MondoSonoro Discos

Edwyn Collins

En “Glasgow To London”, sexto corte de este disco, el veterano músico escocés rememora aquellos tiempos en los que el peregrinaje a la capital, con Orange Juice recién constituidos, era peaje obligado para escalar posiciones en la industria. Afirma en su letra que ahora mismo todo aquello ya le importa un carajo, y de hecho la canción – sustentada sobre unos sintetizadores muy sucios, por cierto – le sirve para ilustrar el camino inverso, el que ahora ha hecho mudándose del norte de Londres al norte de Escocia, cerca de esa Badbea que asoma sobre los acantilados de su costa este, histórica villa abandonada que da nombre al disco. Allí concibió este noveno álbum en solitario.

La precariedad con la que Edwyn Collins vocaliza algunos de los pasajes de su discografía desde aquel ictus que mermó su movilidad en 2005 es inversamente proporcional a sus ganas de vivir y de seguir haciendo lo que más le gusta, de una forma – además – más sencilla que nunca: componer canciones directas, disfrutar de los placeres simples, agarrarse a sus filias de toda la vida como a un clavo ardiendo. Eso no significa, ni mucho menos, que sea este un disco de una sola pieza. Ni mucho menos.

Tiene todo lo que un fan suyo debería esperar, pero además lo desvela con una diversidad muy saludable: su tradicional vivacidad northern soul (“It’s All About You”, “Sparks The Spark”), bonitas baladas (“Beauty”, “It All Makes Sense To Me”, “Badbea”), ese pop distinguido marca de la casa (“I Guess We Were Young”, “I’m Ok Jack”) y los churretones de electricidad distorsionada con los que colorea su fórmula, y que tienen su máxima expresión en la velvetiana (por cadencia y textura) e iggypopiana (por dicción) “I Want You”, y también en esa “Outside” que avanzó su contenido con una concisión a lo Wire y un final que parece deudor de los Buzzcocks, como si el propio John Maher (antiguo batería de los mancunianos, y autor de la foto de portada de este álbum) le hubiera instigado a ello. Su sello permanece reconocible en cada corte, claro. Y que dure.

MÁS SOBRE EDWYN COLLINS
Comentarios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y su experiencia al usarlo. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido. Para obtener más información sobre las cookies que utilizamos y cómo eliminarlas, ver nuestra Política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies