Eat Me, Drink Me
Discos / Marilyn Manson

Eat Me, Drink Me

6 / 10
Redacción — 04-07-2007
Empresa — Polydor / Universal
Género — Rock
Fotógrafo — Archivo

Del sufrimiento suelen nacer grandes obras, dicen. No parece ser el caso del reverendo Manson, que, apuntan personas cercanas al artista, está pasando por algo similar a una crisis de la mediana edad. De momento, y tras su ruptura con la diva del burlesque Dita Von Teese, el autor de “Antichrist Superstar” presume de nuevo amor, la actriz Evan Rachel Wood (“Simone”, “Thirteen”), en el cinematográfico y recomendable videoclip del single de adelanto “Heart-Shapped Glasses (When The Heart Guides The Hand)”.

El problema es que la pieza, de lo mejor del disco, hacía presagiar algo más. Su sonido presenta algunas novedades, con estructuras más esquemáticas y unas guitarras que sustituyen distorsión por brillo, como se puede comprobar también en “The Red Carpet Grave”, en la más glam “Putting Holes In Happiness” o en “They Said That Hell’s Not Hot”, otro de los pocos highlights del disco. El otro gran cambio, más evidente si cabe, es el carácter sosegado y deprimente de todo el álbum. Un objetivo a priori interesante –el de ahondar en el aire romántico-decadente de su propio universo- que desemboca, sin embargo, en una aburrida sucesión de medios tiempos reiterativos y autorreferenciales. “You And Me And The Devil Makes 3” y la rockera “Mutilation Is The Most Sincere Form Of Flattery” animan un poco el tramo final, pero tras la desangelada remezcla del primer sencillo uno llega a añorar la potencia de “This Is The New Shit” o la pegadiza “Mobscene”. Y eso es mucho decir.

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.