Shine on
Discos / Highlights

Shine on

7 / 10
Kepa Arbizu — hace 3 años
Empresa — Autoeditado
Género — Hard Rock

Resulta ya inevitable no certificar la existencia de una escena vizcaína construida alrededor de los sonidos tutelados por el hard rock. La proliferación de bandas como Last Fair Deal, Los Brazos, Quaoar y otras cuantos más, constituyen una familia perfectamente avenida entorno a una mesa repleta de riffs afilados empleados con contundencia y clase. Como sucede en cualquier colectivo, en él se agrupan diferentes personalidades aunque todas entendidas bajo un hilo genealógico común. Precisamente otro de esos eslabones que constituyen este conglomerado es el cuarteto de Arrigorriaga Highlights, que se consagra ahora publicando su primer disco largo, “Shine On”, tras haber dejado ya un sugerente rastro con su EP “Storming the Gates” y sobre todo con la prestancia mostrada sobre las tablas.

En una clara intención por apuntalar y cincelar -sobre todo en la dirección de reforzar su diversidad- la propuesta expresada en su grabación en formato corto, y en lo que influye evidentemente haber contado de nuevo con el trabajo de Xanpe en la producción, la banda tiene claro, y así lo expresa musicalmente, que su ámbito pertenece a uno espolvoreado por el regusto clásico del género. Uno en el que sin embargo no es menos patente su intención por mostrarse bajo un perfil particular, hecho a base de, como no puede ser menos, buenas raciones de energía pero suministradas en un envoltorio elegante y dispuesto a derribar constricciones relacionadas con cualquier tipo de ortodoxia estilística y/o encastillamiento alguno.

Desde el primer momento, con “Still Calling” y su sonido guitarrero pero cargado de un poso nostálgico y callejero que nos pone en la pista de unos clásicos como Thin Lizzy, demuestran su actitud contundente pero para nada monolítica. Muy al contrario los vascos dan pequeños -por aquello de que no abandonan nunca del todo ciertos standards- saltos orientados en variadas direcciones. Y si no es extraño verles adentrarse en largas y rocosas carreteras a base de “Made To Be Me” y su boogie rock con paternidad de ZZ Top, o valerse de riffs con recuerdo a AC/DC pero transportados a un entorno pegadizo en “Resilience”, quizás puedan sorprender algo más en construcciones como “Taste the Flame”, en la que apuestan por unos ritmos más melódicos y contemporáneos. Tampoco les son ajenas a su influencia unas tesituras que dejan un rastro metalero, visible en “Proud of My Bad Luck” por ejemplo, o apoyarse en cadencias cercanas al blues y el funk a la hora de desarrollar su manejo de las seis cuerdas en “Prayin’ for Nothing”.

Probablemente en el álbum existan dos momentos muy significativos a la hora de romper su velocidad media, algo siempre de agradecer para apartar los peligros de la uniformidad. Uno de ellos es “Traveller’s Song”, en la que apuestan por el sonido acústico como contexto idóneo para filtrar un folk hipnótico con reminiscencias a Led Zeppelin; el otro es la final “Waiting for the Dawn”, que está relacionada directamente con una de esas construcciones habituales en cualquier trabajo de hard rock que se precie, nos referimos a un medio tiempo épico e íntimo que se alarga en el minutaje.

“Shine On” supone el disco debut del cuarteto Highlights, y con su hard rock de variados matices y ritmos han conseguido lo más complicado y quizás más importante en el desarrollo de una relación entre grupo y público: lograr que estos segundos queden (quedemos) convencidos y decididos a apuntar el nombre de la banda como esencial a la hora de seguir. Por el resultado tan jugoso ofrecido en esta primera píldora (larga), el flechazo es ya evidente, ahora solo consiste en cuidar esa relación y transformarla en irrompible, una labor que ya han hecho en gran medida con este paso inicial.

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.