magic”), Biff Stannard, Teemu Brunila (también en “Magic”, además de en las estupendas “Miss A Thing” y “Real Groove”) y Troy Miller.

Con la excepción de los tres temazos citados, lo mejor de este trabajo (en el que lo peor es su nombre, sí, parece que le haya aconsejado Alejandro Sanz) viene de la mano de Sky Adams, con el que Kylie nos da tres temazos rompepistas como “Supernova”, “Where Does The DJ Go” y “Dance Floor Darling”, ese “Last Chance” que fusila a ABBA (y nos encanta), y dos bonus tracks que podrían estar perfectamente en la edición estándar: “Fine Wine” y “Spotlight”. Kylie consigue con “Disco” el que para su amigo Jake Shears y el resto de los extintos Scissor Sisters probablemente sea el álbum del año. Para tanto quizás no será, pero desde luego es su mejor trabajo de la última década –tendríamos que retrotraernos al magnífico “Aphrodite”–, y uno de los mejores de su carrera.

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.