MondoSonoro Discos

Alex Cameron disco

El músico australiano Alex Cameron junto con su inseparable compañero y saxofonista Roy Molloy siguen perfeccionando su fórmula apegada a la figura crooner más resplandeciente. En esta nueva entrega apuestan por continuar con el legado de melodías vivaces y cierto punto de glam rock ochentero iniciado en su anterior “Forced Witness”, mostrando una mayor madurez y estabilidad en su vida personal. Dejando completamente atrás la cara más sombría y abstracta de su debut, está claro que este disco representa muy bien lo que supone la relación del músico con Jemima Kirke, sin olvidarse tampoco de reflejar los escenarios estadounidenses más decadentes.

Quizás debido a que el núcleo de estas nuevas canciones continúa la estela de su anterior trabajo, el factor sorpresa de los recursos empleados en forma de arreglos de viento queda relegado a un segundo plano y así facilitar un mayor peso de la carga melódica. A todo esto tenemos que unirle la buena combinación de honestidad brutal en los relatos y un cierto toque de humor con el que estar de vuelta de todo, logrando que canciones como “PC With Me” puedan transitar desde plano de emociones desbordantes hasta provocar una sonrisa. Una completa versatilidad que a estas alturas es un motivo de admiración, pudiendo tratar a fondo temas como el miedo al fin de una relación o las fricciones del día a día de la vida en pareja.

Al escuchar al completo el trabajo, lo mejor de todo quizás sea sentir como no va perdiendo fuelle por el camino, sabiendo cómo encontrar las transiciones perfectas entre los temas con clara vocación de single como la propia “Miami Memory” y los momentos más cercanos a baladas como “End is Nigh”. La capacidad existente para que todo resulte ejecutado con pausa, recreándose en arreglos ligeros pero de lo más resultones es lo que aporta el toque diferencial al disco, comprobando como todas las ideas mostradas sirven para edulcorar al conjunto sin sobrecargar la ornamentación.

Una faceta también sorprendente resulta la recta final del disco, donde el hecho de contar con Jonathan Rado destaca sobremanera, conduciéndolo todo hacia un formato de canción más cercana que nunca a la expresividad góspel. Así es como “Other Ladies” surge una vez más desde la voz interior más sincera, moviéndose poco a poco a través del cúmulo de experiencias vitales y el sentimiento amoroso para acabar en todo lo alto. Sin lugar a dudas una versión totalmente desconocida hasta el momento y que nos aporta agradables novedades con las que confirmar de una vez por todas como Alex Cameron ya juega en una liga superior.

MÁS SOBRE ALEX CAMERON
Comentarios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y su experiencia al usarlo. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido. Para obtener más información sobre las cookies que utilizamos y cómo eliminarlas, ver nuestra Política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies