Salvaje Oeste
Discos / El Lado Oscuro De La Broca

Salvaje Oeste

7 / 10
Raúl Julián — hace 7 meses
Empresa — El Genio Equivocado Discos
Género — Rock

El Lado Oscuro de la Broca publicó el año pasado el EP “Salvaje” (El Genio Equivocado, 18), que tuvo su continuación a principios de la presente temporada en “Oeste” (El Genio Equivocado, 19). Ahora los zamoranos aúnan ambas referencias en un bonito vinilo, “Salvaje Oeste” (El Genio Equivocado, 19), que distribuye los mencionados EP’s en cada una de sus caras y presenta así un total de siete temas reveladores acerca del actual momento del grupo.

La formación ha ido evolucionando pausadamente a lo largo de sus diez años de existencia y, sin perder esa personalidad convertida ya en valioso activo, luce una creatividad que presenta ciertas especificidades con respecto a movimientos previos. La base del asunto sigue localizándose en un sonido consistente y apocalíptico a medio camino entre shoegaze, indie-rock y post-punk, en donde pedales y distorsiones mantienen su papel protagonista y a la postre definitorio. Pero al mismo tiempo resulta palpable la inclusión del tercer guitarrista Diego Gonçalves, que aporta un matiz depurado entre la tormenta y hasta enriquecer el producto. Por su parte, la segunda novedad radicaría en las sensaciones contestatarias que acompañan a varias de las piezas seleccionadas. Si bien es cierto que la rabia visceral siempre ha sido focalizable en el seno del combo, ahora el mensaje aparece menos velado y apunta por ejemplo a la despoblación provincial en canciones como “La Golondrina” y “Nossa Senhora Da Luz”. En el elepé tampoco faltan piezas directas y agresivas marca de la casa que pasan directamente a formar parte del catálogo destacado del sexteto, caso de “Las Naves de Tolosa”, la arrasadora “Baila Chica Baila”, una “Con Estrella” deudora de Nudozurdo, o la versión del clásico la guerra civil “El Frente de Gandesa”.

La trayectoria de El Lado Oscuro de la Broca parece seguir un trascurrir natural, a ritmo propio y evitando presiones u obsesiones para exprimir a cambio los diferentes capítulos que surgen por el camino. Es así como consiguen sumar en positivo a cada paso, tal y como sucede con la media hora de música aquí prensada. Una odisea sin final a la vista, que les permite captar fieles para la causa a golpe de concierto o de lanzamientos como el reseñado, a la espera de ese giro definitivo del destino que los aúpe al lugar merecido.

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y su experiencia al usarlo. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido. Para obtener más información sobre las cookies que utilizamos y cómo eliminarlas, ver nuestra Política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies