Brood X
Discos / Boss Hog

Brood X

7 / 10
Raúl Julián — 03-05-2017
Empresa — Bronze Rat
Género — Rock

Lanzarse a grabar un nuevo disco diecisiete años después de la anterior entrega –“Girl Positive Plus” (Toy’s Factory, 01)– es, a priori, una osadía meritoria por sí misma. Pero de sobra es sabido que este tipo de aventura también conlleva un evidente riesgo de desactualización y pérdida de toque que, en definitiva, puede terminar dibujando una caricatura a partir del perfil original de la banda en cuestión. Afortunadamente este no es, ni de lejos, el caso de Boss Hog, la formación liderada por la vocalista Cristina Martínez, quien acompañada de su marido Jon Spencer y compañía (Jens Jurgensen al bajo, Hollis Queens a la batería y Mickey Finn a los teclados), entrega un álbum capaz de mantener ardiente toda la esencia y sentido del grupo.

Y es que los norteamericanos continúan sonando explícitamente vigentes y expeditivos en esa mezcla de rock, garage y punk con ligero regusto bluesero. Una fórmula unificada bajo ese evidente (y agradecido) aroma remitente al movimiento Riot grrrl (y a bandas como Bikini Kill, L7 o Pussy Galore) gracias a la propia consistencia ejecutiva, pero sobre todo a través de la interpretación sentida, visceral y creíble de la propia Martínez. El quinteto norteamericano se muestra fuerte, en plena forma y solvente, con un álbum de diez temas -cortito y al pie- que funciona en ritmo y canciones.

“Brood X” (Bronze Rat, 17) es además un trabajo variado dentro de sus parámetros, que tan pronto entrega un single claro del tipo de “Black Eyes” como una pieza arrebatadoramente canalla como “Rodeo Chica”, o se cierra con una “17” que bien hubiese podido firmar la PJ Harvey más furiosa. Todo está colocado en su sitio dentro de la presente obra, fruto de la experiencia reconocida de sus miembros pero también de una fogosa intensidad puesta al servicio de la inspiración. El elepé se disfruta así con absoluta facilidad, dejándose contagiar por su mala baba, perdiéndose entre tejidos de distorsiones y sonidos claustrofóbicos, o gozando con unas maneras de lo más expeditivas.

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.